suscríbete al boletín diario

Destacados

Seremi de Energía responde a protestas de comunidades rurales contra proyectos eólicos

La autoridad de Gobierno aseguró que las seis iniciativas en construcción cumplen con las normas ambientales. Sin embargo, dijo que las comunidades pueden acudir a la justicia, incluidos los tribunales ambientales.


 Por Juvenal Rivera

101, parque eólico

En las últimas semanas, las comunidades rurales de la zona poniente de la comuna de Los Ángeles han protagonizado protestas para oponerse a la construcción de nuevos proyectos de parques eólicos.

En territorios como El Ciruelo Sur, Las Trancas y La Victoria-Candelaria se han producido manifestaciones que han tenido el apoyo de representantes de El Sauce, El Roble de Candelaria, Las Violetas, Las Quintas, Los Robles, Millantú, Las Quilas, San Francisco y Santa Eufemia.

Los vecinos aseguran no haber sido informados sobre ese tipo de iniciativas de generación durante la tramitación de los permisos ambientales. También que los proyectos originales que fueron aprobados en su oportunidad, ahora son distintos.

Sin embargo, las quejas mayores se deben a la instalación de decenas de aerogeneradores de más de 220 metros de altura, algunos de los cuales están a menos de 200 metros de las viviendas.

Según los residentes, ese tipo de estructuras ocasionará ruidos molestos de manera permanente a los ocupantes de las viviendas, además de ocasionar interferencias en la señal de televisión, teléfono e internet.

Incluso, se ha acuñado el concepto de zona de sacrificio ambiental para referirse a la instalación de más de 250 aerogeneradores en el territorio situado hacia el poniente de la capital provincial.

SEREMI DE ENERGÍA

A propósito de todos estos planteamientos, el seremi de Energía de Biobío, Mauricio Henríquez, salió al paso para responder los cuestionamientos aunque admitió que faltó “entregar información de manera más oportuna a las comunidades cercanas”.

La autoridad dijo estar al tanto de los reclamos formulados por los vecinos, los cuales catalogó como inéditos. Sin embargo, reivindicó el potencial de generación eólica en la Región del Biobío desde el punto de vista de las energías renovables no convencionales, de las tecnologías limpias, la electromovilidad y el hidrógeno verde.

Sostuvo que en la zona “tenemos seis parques eólicos en construcción con un potencial de 600 mega watts en los cuales hay 50 comunidades aledañas”, con las cuales se ha procurado la participación ciudadana.

Sobre los cambios introducidos en los proyectos en ejecución respecto de los aprobados, Henríquez detalló que las iniciativas fueran visados hace cinco o seis años, tiempo en el cual “hay cambios tecnológicos, lo que se traduce en que hay menos aerogeneradores pero más altos”.

Abundó en el punto, precisando que cuando se incorporan dichas modificaciones “todos los proyectos deben pasar por una evaluación ambiental que se llama pertinencia en que se le pregunta al SEA si la modificación implica que se tenga que hacer el estudio completamente de nuevo o una parte. Lo han hecho todos los parques y han tenido que hacer consultas ciudadanas adicionales”.

Sobre la cercanía de los aerogeneradores, uno de los principales aspectos que han sido cuestionados por los residentes, explicó que “cuando se hicieron los estudios originales, esas casas no estaban”.

En ese marco, sostuvo que debido a la ausencia de un ordenamiento territorial, no se cuenta con una normativa que pueda regular esa materia.

Por lo mismo, sostuvo que “todos los parques eólicos en construcción están en regla, cumplen con la norma” aunque añadió que existe el camino de los tribunales, la Superintendencia del Medio Ambiente y el Tribunal Ambiental de Valdivia para hacer las reclamaciones correspondientes.

MEA CULPA

El seremi de Energía Biobío, Mauricio Henríquez, hizo un mea culpa respecto de la creciente ola de manifestaciones de las comunidades rurales de Los Ángeles en contra de dichos proyectos de generación.

“La Seremi, las empresas y la municipalidad debimos mejorar la información acerca de lo que se hace en el sector. Los beneficios y dificultades que tienen los parques eólicos que tienen un impacto pero es muchísimo mejor que otras alternativas, como los combustibles fósiles”.

“No hemos sido proactivos”, concluyó, aunque aseguró que está reforzando esa materia.

ZONA DE SACRIFICIO AMBIENTAL

El seremi consideró como muy desafortunado el uso del concepto de “zona de sacrificio ambiental” para referirse a la instalación de parques eólicos en el territorio.

“Es tremendamente irresponsable llamar así a una industria de este tipo. De qué contaminación estamos hablando. No es como en Ventanas u otros polos industriales. Esa es una afirmación que se tiene que ser capaz de argumentar”.

Hizo ver que los sistemas en base a la fuerza del viento no producen emanaciones de gases de efecto invernadero ni similares, que tampoco afectarían las napas subterráneas ni causen afectación en las aves y los ruidos están en el umbral de lo aceptado. “Hay más ruidos en la carretera”, añadió.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes