suscríbete al boletín diario

Destacados

La historia de cómo se logró la espectacular astrofotografía de los Saltos del Laja

Víctor Auvelez relató - paso a paso - cómo consiguió la espectacular imagen de la popular cascada que se viralizó en las redes sociales.


 Por Juvenal Rivera

81, foto de los saltos del Laja en la noche con la vía láctea de fondo

Víctor Auvelez estuvo de paseo por el sector de los Saltos del Laja cuando tuvo una idea: tener una foto de la popular cascada principal con la Vía Láctea de fondo.

Una imagen que, dicho sea de paso, es tremendamente compleja de obtener. Porque no se trata de tomar una cámara, capturar la foto y ya.

Ojalá fuera así de simple. Pero tomar fotografías a las estrellas es algo extremadamente complicado de conseguir que requiere conocimientos y experiencia para obtener un óptimo resultado. Hay que saber de aperturas de diafragma, de tiempos de exposición, de la sensibilidad de los sensores, también del momento preciso en que las constelaciones destellan sobre las noches oscuras.

Víctor Auvelez sabe hacerlo. Es fotógrafo profesional hace una década pero hace tres que ha dedicado parte de su esfuerzo y ganas a tomarle fotografías “a los astros que titilan azules a lo lejos”. Esa disciplina se conoce como astrofotografía.

La imagen que acompaña esta nota muestra un resultado francamente impresionante. Cuando Víctor publicó esa imagen en sus redes sociales, se viralizó en Facebook e Instagram. Todo era elogios por aquel registro nunca antes visto de uno de los paradores turísticos más reconocidos del país.

Pero ¿cómo lo consiguió?

Víctor no usa una cámara de otro planeta. Lo suyo es una cámara de formato completo marca Nikon modelo D 750 con un objetivo Nikkor 24-70mm.

“Todo comenzó en junio del año pasado, en un pequeño viaje al sur de Chile y en el cual decidimos junto a mi amiga Jocy pasar a conocer los Saltos del Laja, el cual se encontraba a pocos minutos del lugar donde estábamos. Es un muy bello lugar, 100% recomendado. Nos dejó maravillado con su cascada, la potencia del agua y tan limpio entorno”, explica.

De ahí que decidiera hacer un registro con toda una planificación de por medio, nada se deja a la casualidad: “La Vía Láctea caería sobre la cascada a las 22 horas. Antes que oscureciera, realicé tres fotografías para realizar un enfoque completo de lo que será la imagen terminada, técnica que llamamos focus stacking, el cual consiste con ir sacando varias fotos iguales en el mismo encuadre pero con enfoques en áreas distintas del encuadre (primerísimo primer plano, plano medio y plano final) esto para tener todo enfocado”.

“La Vía Láctea comienza a subir sobre el horizonte y podrá ser visible ya que la luna saldrá sobre el horizonte a las 23 horas con un 64% de visibilidad, lo que me hace tener una hora para hacer la fotografía (las astrofotografías se hacen mayormente sin luz de luna porque nos entorpece para ver estrellas)”.

De ahí, solo queda esperar que la vía láctea se asomé sobre la cascada. Cuando llega el momento, ajusta la cámara y aprieta del obturador: 20 segundos de exposición y así termina la primera parte del proceso.

Luego, en el Photoshop – programa de edición de fotografía – reunió las tres imágenes que tomó antes de oscurecer para tener una sola fotografía. “Después, tomé la foto de la noche, la edité, hice ajustes de color, contrastes, exposición, etcétera. Cuando creí que todo estaba listo, mezclé la fotografía de la noche con la del atardecer con mucha claridad, una claridad única y resaltando todo el potencial de esa bella cascada. Así consigo una única fotografía y con un resultado muy bello”.

DATOS

Víctor Auvelez

Fotografía por Astrofotógrafo

Cuenta de Instagram: @_victor_auvelez_

Mail: auvelez.fotografia@gmail.com

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes