suscríbete al boletín diario

Destacados

Dos semanas lleva incendio forestal en Alto Biobío: más de 560 hectáreas destruidas

Helicópteros y brigadas forestales trabajan en el lugar en la contención del fuego, en medio de una zona caracterizada por sus difíciles condiciones de acceso.


 Por La Tribuna

51, Una vista general del incendio forestal en Los Chenques, comuna de Alto Biobío.

El 23 de febrero, una persistente humareda se comenzó a percibir desde la comunidad pehuenche de Cauñicú, a unos 20 kilómetros de la localidad de Ralco, por el cajón del río Queuco, en la comuna de Alto Biobío.

No está claro el origen de las llamas en esos recónditos contrafuertes cordilleranos, aunque los lugareños tienen fundadas sospechas que pudo ser ocasionada por las labores de roce, esa antigua práctica campesina de usar el fuego para despejar territorios de bosques y matorrales.

Ese fin de semana, justo al costado norte del río Queuco, la columna de humo emergía de entre los robles y coigües y se desplazaba, arrastrada por los fuertes vientos cordilleranos.

Este martes, más de dos semanas después, el panorama en esa zona de la montaña no puede ser más desolador. De acuerdo a las últimas cifras de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), más de 567 hectáreas de pastizales, matorrales y bosques nativos han sido destruidas por el fuego.

Es que se trata de una geografía demasiado compleja para enviar brigadistas que combatan el fuego en tierra. En esa parte de la cordillera las laderas suelen ser demasiado escarpadas, a veces verdaderas paredes de piedra, y vías prácticamente inaccesibles porque en esa zona simplemente no hay caminos.

Además, el apoyo aéreo está limitado por los fuertes vientos en esa zona de la cordillera que limitan la operación de aviones y helicópteros.

Por si fuera poco, debido a las características de la vegetación, no se trata de hacer un simple corta-fuegos de un metro de ancho a escasa profundidad, como se hace en el entorno de las plantaciones forestales. En los bosques nativos es necesario cavar a bastante profundidad para evitar que el fuego se siga expandiendo a través de las raíces. “Es lento el trabajo”, comentó el jefe provincial de la Conaf, Miguel Ángel Muñoz.

En todo caso, desde el lunes de la semana pasada que hay brigadistas forestales en Los Chenques. De hecho, ayer se habían trasladado más de 60 hombres hacia la zona, a los cuales se sumaba la operación de tres helicópteros.

Hasta ahora, añadió, en cinco de los seis puntos más críticos se contenido el siniestro pero aún queda un foco en que se trabaja con ahínco para llegar a esa misma condición.

De acuerdo a las estimaciones de Muñoz, a más tardar el viernes se podría tener completamente contenido el incendio forestal.

ALCALDE DE ALTO BIOBÍO

Al respecto, el alcalde de Alto Biobío, Nivaldo Piñaleo, lamentó el daño ocasionado en la fauna, especialmente por el bosque nativo, y exhortó a las comunidades pehuenches a hacer buen uso del fuego y así evitar perjuicios en el entorno natural.

El jefe comunal recordó que en gestiones realizadas con la dirección regional y provincial de la Conaf, además de la Gobernación de Biobío, se apuró el envío de brigadas forestales a la zona afectada, las cuales cuentan con personal de las propias comunidades.

Sin embargo, admitió que las dificultades de acceso han tornado muy difíciles las labores de los brigadistas de la Corporación Nacional Forestal.

De paso, puso énfasis en la necesidad de que la Conaf ponga especial preocupación en el daño que se puede producir en el bosque nativo, que tarda décadas en recuperarse, y no en concentrarse en los siniestros que dañan a plantaciones de pino insigne y eucaliptus.

DATO

– El costo promedio de una hora de vuelo de un helicóptero Chinook es de 14 millones de pesos. En el incendio de Los Chenques hubo jornadas en que el aparato operó por 7 horas, es decir, tuvo un costo diario que bordeó los 100 millones de pesos.

– En tanto, los helicópteros habituales tienen un costo promedio de operación de 1,8 millones por hora.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes