suscríbete al boletín diario

Destacados

Un 60% de avance llevan estudios de ingeniería para pavimentar ruta hasta paso Pichachén

A priori, se estima que asfaltar los 56 kilómetros entre la localidad de Abanico y el hito fronterizo implicará una inversión superior a los 250 millones de dólares. Podría comenzar a materializarse por etapas, en el mediano plazo.


 Por Juvenal Rivera

Pichachén

Hace unos días les contamos de la firma del convenio definitivo para iniciar las obras de construcción del nuevo complejo fronterizo en el paso Pichachén, la única vía de comunicación terrestre de la Región del Biobío con Argentina (provincia de Neuquén).

Les explicamos que las faenas comenzarán en el tercer trimestre de este año, tendrán un plazo de ejecución de 18 meses e implicará una inversión que supera los 9 mil 158 millones de pesos.

De esta manera, se contará con recinto de más de 3 mil metros cuadrados de superficie construida que permitirá brindar condiciones óptimas para la atención de las personas que entren y salgan hacia Chile o Argentina desde el paso fronterizo situado al interior de la comuna de Antuco.

De esta forma, se está culminando con un proceso iniciado en enero de 1998 cuando se reabrió el paso fronterizo por primera vez, ocasión en que el funcionamiento del sistema aduanero fue en unos muy  precarios containers instalados a un costado de la avanzada de Carabineros en la zona.

Aunque la estructura fue mejorada con el paso del tiempo, en 2006 se dio un paso sustantivo al comprarse tres hectáreas a 20 kilómetros del hito, con el fin de habilitar un complejo aduanero que brindara las condiciones de seguridad y calidad de atención a los usuarios y personal que debe cumplir funciones en esa zona.

CAMINO INTERNACIONAL

Esta iniciativa es complementaria de una propuesta de mucho mayor impacto y envergadura: la pavimentación de los 56 kilómetros entre la localidad de Abanico y el hito fronterizo propiamente tal.

Al respecto, el director regional de Vialidad, Claudio Deney, explicó que se están llevando a cabo los estudios de ingeniería que establecerán, con todo detalle, el tipo de obra a ejecutar y los montos necesarios para que sea realidad.

Hasta la fecha, precisó la autoridad, dicho estudio lleva un 60% de avance, esperándose que las conclusiones finales estén a fines de año.

Debido a las características meteorológicas de la cordillera, esa labor se retomó a fines del año debido a que se debió esperar el fin de las nevazones.

También precisó que la ruta – que conectará la región del Biobío con el norte de la provincia de Neuquén – atraviesa el parque nacional Laguna del Laja, área que es considerada reserva mundial de la biósfera. Por ese motivo, hay una consideración especial en la construcción de la futura ruta a fin de resguardar el entorno ambiental.

A priori, se estima que la pavimentación de los 56 kilómetros entre Abanico y Pichachén implicará una inversión superior a los 250 millones de dólares y que podría comenzar a materializarse, por etapas, en el mediano plazo.

TRAGEDIA DE ANTUCO

Uno de los temas a abordar en esta etapa del estudio de ingeniería tiene que ver con la situación de los cenotafios, una suerte de animitas que se encuentran en el camino entre el refugio militar de Los Barros y el sector de la Cortina.

Son recordatorios de los lugares exactos en que murieron los 44 soldados conscriptos y un sargento segundo en la denominada tragedia de Antuco, ejercicio militar que culminó con dos compañías atrapadas en una tormenta de viento blanco en mayo de 2005.

Según el directivo del MOP, la consultora a cargo del estudio de ingeniería deberá reunirse con los parientes de los fallecidos para explicar el tipo de intervención que habrá en la zona y evaluar la posibilidad de reubicar los cenotafios o modificar el trazado de la ruta.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes