suscríbete al boletín diario

Destacados

La historia del joven que pudo escuchar el sonido del viento

Implante coclear cambió la vida de Jonathan, un joven ciego y sordo que tuvo acceso a ese procedimiento médico gracias a la labor de la Unidad Otorrino del Complejo Asistencial de Los Ángeles.


 Por Juvenal Rivera

Coclear Jonathan Torres

Jonathan pudo escuchar el sonido del viento. Algo que es tan cotidiano, tan normal, tan común que ni siquiera le damos importancia, para Jonathan tuvo una trascendencia única en su vida.

Jonathan Torres tiene 29 años y desde que el mismo momento en que nació que no la ha tenido nada de fácil.

Fue un prematuro extremo, es decir, nació mucho antes de lo que debe ser. Tenía solo tenía seis meses y medio de gestación cuando decidió llegar a ese mundo. Era demasiado pequeño, demasiado frágil para hacerle frente a la vida.

Y, como suele suceder con bebés así, las complicaciones no fueron solo en el momento de nacer. Al cabo de unos años le diagnosticaron una retinopatía, afección que es propia de los bebés prematuros, cuya consecuencia es la ceguera total.

Y a la discapacidad visual, a los cinco años de edad se le sumó otra complicación: una sordera que paulatinamente llegó a ser total.

Pese a ser ciego y sordo, Jonathan ha salido adelante. Gracias a su enorme fuerza de voluntad pero también por el inconmensurable amor de una mujer que ha sido fundamental en toda su vida: Hayddé Vera, su madrina y cuidadora, quien se hizo cargo de él a poco de nacer.

De hecho, gracias a ella es que él ahora es un flamante masoterapeuta que, a falta de sus ojos, se guía por sus manos para proporcionar formidables masajes terapéuticos que ayudan a tratar enfermedades y lesiones.

Pero en su vida reciente hubo un cambio. Como una suerte de regalo de navidad anticipado, el pasado 22 de diciembre pudo volver a escuchar, como no lo hacía desde que cuando era un niño.

La historia de ese pequeño milagro en su vida se inicia en la Unidad de Otorrino del Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz”, donde un equipo de profesionales evaluó la condición auditiva de Jonathan.

Luego de varios exámenes, se tuvo la expectativa que podía recuperar la audición, aunque fuera un poco. Con eso en mente, fue llevado al Hospital “Guillermo Grant Benavente” en Concepción, recinto de referencia en esos asuntos, para ser sometido a implante coclear.

Tal como lo explicó la fonoaudióloga Javiera Soriano, esos los exámenes corroboraron que tenía el oído interno en buenas condiciones para adaptarle un dispositivo.

Luego, a través de la Ley Ricarte Soto, pudo recibir el implante. Ahora Jonathan está en pleno proceso rehabilitación.

Hayddé Vera, su madrina y cuidadora, destacó el gran avance para él en este proceso de recuperar su audición.

“Ahora ya puede escuchar palabras. Se nota que el oído izquierdo que es el que le implantaron le ayuda al oído derecho donde tiene el audífono. El otro día me dio una sorpresa porque dijo que escuchaba el viento y eso nunca lo había escuchado, son pequeñas cosas que alegran. También el sonido de un avión”, señaló emocionada.

La Unidad de Otorrino lo forma un equipo multidisciplinario del Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz” y hace cuatro años pesquisa y deriva al centro de referencia a aquellos pacientes con posibilidades de ser implantados. Los beneficiarios son principalmente niños (dos a tres por año), de acuerdo a las cifras de la citada unidad.

Los pacientes, posterior a la intervención, siguen en control en recinto asistencial, como es el caso de Jonathan Torres, quien está en permanente evaluación y rehabilitación, mientras sigue escuchando nuevos sonidos a su repertorio, como aquel que produce el viento.

MASOTERAPIA

Jonathan Torres atiende como masoterapeuta en calle Bulnes 893, en la ciudad de Los Ángeles. Es importante llamar al teléfono +56 9 4024 6765 para agendar la hora de atención con la correspondiente antelación.

¿QUÉ ES EL IMPLANTE COCLEAR?

El implante coclear es un dispositivo que capta los sonidos y los transforma en señales eléctricas, que estimulan el nervio auditivo, llevando la información hasta los centros auditivos superiores.

De esta manera, remplaza las células ciliadas dañadas y se puede recibir la información sonora.

Estas características convierten al equipo en una ayuda técnica de gran relevancia para quienes padecen esta discapacidad.

El principal beneficio de dicha técnica es abordar lo antes posible a los pacientes, para realizar un tratamiento oportuno que les permita revertir en distinto porcentajes su discapacidad auditiva, y desarrollar así la habilidad del lenguaje, trascendental en todas las etapas de crecimiento de las personas.

En la jornada de este 25 de febrero se conmemoró el día internacional de esta técnica que permite revertir algunos casos de discapacidad auditiva.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes