suscríbete al boletín diario

Destacados

Vecinos de sector rural de Mulchén en alerta por proyecto de parque eólico

Los daños en el aspa de un aerogenerador ubicado en la cercana comuna de Renaico levantaron las alertas de la junta de vecinos que exigió medidas de resguardo debido a que ya se iniciaron las obras de una planta generadora de ese tipo en su territorio.


 Por Juvenal Rivera

11-1, aerogenerador en Renaico

Las alarmas se encendieron para los vecinos del sector campesino de Sol de Septiembre, en el área surponiente de la comuna de Mulchén. A través de la prensa, se enteraron del desperfecto que se produjo en uno de los aerogeneradores que está en la vecina localidad de Renaico.

¿Qué sucedió? Una de las enormes aspas de más de 80 metros de largo sufrió un colapso y se rompió, en medio de un violento temporal de lluvia y viento que azotó la zona la semana pasada.

Los propios residentes de la zona de Casablanca, en Renaico, sacaron fotografías y las compartieron en las redes sociales. Más tarde, medios de comunicación de la Región de La Araucanía informaron del incidente, el primero de su tipo que se reporta en ese parque eólico que tiene cerca de un año de operaciones.

El episodio no pasó desapercibido para los vecinos de Sol de Septiembre. Es que no solo se trata de un incidente ocurrido a unos cuantos kilómetros de donde viven (sólo los separa el río Renaico, el mismo que marca el límite ente las Regiones del Biobío y La Araucanía).

En esa zona comenzó, hace un par de meses, una febril actividad debido a los inicios de las labores de construcción del parque eólico “Los Olmos”, que se ubica en las cercanías de sus viviendas. Y, como si fuera poco, los responsables de la obra – la empresa AES Gener, a través de la contratista Nordex – son los mismos que levantaron los molinos de viento en Renaico y tuvieron el contratiempo en una de sus unidades.

Carlos Burgos es presidente de la junta de vecinos de Sol de Septiembre. Con voz reposada y serena, hace ver su preocupación al respecto, más aún cuando está en juego la integridad física de los residentes de esa zona que era apacible hasta el arribo de camiones, maquinarias y camionetas de la compañía que inició las obras en cuestión.

“La preocupación para la comunidad es que este parque que estará, a lo menos por 25 años, se ubicará en la parte más alta y los vientos que se generan son mucho más fuerte. Ahora, con el cambio climático, pueden venir rachas de viento mucho más fuerte”, dice el dirigente. Además hacer ver que no se trata solo del aspa de un aerogenerador. También está el impacto que ocasionarán las faenas en una zona que siempre se ha caracterizado por ser apacible.

Dice que ya están sufriendo las consecuencias porque, por lo pronto, el aumento de la circulación vehicular, especialmente de equipos pesados, ha destrozado el camino.

Carlos Burgos reconoce que hubo reuniones y compromisos de apoyo por parte de la empresa que elaboró el proyecto pero advierte que dichos acuerdos son insuficientes para la magnitud de las obras. Sin perjuicio de lo anterior, insiste que buscarán hablar con los representantes de la empresa a cargo de las obras para acordar resguardos de seguridad hacia los vecinos.

Más duro fue Andrés Henríquez, director de la misma junta de vecinos. Plantea que la autoridad correspondiente no debiera seguir permitiendo ese tipo de parques con solo una declaración de impacto ambiental.

A su juicio, “la normativa chilena carece de normas sobre la distancia de los equipos, no hay norma electromagnética en Chile y tampoco hay de un estudio de sinergias que mida los ruidos de los aerogeneradores y otros perjuicios, como la contaminación visual que afecta a las comunidades”.

Asimismo, reseña que la bibliografía menciona la experiencia de otros países en que se ha demostrado “la afectación de estos parques en las abejas y en el ganado en general”.

En forma paralela, también advierte que “como vecinos estamos muy preocupados por lo que va a ocurrir en la construcción” debido al anunciado incremento en la circulación de camiones de alto tonelaje que pueden dañar el camino”.

EMPRESA

La empresa AES Gener, a través de su encargado de relaciones comunitarias, Cristian Yantén, aseguró – vía correo electrónico – que dentro de la jornada de ayer lunes enviará un comunicado donde se referiría a las inquietudes de la junta de vecinos del sector Sol de Septiembre.

Sin embargo, hasta el cierre de la presente edición, no se tenía una respuesta.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes