suscríbete al boletín diario

Destacados

El drama que enfrenta el comercio detallista de Los Ángeles

Pese a que pidieron abrir sus tiendas para aprovechar los días de mejores ventas en el año, los locatarios del radio céntrico de la capital provincial debieron permanecer con sus recintos cerrados por estar en cuarentena. Los próximos meses serán críticos.


 Por Juvenal Rivera

LIQUIDACIÓN POR CIERRE CARTELES LIQUIDACIÓN CIERRE /
Uno de los comercios históricos que cuelga el cartel de liquidación por cierre g. salgado

El viernes 11 de diciembre, justo al día siguiente de haberse comunicado que la comuna de Los Ángeles entraba en cuarentena por el aumento de casos de coronavirus, un grupo de comerciantes del centro de la ciudad salió a manifestarse.

Poco más de una decena de ellos se reunió en el paseo Ronald Ramm y con un simple cartel, advirtieron que se avecinaba un escenario demasiado complicado si no podían abrir sus puertas para los días en vísperas de Navidad.

Es que en esas jornadas es cuando los pequeños comerciantes de locales como boutiques, joyerías, tiendas de implementos tecnológicos, librerías, jugueterías, entre otros, tienen sus mejores ventas del año.

Sin embargo, la cuarentena total implicaba que ese tipo de establecimientos deberían permanecer cerrados por no ser catalogados como comercio esencial, categoría en la que entran los grandes supermercados que venden todo tipo de productos, no solo aquellos considerados básicos.

Diez días más tarde, con la cuarentena en plena vigencia, un grupo mucho más numeroso – cercano al medio centenar – salió a manifestarse, esta vez en la plaza de armas de la ciudad.

En el intertanto, enviaron cartas al alcalde Esteban Krause y al gobernador Ignacio Fica para que reconsideraran la situación y se les permitiera trabajar en los días previos a la Navidad.

Juan Cea Milla tiene una boutique en el radio céntrico de la ciudad, es una de las galerías comerciales. En esas manifestaciones, fue uno de los participantes y hasta ofició de vocero de las decenas de locatarios que, con desesperación, veían pasar los días sin la posibilidad de poder vender.

Pero nada de nada sirvieron las protestas y las cartas. En la semana pasada, todo siguió como siempre: los locales permanecieron irremediablemente cerrados.

Para Cea, ahora el futuro es problemático, e incierto: “la verdad es que el panorama para el comercio pequeño es incierto para el próximo año. Puede pasar cualquier cosa”.

De acuerdo a sus palabras, aunque muchos comentan sobre el cambiarse a las ventas en línea “nosotros sabemos que no es tan así. Con nuestras ventas vivimos, nos sirve para comprar nuestros productos y así nos damos vuelta todo el año. Si no hay ventas, esta dinámica se rompe y las consecuencias pueden ser catastróficas”.

“Lo que se viene ahora es que muchos comerciantes pequeños dejarán sus locales porque no pueden pagar los arriendos y volverán a la calle para seguir trabajando. Así de real es el panorama”, advirtió.

GRANDES SUPERMERCADOS

En paralelo, el vocero de los comerciantes locales hizo notar su “molestia y rabia de ver cómo se ha llevado la implementación de las medidas sanitarias de parte de las autoridades que permitió que los ganadores en las jornadas de Navidad fueron las grandes cadenas de supermercados”.

Para Cea, “no se entiende cómo nosotros, pequeños comerciantes, con locales con un aforo que no supera las 4 personas, estemos cerrados pero en los supermercados la gente se agolpe para comprar productos que no son esenciales”.

“Los grandes ganadores fueron los supermercados. Antes eso, no queda un sentimiento de frustración y rabia hacia las autoridades que no ven eso. No entendemos cuál es el fin, o frenar los focos de contagio o dar prioridad al comercio mayorista”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes