suscríbete al boletín diario

Destacados

Las singulares “serenatas solidarias” que realiza concejal sanrosendino

Más de 20 presentaciones ha hecho Joaquín Sanhueza, quien lleva su arte a distintos lugares a cambio de una caja de alimentos que después entrega a las familias más afectadas por la crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus.


 Por Juvenal Rivera

41, Joaquín Sanhueza charro mexicano

Joaquín Sanhueza se estaciona, acomoda los parlantes y ajusta la mesa de sonido que tiene en la parte trasera de su automóvil. Después, se coloca ese ampuloso sombrero de charro mexicano, uno de ala ancha y llamativos colores metálicos.

Toma el micrófono y con total ceremonia, empieza a llamar a una persona por su nombre, sonido que amplifica en todo el vecindario por la capacidad de los parlantes. Cuando ese hombre o mujer sale a mirar el motivo de tanto alboroto, Sanhueza les hace una pequeña introducción y empieza con su serenata.

A veces son “Las mañanitas” o, en otras, es “El Rey”, temas inmortalizados en la voz de Vicente Fernández y que ahora tienen la versión de Joaquín Sanhueza en una tarde cualquiera de una villa o población en Laja, San Rosendo, Los Ángeles o Mulchén.

Dos canciones para la persona homenajeada y la tercera y última para el público que presenció el espectáculo desde sus casas.

Pero no se trata de un simple gesto romántico. Sanhueza decidió darle una connotación muy distinta: él mismo las llama “Serenatas de Amor Solidario”.

¿Por qué? Porque su idea no es recibir un pago en dinero por ese show. Es que, a propósito de la emergencia sanitaria por el coronavirus, solicita a cambio una colaboración en alimentos para entregarlos después a alguna de las tantas familias más afectadas por la crisis económica derivada de la pandemia. De su lista de familias carenciadas, busca alguna a la cual entregarle esa caja de comida.

Porque Sanhueza, concejal por San Rosendo, antes concejal por Laja, también es productor de eventos. Pero antes de ser todo eso, recorrió el país como cantante, tocando en calles y espacios públicos a cambio de las colaboraciones de su público eventual.

También fue de los exponentes locales de la movida tropical argentina, la misma que popularizó a las bandas cuyos integrantes respondían a un estereotipo: muy delgados, de cabellera muy frondosa y llevando siempre el ritmo todos a la vez en los pasos de baile.

Y Joaquín emuló ese aspecto, desde la ropa hasta el generoso cabello, para recorrer innumerables eventos y festivales.

Pero esos tiempos ya pasaron. Dejó atrás las indumentarias (no así el pelo largo) e incursionó en política con buenos resultados. Dos veces concejal por Laja, la segunda ocasión con la primera mayoría entre sus pares. Después buscó nuevos aires en San Rosendo, al lado, solo cruzando el puente sobre el río Laja.

Desde que se inició la emergencia sanitaria, su sueldo de concejal lo ha destinado a comprar sacos de papas, quintales de harina y pescados que ha repartido entre sus vecinos más necesitados de ayuda en estos tiempos difíciles. Además, todos los fines de semana, ayuda a financiar una olla común para unas 200 personas.

Estaba en esos afanes cuando se le ocurrió la idea de dar serenatas pero con ese toque solidario. Un día lo promocionó por sus redes sociales y alguien le dijo que necesitaba sus servicios. Desde aquella vez hasta ahora ya suma más de 20 presentaciones en distintos improvisados escenarios.

Dice que le ha ido bastante bien y se confiesa satisfecho con los resultados. De paso, invita a sus colegas artistas a sumarse a esta idea. Si no tienen equipos de amplificación, él mismo los presta. Es una forma de ayudar y, por cierto, de mantener vigente el arte del canto. Eso sí, tomando siempre todos los resguardos sanitarios del caso para prevenir contagios.

Hace sus presentaciones donde lo llamen, mucho más allá de Laja y San Rosendo, que son sus tierras. No es problema, siempre que asuman gastos adicionales como combustible y peajes. Asegura que ahí llegará, con su sombrero de charro mexicano y su equipo de amplificación para desplegar su arte, claro, siempre con ese concepto solidario.

¿Cuál es el número telefónico de contacto para una serenata? Es el +56 9 8449 3714.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes