suscríbete al boletín diario

Destacados

Invisten como “Reina Guachaca” a mujer que prepara y financia ollas comunes de su propio bolsillo

Delegación llegó hasta el sector de Coreo, en el camino a Santa Bárbara, para homenajear a María Carrasco por su importante enorme y solidaria labor en beneficio de los más afectados por la pandemia del coronavirus.


 Por Juvenal Rivera

71, María Carrasco, Reina Guachaca

Hace un par de semanas les contamos la historia de María Carrasco, la mujer que, con su propio esfuerzo y recursos, hacía posible el milagro de una olla común en el sector de Coreo, en el camino entre Los Ángeles y Santa Bárbara, más o menos a la altura del kilómetro 12.

Le relatamos que ella, desde que comenzó el estallido social y luego con la pandemia del coronavirus por delante, se las ingenió para preparar los alimentos y distribuirlos a las familias de una toma que queda cerca de su casa, en lo que fue un tramo de la antigua línea férrea a Santa Bárbara.

Y no es que a ella le sobre el dinero. Por el contrario. Recién a principios de año que se instaló con una amasandería que está a la orilla del camino, a la espera que los conductores detengan la marcha para probar el pan amasado o sus empanadas de horno.

Y así, con todas las ganas del mundo, desde marzo que empezó con 20 colaciones que entregaba un día a la semana. Ahora, a fines de julio, son más de 140 que reparte cuatro días a la semana. Ahora, eso sí, no está sola.

Los Guachacas, la republicana organización que lidera Dióscoro Rojas a nivel nacional, le ha ayudado en las últimas semanas con alimentos para que elabore las colaciones.

Pero no solo fue ese aporte generoso. Porque los compipas también le hicieron un importante reconocimiento, uno que ella jamás imaginó: la proclamaron Reina Guachaca 2020.

Es que este año, a diferencia de los anteriores en que se buscaba a figura de la farándula o la TV, los Guachacas decidieron destacar a quienes han brillado por su solidaridad, en el marco de esta crisis sanitaria y social.

Es una campaña a nivel nacional llamada “Pónele La Corona”, que ha reconocido a personas vinculadas a las ollas comunes, hasta empresarios que están colaborando.

Y una de las seleccionadas es la señora María Carrasco, quien fue investida con su nueva categoría real en una sencilla pero significativa ceremonia en su propia casa del camino a Santa Bárbara, poco antes de comenzar a distribuir las raciones de alimentos.

Cuando recibió su corona, apenas pudo hablar. Junto con agradecer el reconocimiento, formuló un sentido llamado a las empresas  particulares colaboren en iniciativas como la suya y otras similares. “hay mucha gente que lo está pasando muy mal en estos momentos”, recordó. Incluso, dejó invitados a sus aportantes a sumarse a los días en que recorre su sector, entregando sus raciones de comida donde siempre se emociona y sufre cuando la necesidad supera la cantidad de colaciones.

GUACHACAS

Gonzalo David encabezaba la delegación de los Guachacas de Los Ángeles que fueron designados por Dióscoro Rojas para hacer esos reconocimientos sociales.

El joven, que le colocó la corona de Reina a María Carrasco con toda la pompa disponible, la destacó como un ejemplo vivo de solidaridad. “No saben lo rico que es ver a toda la gente que aporta y colabora todos los días, que se saca la mugre para ayudar y aportar”, dijo Gonzalo.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes