suscríbete al boletín diario

Destacados

Senador Harboe y robo de madera en macro zona sur: “es evidente que hay crimen organizado”

Según el legislador, “aquí hay gente que quiere mezclar las reivindicaciones territoriales de los pueblos originarios o de mapuches con el robo de madera. Cuando ve a las personas vinculadas con estos hechos, observa que nada tienen que ver con las comunidades indígenas. Lisa y llanamente se trata de un delito”.


 Por Juvenal Rivera

WhatsApp Image 2020-09-03 at 12.02.11

El senador del PPD, Felipe Harbe, aseguró que en el robo de madera que afecta a la macro zona sur, “es evidente que hay crimen organizado. Son verdaderas mafias que tienen organizado todo un sistema criminal”.

De esta manera, el legislador se refirió al reciente operativo de carabineros en la provincia de Arauco – una de las zonas que representa – el permitió detectar e incautar a seis camiones que transportaban madera con guías falsas. Además, uno de los conductores fue detenido bajo los cargos de uso malicioso de instrumento mercantil. 

A juicio de Harboe, existe una red integrada por “quienes amedrentan a los trabajadores y las comunidades que viven cerca de los predios forestales, otros que se dedican a la tala ilegal y otros que transportan ilegalmente con la falsificación de órdenes de despacho, de facturas”.

Para el senador, “aquí hay gente que quiere mezclar las reivindicaciones territoriales de los pueblos originarios o de mapuches con el robo de madera. Cuando ve a las personas vinculadas con estos hechos, observa que nada tienen que ver con las comunidades indígenas. Lisa y llanamente se trata de un delito”.

En virtud de lo anterior, el senador argumentó que “se requiere aumentar la penalidad y la capacidad de inteligencia que esté enfocada en identificar a quienes lucran con esta verdadera mafia. Le país no puede tener contemplaciones. El robo de madera es tan grave como el tráfico de armas o de drogas. Se requiere más investigación y más inteligencia y, sobre todo, de obtener condena”.

Además, puso acento en que cuando se detecten casos de facturas falsas, es importante que el Servicio de Impuestos Internos se querelle para perseguir los delitos tributarios. “Si se falsifican instrumentos públicos, como las guías de despacho, debe haber persecución penal. Mientras se aumentan las sanciones al robo de madera, es importante que tengamos la capacidad de sancionar con mayor fuerza este tipo de delitos”.

Felipe Harboe sostuvo que “hay quienes desde Santiago o Concepción miran para el techo con este mismo tipo de delitos. La pregunta es tendrían la misma reacción si les roban desde sus casas. Cuando uno ve ciertas opiniones con una mirada más laxa sobre lo que sucede, restándole importancia, siempre les pregunto qué pasaría su entra un camión a su casa y les roba las cosas del livig, del comedor. Esto es lo mismo que sucede en algunos lugares”.

Harboe remató afirmando que Chile “no se puede acostumbrar a esos niveles de inseguridad. La seguridad debe ser un derecho, independiente del gobierno de turno. Todo habitante de la república debe tener derecho a vivir con seguridad y en paz”.

CONTRATISTAS FORESTALES

Al respecto, René Muñoz, presidente de la Asociación de Contratistas Forestales A.G., en declaraciones a El Líbero, sostuvo que la detección de los camiones en Arauco con madera robada “es potente y una señal para quienes se dedican al robo de madera. Las policías están actuando y eso era lo que nosotros pedíamos desde hace mucho rato”.

“Nosotros creemos que este tema se masificó, finalmente. Carabineros, las policías y las fiscalías están tratándolo como debió hacer siempre: con la premura, con la anticipación y con la dedicación que esto requería; porque nosotros tenemos certeza de que con esto se financia a los grupos violentistas”, añadió.

Explicó que justamente los pequeños y medianos empresarios que operan para las empresas forestales las principales víctimas, pues sufren ataque a sus trabajadores y destrucción de su maquinaria.

Muñoz enumeró que hasta mayo de este año como resultado de estos hechos se han destruido 581 equipos de trabajo y se han perdido 2.000 empleos. Dice también que existen 4 regiones comprometidas (Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos) y 35 comunas afectadas.

Además, detalló cómo opera el delito: “los responsables sacan la madera del predio y luego llegan a un punto en donde ‘blanquean’ la madera con guías de personas que están autorizadas para vender. Efectivamente, se produce esa cadena de comercialización, por lo que creemos que hay que atacar el problema de fondo: hay alguien que compra y alguien que vende. Hoy se está atacando la parte del que vende, pero también es interesante que se vea la parte del que compra”.

DATOS

De acuerdo a los datos la Corporación Chilena de la Madera (Corma), el robo de madera es un mercado que mueve entre 15 a 20 millones de dólares anuales. Además, en 2019 se estima que hubo un aumento del 60% en esta actividad ilícita.

Según la misma entidad, en la Región de La Araucanía una de cada cuatro familias está vinculada a la actividad forestal mientras que en el Biobío es una de cada seis.

De esta manera, el legislador se refirió al reciente operativo de carabineros en la provincia de Arauco – una de las zonas que representa – el permitió detectar e incautar a seis camiones que transportaban madera con guías falsas. Además, uno de los conductores fue detenido bajo los cargos de uso malicioso de instrumento mercantil. 

A juicio de Harboe, existe una red integrada por “quienes amedrentan a los trabajadores y las comunidades que viven cerca de los predios forestales, otros que se dedican a la tala ilegal y otros que transportan ilegalmente con la falsificación de órdenes de despacho, de facturas”.

Para el senador, “aquí hay gente que quiere mezclar las reivindicaciones territoriales de los pueblos originarios o de mapuches con el robo de madera. Cuando ve a las personas vinculadas con estos hechos, observa que nada tienen que ver con las comunidades indígenas. Lisa y llanamente se trata de un delito”.

En virtud de lo anterior, el senador argumentó que “se requiere aumentar la penalidad y la capacidad de inteligencia que esté enfocada en identificar a quienes lucran con esta verdadera mafia. Le país no puede tener contemplaciones. El robo de madera es tan grave como el tráfico de armas o de drogas. Se requiere más investigación y más inteligencia y, sobre todo, de obtener condena”.

Además, puso acento en que cuando se detecten casos de facturas falsas, es importante que el Servicio de Impuestos Internos se querelle para perseguir los delitos tributarios. “Si se falsifican instrumentos públicos, como las guías de despacho, debe haber persecución penal. Mientras se aumentan las sanciones al robo de madera, es importante que tengamos la capacidad de sancionar con mayor fuerza este tipo de delitos”.

Felipe Harboe sostuvo que “hay quienes desde Santiago o Concepción miran para el techo con este mismo tipo de delitos. La pregunta es tendrían la misma reacción si les roban desde sus casas. Cuando uno ve ciertas opiniones con una mirada más laxa sobre lo que sucede, restándole importancia, siempre les pregunto qué pasaría su entra un camión a su casa y les roba las cosas del livig, del comedor. Esto es lo mismo que sucede en algunos lugares”.

Harboe remató afirmando que Chile “no se puede acostumbrar a esos niveles de inseguridad. La seguridad debe ser un derecho, independiente del gobierno de turno. Todo habitante de la república debe tener derecho a vivir con seguridad y en paz”.

CONTRATISTAS FORESTALES

Al respecto, René Muñoz, presidente de la Asociación de Contratistas Forestales A.G., en declaraciones a El Líbero, sostuvo que la detección de los camiones en Arauco con madera robada “es potente y una señal para quienes se dedican al robo de madera. Las policías están actuando y eso era lo que nosotros pedíamos desde hace mucho rato”.

“Nosotros creemos que este tema se masificó, finalmente. Carabineros, las policías y las fiscalías están tratándolo como debió hacer siempre: con la premura, con la anticipación y con la dedicación que esto requería; porque nosotros tenemos certeza de que con esto se financia a los grupos violentistas”, añadió.

Explicó que justamente los pequeños y medianos empresarios que operan para las empresas forestales las principales víctimas, pues sufren ataque a sus trabajadores y destrucción de su maquinaria.

Muñoz enumeró que hasta mayo de este año como resultado de estos hechos se han destruido 581 equipos de trabajo y se han perdido 2.000 empleos. Dice también que existen 4 regiones comprometidas (Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos) y 35 comunas afectadas.

Además, detalló cómo opera el delito: “los responsables sacan la madera del predio y luego llegan a un punto en donde ‘blanquean’ la madera con guías de personas que están autorizadas para vender. Efectivamente, se produce esa cadena de comercialización, por lo que creemos que hay que atacar el problema de fondo: hay alguien que compra y alguien que vende. Hoy se está atacando la parte del que vende, pero también es interesante que se vea la parte del que compra”.

DATOS

De acuerdo a los datos la Corporación Chilena de la Madera (Corma), el robo de madera es un mercado que mueve entre 15 a 20 millones de dólares anuales. Además, en 2019 se estima que hubo un aumento del 60% en esta actividad ilícita.

Según la misma entidad, en la Región de La Araucanía una de cada cuatro familias está vinculada a la actividad forestal mientras que en el Biobío es una de cada seis.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes