suscríbete al boletín diario

Destacados

La historia de tres alumnas angelinas que vencieron la conectividad para asistir a clases

Las alumnas que viven en Santa Bárbara, Alto Biobío y el área rural de Los Ángeles fueron destacadas por su establecimiento al demostrar que sus ganas de estudiar son más fuertes que la falta de señal en sus hogares


 Por Cristian Salazar

ROZMERY PAINE 3

Esta nueva etapa escolar en 2021 ha traído nuevos desafíos en materia educacional tanto para los equipos docentes, como así también para los alumnos que, debido a la contingencia sanitaria que afecta a nuestro país, han debido comenzar sus actividades de manera telemática, donde sólo a través de una pantalla pueden interactuar con sus compañeros y profesores, y donde las actividades se generan en línea, dejando de lado por el momento esas mañanas en el aula donde podían compartir en grupos e interactuar de manera presencial.

Por lo mismo, este mes de marzo mantiene a los estudiantes conectados desde sus hogares para el desarrollo de sus actividades en el área urbana, pero Diario La Tribuna en las últimas semanas abordó la compleja situación que viven establecimientos de sectores rurales en donde el presidente del Colegio de Profesores de nuestra comuna -a principios de marzo- aseveró que las clases virtuales no se podían desarrollar en sectores rurales de la comuna debido a la falta de conectividad de los establecimientos, lo que generaba que docentes se vieran limitados sólo a la entrega de guías de trabajo para los alumnos que viven en sectores apartados.

Pero si bien los establecimientos urbanos no presentan esta falencia, hay alumnos de colegios urbanos que viven en zonas alejadas de la provincia y que han visto en algo tan simple como conectarse a clases un desafío mayor y una prueba a diario debido a la falta de señal para poder desarrollar esta actividad de manera diaria. Por esto la escuela José Manso de Velasco en Los Ángeles dio a conocer en las últimas horas tres historias de alumnas del establecimiento que viven en sectores rurales y quienes, a pesar de los problemas diarios de conectividad, han salido adelante en sus responsabilidades estudiantiles y han demostrado un espíritu de superación que sorprendió a la comunidad estudiantil, quienes quisieron destacar sus historias en estos tiempos de pandemia.

AGUSTINA BALBOA: ACAMPA PARA LOGRAR CONECTARSE

Agustina Balboa cursa octavo año B y vive camino a Loncopangue, en el sector “El Avellano” a 30 kilómetros de la comuna de Santa Bárbara, donde la señal de telefonía es mínima. A pesar de esta dificultad para conectarse a clases, ella junto a su madre buscaron un lugar donde la señal fuera más potente, por lo que encontraron el único punto de conexión en un sector apartado, y donde para mayor comodidad de Agustina para poder llevar a cabo sus clases decidieron instalar una carpa y así resguardarse del frío viento cordillerano y el sol. El caso de Agustina es considerado un ejemplo de motivación y responsabilidad académica, por lo que es apoyada por su profesor jefe Claudio Álvarez y su educador diferencial Jeanpierre Sánchez, de quienes recibe la motivación y estímulo de manera constante.

Agustina Balboa y su madre

ROZMERY PAINE: TRANSCRIBE TODOS SUS TRABAJOS EN SU CUADERNO

Otra de las historias que destacó el establecimiento educacional es la de Rozmery Paine, alumna de cuarto años A que vive en el sector de Butalelbún, comuna de Alto Biobío. En este punto cordillerano de la provincia sólo pueden conectarse a internet para utilizar la aplicación whastapp, por lo que está impedida de ingresar al aula virtual de la plataforma del establecimiento. A pesar de esta barrera que le impide -por ejemplo- descargar material de trabajo para su normal desarrollo educacional, ella todos los días transcribe en su cuaderno todas las guías que sus docentes le envían al whatsapp, para luego desarrollarlas y enviarlas de regreso a través de fotografías y cumpliendo de esta manera con el material solicitado por sus profesores, demostrando constancia, responsabilidad y proactividad en sus actividades según sus profesores encargados, en este caso su profesora jefe Romina Novoa y su educador diferencial, quienes reconocen el arduo trabajo de la alumna.

IGNACIA TORRES: ACOMPAÑA A TRABAJAR A SU PAPÁ PARA CONECTARSE

Finalmente Ignacia Torres es alumna de séptimo año B del establecimiento y vive en el sector El Peral de la comuna, en donde también existen serios problemas de conexión móvil. Debido a esta situación Ignacia no se quedó en eso y decidió buscar una solución para responder académicamente en su escuela, por lo que acompaña a su padre desde las primeras horas del día a trabajar en su vehículo de una empresa de encomiendas Starken para poder acceder a señal de internet, y lo que le permite estar en clases virtuales. Este esfuerzo y sacrificio de Ignacia han demostrado la motivación y el compromiso por llevar delante su proceso de educación, a pesar de las adversidades, en donde recibe el apoyo y supervisión constante de su profesor jefe Ricardo Hormazábal.

Ignacia Torres

Finalmente el equipo directivo de la escuela José Manso de Velasco liderado por su directora María Soledad Saavedra felicitó a las estudiantes y destacó el compromiso y la responsabilidad que han demostrado, obteniendo un alto porcentaje de asistencia a sus clases virtuales, y donde dieron a conocer sus felicitaciones a ellas y sus familias por este ejemplo de superación en tiempos de pandemia.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes