suscríbete al boletín diario

Destacados

Confirmación de plaga de termitas pone en alerta a vecinos de la población Las Pozas en Nacimiento

Después que estudios previos lo descartaron, análisis recientes del SAG determinaron que la plaga está en los escombros depositados por el municipio en un terreno cercano a la población donde viven unas seis mil personas hay indicios de termitas.


 Por Juvenal Rivera

WhatsApp Image 2021-03-21 at 11.48.19

Los vecinos de las cinco etapas de la población Las Pozas y de la villa Paolo Lastrego están en alerta máxima, luego que se confirmara la presencia de una plaga de termitas en los escombros depositados en un vertedero.

Es que los residentes – que corresponden al 25% de la población comunal – tenían sus reservas sobre los restos que fueron dejados por el municipio en un terreno contiguo cercano donde se pretende levantar una sede vecinal.

Las aprensiones surgieron cuando se conoció que parte de esos escombros corresponden a las viviendas de la población “Entre Ríos”, la cual fue una de las afectadas por la plaga de este insecto que ocasionó severos daños en las casas de madera.   

Es que 2003, las viviendas de las poblaciones Lautaro, Entre Ríos, El Progreso, Raúl Silva Henríquez, Cuarto Centenario y Nueva Vida – donde viven más de 4 mil 500 personas – fueron atacadas por las termitas. Tal fue la gravedad del problema que se han debido invertir cuantiosos recursos para un plan destinado a contener su propagación.

Sin embargo, los vecinos de la población Las Pozas, en el otro lado de la ciudad (por la salida a Santa Juana), fruncieron el ceño cuando supieron que en un terreno municipal contiguo se depositaron esos escombros, situación que se inició en noviembre del año pasado.

Los resquemores fueron respondidos por el municipio nacimentano que afirmó que dichos escombros buscaban ampliar el área en que se instalará una sede social y descartaron que esos restos de las viviendas estuvieran afectadas por la plaga. De hecho, un estudio elaborado por la propia corporación edilicia descartó la existencia de termitas.

Pero los vecinos no se quedaron tranquilos y pidieron análisis mayores. Un primer estudio del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) echó por tierra las dudas pero una segunda evaluación – realizada la semana pasada – no dejó lugar a dudas: hay termitas en esos escombros.

El problema es que ya se aprecia que las referidas termitas están formando colonias y abren galerías subterráneas. De ahí a las viviendas de la población Las Pozas hay escasa distancia.

VECINOS

La reacción de los vecinos no se hizo esperar. A través de una declaración suscrita por las organizaciones del territorio, expresaron su “malestar con el alcalde de Nacimiento y su plana mayor, pues vecinas de nuestro sector le hicieron llegar directamente, desde hace más de medio año, mensajes, fotos, audios y videos que exigían medidas al respecto, pero no dieron resultados”.

A su juicio, “nos sentimos pasadas a llevar, inclusive dañadas, debido a que, con posterioridad a las denuncias, el alcalde mantuvo su posición respecto a que no conocía de la situación, señaló que los restos no existían porque se habían quemado, y llamó a tener una falsa tranquilidad luego de que las muestras tomadas por personal municipal durante enero 2021 arrojaran negativo”.

De paso, aseguraron que “exigiremos que se tomen las medidas correspondientes a tiempo, poniendo el interés de la comunidad por delante, para no sufrir lo mismo que cerca de 6 mil vecinos y vecinas del sector Industrial o Estación han perdido sus casas irremediablemente producto de esta plaga. No queremos lo mismo para el sector Las Pozas, ni para ningún otro barrio de Nacimiento, por lo cual nos mantendremos activos, dando a conocer a la opinión pública las acciones y avances sobre la problemática que hemos sufrido nosotras, así como también cualquier actitud, omisión o falta de atención de la autoridad local al respecto”.

Desde el municipio, se informó que iban a entregar una declaración, la cual – hasta el cierre de esta edición – no se había entregado.

TERMITAS

La termita subterránea, cuyo nombre científico es Reticulitermes Flavipes, no mide más de un centímetro. Sin embargo, cuando se trata de una plaga, es capaz de causar estragos enormes e irreversibles en las viviendas de madera. Es que tiene una incontenible predilección por la celulosa, la misma que es arte consustancial de la madera.

La especie, oriunda de Estados Unidos, llegó al país en los años ’80. Primero se le detectó en la Región Metropolitana y después se expandió por la zona centro sur del país.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes