suscríbete al boletín diario

Destacados

Inauguran hospedería para familias migrantes en Los Ángeles

El recinto lleva el nombre de “Hospes Eram” que, en latín, significa “fui forastero”. Se ubica en las dependencias de la parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Los Ángeles


 Por Juvenal Rivera

10-1, Hospedería para Migrantes

Una pequeña hospedería para las familias migrantes que llegan a la zona de Los Ángeles fue inaugurada hace algunos días con el fin de dar acogida a los ciudadanos extranjeros que no tienen un lugar donde vivir.

El recinto lleva el nombre de “Hospes Eram” que, en latín, significa “fui forastero”. Se ubica en las dependencias de la parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, situada en la esquina de las calles Orompello con Colón, sector norte de la capital provincial.

Se trata de un lugar de acogida para que los migrantes puedan estar algunos días mientras sistematizan su llegada a nuestra ciudad. La idea es que se instale una familia cada vez, razón por la cual el espacio fue equipado con camas, sala de estar, comedor con una pequeña cocina, además de un baño con ducha y agua caliente.

El financiamiento estará a cargo de la Pastoral Social y la parroquia, dependientes de la Diócesis de Santa María de Los Ángeles, los que además se encargas de proporcionar alimentación durante los días de permanencia de cada grupo familiar.

El asesoramiento de los trámites migratorios los lleva a cabo el Instituto Católico Chileno de Migración (Incami) que, durante este tiempo, ha proporcionado colaboración a los ciudadanos extranjeros. De hecho, hace ya hace algunos meses que la Pastoral y la Parroquia se sumaron a Incami como una de sus delegaciones regionales.

El padre Gustavo Valencia, párroco de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, explicó que la idea acoge una reflexión que ha hecho el Papa Francisco: “En la huida a Egipto, el niño Jesús experimentó, junto con sus padres, la trágica condición de desplazado y refugiado, «marcada por el miedo, la incertidumbre, las incomodidades. Lamentablemente, en nuestros días, millones de familias pueden reconocerse en esta triste realidad. Casi cada día la televisión y los periódicos dan noticias de refugiados que huyen del hambre, de la guerra, de otros peligros graves, en busca de seguridad y de una vida digna para sí mismos y para sus familias». Jesús está presente en cada uno de ellos, obligado —como en tiempos de Herodes— a huir para salvarse”.

Por lo mismo, “estamos llamados a reconocer en sus rostros el rostro de Cristo, hambriento, sediento, desnudo, enfermo, forastero y encarcelado, que nos interpela. Si lo reconocemos, seremos nosotros quienes le agradeceremos el haberlo conocido, amado y servido”.

Añadió que “los desplazados internos nos ofrecen esta oportunidad de encuentro con el Señor, «incluso si a nuestros ojos les cuesta trabajo reconocerlo: con la ropa rota, con los pies sucios, con el rostro deformado, con el cuerpo llagado, incapaz de hablar nuestra lengua». Se trata de un reto pastoral al que estamos llamados a responder”.

El padre Valencia aseguró que, de este modo, la Diócesis de Santa María de Los Ángeles y la Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de la obra de Don Orione, “dan una respuesta concreta a una de las grandes necesidades de las personas migrantes recién llegadas a nuestra diócesis: contar con un lugar acogedor que les brinde un techo digno y seguro, cama y abrigo”.

El religioso afirmó que en el lugar “se puede encontrar una mano amiga que les apoye y acompañe en este proceso, muchas veces duro de la migración: la Hospedería “Hospes Eram”, palabras latinas que significan “fui forastero”.

Estas instalaciones fueron bendecidas el martes último por el reverendo padre Prince Arockiyam, un misionero del Verbo Divino de nacionalidad india. El religioso lleva tres años y diez meses prestando servicios en la parroquia Santiago Apóstol y su presencia fue parte del mismo esfuerzo para ayudar a los migrantes.

“Esta y otras iniciativas se continuarán desarrollando en el marco de la conmemoración de este mes en conjunto con el Instituto Católico Chileno de Migración con la invitación a la comunidad de involucrarse en la integración y conformación de un país multicultural que acoge a las personas migrantes”, añadió el sacerdote.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes