suscríbete al boletín diario

Destacados

Vecinos de sector El Ciruelo reclaman contra inicio de obras de parque eólico

Residentes aseguran que las consecuencias, mitigaciones y compensaciones por la construcción del parque Mesamávida no han sido informadas a la comunidad. Empresa responderá hoy miércoles a las inquietudes de los residentes.


 Por Juvenal Rivera

101, protesta contra parque eólico Mesamávida

Hace más o menos un mes que el permanente tránsito de camiones y maquinaria pesada despertó la inquietud de los vecinos del sector El Ciruelo Sur, zona rural distante unos 10 kilómetros al surponiente del centro de la ciudad de Los Ángeles.

De acuerdo a sus relatos, cuando comenzaron a hacer las consultas para saber qué estaba sucediendo, la respuesta les sorprendió: era el inicio de las faenas de un parque eólico.

Según Vilma Mellado, los residentes nunca antes habían escuchado de un proyecto de esa naturaleza en el sector. Vilma, que hace tres años se radicó en el campo que era de su abuelo, oficia de vocera para un grupo de 32 familias del sector El Ciruelo. La mayoría de ellos se dedica a actividades campesinas mientras que otros tantos alternan esa labor con el trabajo en la ciudad, aprovechando la cercanía con la capital provincial.

Por lo mismo, se comenzaron a reunir, hicieron más averiguaciones y buscando por Google, supieron que se trataba de un proyecto de la empresa AES Gener que, en su mismo sitio web corporativo, informa que considera aerogeneradores de más de 140 metros de altura con aspas de 70 metros. Es decir, la altura máxima debiera superar los 21 metros de alto.

También supieron que el parque eólico tuvo la aprobación ambiental en 2015, es decir, hace cinco años fue sometido a consideración de los organismos públicos relacionados con este tipo de iniciativas de generación energética. Incluso, se consideró a las juntas de vecinos cercanas en las jornadas de participación ciudadana. Sin embargo, ella asegura que los residentes de El Ciruelo no fueron informados en ningún momento.

De inmediato, por cierto, surgieron las dudas y preocupaciones. Incluso, se reunieron y desplegaron un cartel que dice, con grandes letras, “NO al Parque Eólico”.

La propia Vilma Mellado contó que hace una semana envió una carta a la empresa responsable de las obras en la cual le reclaman ser “invisibilizados, ignorados, postergados y vulnerados en todos los sentidos, ya que nosotros que vivimos al costado oriente del camino Q-530 justo al frente de donde se está desarrollando dicha construcción. Sin embargo, aún con esta realidad, no se ha propiciado ninguna instancia de participación ciudadana en la Evaluación de Impacto Ambiental con nosotros, siendo que somos los afectados directos y nos hemos visto involucrados involuntariamente dentro del entorno rural que están interviniendo”.

Entre las preocupaciones manifestadas por los vecinos, se encuentran los daños que podría sufrir el camino de acceso al sector, el cual fue asfaltado hace algunos años después de décadas de esperas y postergaciones. Lo mismo se aplica para las napas subterráneas que podrían verse afectadas por las excavaciones profundas de cada uno de los equipos.

También les inquieta la salud de las personas, especialmente de los adultos mayores y de quienes tienen problemas físicos, “al estar expuestas a las emisiones de infrasonidos que emiten los trabajos de construcción y posteriormente los aerogeneradores que constantemente van alterar la calidad de vida, bienestar físico, psicológico y emocional significativamente de ellos en particular y toda la comunidad en general”.

En suma, en la misiva se advierte que “el impacto ambiental al que nos están sometiendo es abrumador, la alteración del entorno natural en que vivimos con toda la diversidad de aves y fauna que nos acompañan en cada estación del año, no es lo único que nos preocupa, queremos tener claridad en qué va a suceder, no ser más ignorados ni vulnerados, somos ciudadanos con derechos y exigimos ser respetados”.

A su juicio, es importante que sean acogidas “todas nuestras inquietudes y demandas, ser escuchados, respetados como ciudadanos con derechos establecidos. Se deben generar los espacios necesarios de comunicación interacción y transparencia de todo lo que se ha llevado a cabo hasta el momento de manera irregular, necesitamos explicaciones claras, ya que no se aprecia la intervención de ningún organismo en velar por el bienestar de los habitantes de nuestra comunidad El Ciruelo Sur, ni mucho menos de comunicar lo que sucede”.

PARQUE MESAMÁVIDA

Hace poco más de un año, la empresa AES Gener anunció el inicio a la construcción de su parque eólico, Mesamávida, el primero de una serie de iniciativas similares que la compañía construirá como parte de su plan de crecimiento.

De acuerdo a lo informado en La Tercera por Ricardo Falú, gerente general de AES Gener, el proyecto va en línea “con nuestra misión de mejorar vidas acelerando un futuro energético más seguro y sustentable y con nuestro compromiso de descarbonizar la matriz energética chilena”.

Mesamávida, de acuerdo a la empresa, tiene una potencia instalada de 60 MW y contempla la instalación de 13 aerogeneradores de fabricación alemana.

Sin embargo, según la información publicada por el Servicio de Evaluación Ambiental de la Región del Biobío, el proyecto aprobado en 2015 consideraba por 43 aerogeneradores de 2,4 MW de potencia cada uno, logrando así una potencia máxima instalada de 103,2 MW.

Además de la iniciativa situada en las cercanías de Los Ángeles AES Gener construye otro proyecto del mismo tipo, llamado Los Olmos, que se ubica en la zona rural de Mulchén.

EMPRESA

La empresa AES Gener, a través de Cristian Yantén, especialista en Relacionamiento Comunitario y Comunicaciones, informó que en la jornada de este miércoles enviará un comunicado respecto de las inquietudes planteadas por los vecinos del sector El Ciruelo.

De hecho, aseguró que en la tarde de este martes se iba a reunir con Vilma Mellado, la vocera del grupo de familias de ese territorio.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes