suscríbete al boletín diario

Destacados

La angelina que combate la pandemia en la primera línea desde Arica

La joven doctora ha creado métodos para llevar de mejor manera la crisis sanitaria que enfrentamos como sociedad y fue considerada por la revista “El Sábado” como una de los 100 jóvenes líderes de nuestro país en el 2020.


 Por Prensa La Tribuna

imagen nat

Natalia Sandoval Neira (34) terminó sus estudios de enseñanza media en el colegio San Rafael Arcángel de Los Ángeles. Fue puntaje nacional en la Prueba de Selección Universitaria (PSU) e ingresó a estudiar Medicina en la Universidad de Chile.

Ya egresada de la carrera, su primer trabajo fue en el pequeño hospital de Quinteros (Región de Valparaíso). Luego, por tres años, tomó la beca de especialización en medicina interna en el Hospital Carlos van Buren, de la ciudad de Valparaíso.

Tras terminar sus estudios, se trasladó a Santiago para trabajar en el Hospital San Borja Arriarán, donde conoció a su pareja, un ariqueño que la motivó a emigrar al norte del país para ejercer su profesión.

Desde octubre del 2019, Natalia es médica residente en el Hospital Regional de Arica, donde ha debido enfrentarse a la crisis sanitaria del coronavirus, liderando la creación de la unidad intermedia de pacientes con Covid, que organiza el trabajo y atiende a las personas con PCR positivo.

También encabeza la nueva hospitalización domiciliaria Covid, con la cual se culmina la recuperación de los pacientes afectados por la enfermedad en sus hogares, otorgándoles todos los equipos necesarios para terminar dicho proceso.

LABOR EN LA PANDEMIA

A inicios del 2020, cuando comenzaron los primeros contagios por coronavirus en el mundo, Natalia y algunos de sus colegas en el recinto asistencial ariqueño decidieron adelantarse a lo que se esperaba.

Por lo mismo, redactaron un protocolo de manejo interno para abordar de mejor manera la pandemia que comenzaba a expandirse por Latinoamérica, de manera de preparar al personal del hospital para la evidente crisis sanitaria que llegaría en algún momento a nuestro país. Esto permitió tener un elaborado plan de acción y actuar de mejor manera frente a la pandemia.

“Ante la incertidumbre de todo el equipo de salud, decidimos asesorarnos en diferentes aspectos para elaborar un protocolo, ya que, frente a tanta incertidumbre que existía, queríamos dar un poco de certeza a nuestro equipo”, comenta Natalia.

“Este protocolo –agrega– nos sirvió para aprender y prepararnos en cosas tan básicas como manejar la entrada de los pacientes con Covid positivo, el desecho de sus residuos biológicos o hasta el correcto uso de los elementos de protección personal de cada uno, que si bien ahora es común saberlo, en ese momento existían muchas dudas”.

El 3 de abril del 2020 llegó el primer paciente con Coronavirus al Hospital Regional de Arica y, tal como lo habían planeado, no hubo mayores complicaciones o desfases al momento de atenderlo. La doctora comenta que al inicio de la crisis sanitaria solo contaban con seis camas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Sin embargo, al aumentar los pacientes con coronavirus, las camas de atención críticas subieron a 30, dando un total de 94 camas habilitadas dentro del recinto. El Hospital Regional de Arica recibe a todos los casos activos de coronavirus de esa zona del país, ya que es el principal centro hospitalario, lo cual causó que la capacidad de las camas UCI estuviera constantemente en el límite.

Desde que se desató la pandemia, Natalia Sandoval es coordinadora de la Unidad Intermedia de Pacientes con Covid-19 y hospitalización domiciliaria Covid, labores que realiza en conjunto con su equipo de trabajo, formado por anestesiólogos, kinesiólogos, médicos generales, enfermeros y técnicos en enfermería, entre otros.

La profesional comenta que es indispensable la labor que ejerce cada uno de los profesionales al momento de atender a los pacientes que se presentan día a día. “Cada vez que atendemos a un paciente, le entregamos lo mejor de nosotros. Por mi parte, me gusta tratarlos y hacer lo posible por ellos, tal como me gustaría que atendieran a mis padres si se encuentran en la misma posición”, explica Natalia.

RECONOCIMIENTOS

Tras todo el trabajo del año que pasó, en enero pasado, la doctora procedente de Los Ángeles fue seleccionada como parte de los “100 líderes jóvenes del 2020” que elabora la revista “El Sábado” del diario “El Mercurio”, mérito que se le otorgó por su gran labor, liderazgo y vocación demostrada durante lo que llevamos de la pandemia de coronavirus.

Es que, al estar en el extremo norte del país, alejada de los otros centros hospitalarios, ante la falta de personal médico y especialistas en el recinto asistencial, ella logró liderar y en conjunto a su equipo, enfrentar la pandemia que nos afecta como sociedad.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes