suscríbete al boletín diario

Destacados

Canalistas valoran decisión judicial sobre eventual extracción ilegal de aguas en el río Laja

Para la organización de regantes, el dictamen de la Corte de Apelaciones abre la puerta a resolver el conflicto por el uso del recurso. Además, en los próximos días esa organización formulará una presentación al ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, pidiendo que la DGA se refiera a la controversia.


 Por Juvenal Rivera

Canales de riego (2)

El presidente de la Asociación de Canalistas del Laja, Patricio Guzmán, se mostró confiado en que la reciente resolución de la Corte de Apelaciones de Concepción, que ordena a la Dirección General de Aguas (DGA) a revisar la denuncia por extracciones ilegales del recurso hídrico sobre ese curso fluvial, permitirá aclarar la controversia sobre el uso de esas aguas.

La polémica se inició a raíz de una denuncia hecha por la empresa eléctrica Colbún y varias organizaciones en contra de la Asociación Canal Zañartu, a raíz de las extracciones de agua por sobre lo legal que realiza la entidad de regantes desde el mencionado río.

Sin embargo, en una resolución de la DGA fechada el 1 de octubre de 2019, se desestimó la denuncia pero la generadora insistió, esta vez ante la Corte de Apelaciones de Concepción por la vía del recurso de protección, con el propósito de invalidar la determinación del organismo público. Al cabo, el tribunal de alzada acogió dicho recurso y ordenó al organismo público revisar el fondo del reclamo.

Según Guzmán, ahora se podrá “aclarar definitivamente que los operadores del Canal Zañartu estaban extrayendo un caudal mayor al que le corresponde de acuerdo a sus derechos, lo que permitirá poner fin a dicha ilegalidad”.

El dirigente de los regantes afirmó que “hace mucho tiempo que los canalistas del río Laja hemos venido denunciando que los operadores del Canal Zañartu extraen una cantidad de agua superior a lo que les corresponde, según los derechos que administran”.

Por eso, en su momento habían expresado su extrañeza “la actitud de la Dirección Regional de Aguas frente a un hecho público y evidente, como era la extracción ilegal realizada en el Laja, de gravísimas consecuencias para los usuarios del río, a lo que se suman los obstáculos puestos por los operadores del Canal Zañartu para constituir la Junta de Vigilancia y mejorar la gestión de la cuenca”.

“Confiamos en que luego de este fallo judicial, la DGA acatará el dictamen y aplicará la ley en los términos establecidos por la Corte de Apelaciones, dictando una nueva resolución a la brevedad para poner término al uso ilegal del recurso agua, que perjudica seriamente a una de las cuencas más importantes del país y mantiene sin el caudal mínimo a un hito turístico nacional, como son los Saltos del Laja”, agregó Guzmán.

Además, anunció que como Asociación de Canalistas del Laja, en los próximos días formularán una presentación al ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, para pedirle que instruya a la DGA para que lidere el cumplimiento de la sentencia de la Corte de Apelaciones desde el nivel central de dicho organismo, “con pleno apego al derecho, para poner fin a la extracción ilegal de aguas del Canal Zañartu cuyos objetivos no han sido transparentados y que, además de provocar los perjuicios ya señalados a los demás usuarios, genera también un nocivo efecto medio ambiental al traspasar aguas desde una cuenca (río Laja) a otra (río Itata)”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes