suscríbete al boletín diario

Destacados

Seremi de Energía: “Biobío tiene impresionantes condiciones naturales para la generación eólica y solar”

La autoridad regional, Mauricio Henríquez, destacó que la provincia “tendrá todos los tipos de energía que puedan existir por una condición de la naturaleza y geográfica”.


 Por Juvenal Rivera

IMG_20200922_085135

Fue en mayo de 1948 cuando se puso en marcha la central hidroeléctrica Abanico, la cual emplea la fuerza de las aguas del río Laja para la generación de energía.

Con el inicio de sus operaciones, se dio por inaugurada la época de las grandes plantas generadoras en la provincia de Biobío que utilizaron un recurso natural renovable para producir electricidad para todo el país: el caudal de los ríos que bajan desde la Cordillera de Los Andes.

Después vendrían las centrales El Toro, Antuco, Rucúe, Quilleco y Laja que emplean las aguas del mencionado río Laja. En el río Biobío se encuentran las plantas hidráulicas Pangue, Ralco, Palmucho y Angostura y están en perspectivas las centrales Rucalhue y Frontera, sobre el mismo curso fluvial, cuya ejecución debiera iniciarse entre 2020 y 2021. También están las centrales Peuchén y Mámpil, en el curso superior del río Duqueco.

Sin embargo, en la última década se ha producido la irrupción de dos alternativas de generación que también son naturales y renovables: las energías eólica y solar.

Es que los estudios realizados en la última década establecieron que en el valle central, entre Los Ángeles y Collipulli, se produce una especial condición geográfica.

Ese antecedente fue valorado por el secretario regional ministerial de Energía, Mauricio Henríquez, quien no escatimó en elogios la situación territorial: “es realmente impresionante las características geográficas y de riqueza natural de la provincia de Biobío”.

“Hay mil 500 megawatts de energía hidráulica y, al mismo tiempo, se están desarrollando cerca de mil megawatts de energía eólica en la zona desde Los Ángeles hasta Collipulli, en la Región de La Araucanía”, señaló la autoridad.

En el caso de la energía eólica, “tenemos condiciones de vientos que son privilegiadas a nivel nacional y mundial. Una capacidad que el desarrollo sea de muy buena calidad”.

A lo anterior se suman los desarrollos solares, que incluyen la planta puesta en marcha e inaugurada hace algunos meses en Cabrero, y otras iniciativas que se encuentran en distintas etapas y que suman 90 megawatts de potencia instalada”.

“Esta provincia tendrá todos los tipos de energía que puedan existir por una condición de la naturaleza y geográfica”, sostuvo la autoridad regional de Energía.

Sin embargo, también apuntó a que “la región del Biobío tiene la logística, en este caso los puertos, que permiten que hoy sea más factible invertir porque las palas llegan a los puertos de la región”.

CONSORCIO EÓLICO

Al respecto, también se refirió Alex Ramos, gerente general de Consorcio Eólico, empresa desarrolladora de proyectos con energías renovables cuya base de operaciones se encuentra en la ciudad de Concepción.

La compañía apostó hace más de una década por trabajar con iniciativas que usarán fuentes renovables, en particular, del viento, lo que ahora se concilia con los compromisos a nivel de Estado para reducir las emisiones contaminantes.

“Hoy más que nunca se hace necesario apresurar la marcha del proceso de descarbonización. Es por ello que Consorcio Eólico, y otras empresas del rubro están en busca de las mejores zonas geográficas, las que tienen ideales condiciones para producir energía no contaminante y allí llevar adelante proyectos que sean viables, cumpliendo siempre con la normativa energética, ambiental y social”, apuntó Ramos.  

A su juicio, el país “cuenta con condiciones privilegiadas para la generación de energía y creemos que el futuro es sustentable. Nosotros, primero en la región, y hoy a lo largo de Chile, nos hemos convertido en unos de los mayores desarrolladores de proyectos eólicos de Chile, país que es mirado con gran interés por empresas, en su mayoría extranjeras, que ven el potencial de desarrollo que estas tecnologías ofrecen en nuestro país”.

Aunque el potencial máximo aún no se puede estimar a ciencia cierta, el ejecutivo insistió en la importancia de llevar a cabo estudios “para determinar si un lugar es o no apto para producir el recurso. Son demasiados los factores a tomar en cuenta antes de iniciar el desarrollo de un proyecto. En Consorcio Eólico creemos que el potencial de la región es muy grande y desde hace años que estamos en este camino para aprovecharlo”.

Desde el punto de vista de la autoridad, destacó que tienen “un rol clave para posicionar las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) como una tecnología viable, económica, ambiental y socialmente, no obstante, aún queda mucho por hacer, pero creemos que vamos en la dirección correcta. Los principales apoyos que se puede recibir de la autoridad tienen relación los plazos para la tramitación ambiental de proyectos, pero también el desarrollo de la infraestructura de transmisión, debido a que las ERNC siguen teniendo dificultades para poder evacuar la energía”.

“Cada vez más en Chile, las autoridades han ido desarrollando y mejorando las políticas regulatorias y de apoyo a este tipo de proyectos. Nuestro país tiene una de las agendas más avanzadas en el tema de descarbonización en el mundo, y nuestro rol como empresas es apurarlo aún más”, añadió.

“Las autoridades deben mantener políticas claras y de fomento a la inversión en estos proyectos, lo que, sumado a una ley de cuidado y respeto al medioambiente y las comunidades, pueden permitir el desarrollo de este gran potencial que tenemos en Chile y en la región”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
Consorcio EólicoEnergías renovablesProvincia de BiobíoSeremi de Energía

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes