suscríbete al boletín diario

Destacados

Presidente Piñera promulgó “Ley Gabriela” en medio de polémicas declaraciones

Las palabras del Mandatario fueron criticadas por la diputada Joanna Pérez, quien calificó los dichos del Jefe de Estado como graves pues, a su juicio, relativizan la violencia contra la mujer.


 Por La Tribuna

Ley Gabriela

La nueva ley reconoce todas las relaciones sentimentales, formales y no, como válidas para calificar el asesinato de una mujer como femicidio, además de agregar atenuantes a las conductas agresivas de los hombres.

La promulgación de la llamada Ley Gabriela debía ser especial. Marzo marca la conmemoración de un aniversario más del asesinato de 123 mujeres (25 de marzo), que hacia 1911 luchaban por sus derechos en Nueva York.

Por eso, promulgar una ley contra el femicidio debía ser un momento para potenciar la figura de un Presidente que solo tiene el 6% de aprobación, pero no fue así y una vez más la noticia quedó relegada a un segundo plano debido a las palabras de un mandatario que debió enviar luego a la ministra del Sernameg a explicar sus dichos.


EL ERROR DE PIÑERA

Presidente Sebastián Piñera promulgó la “Ley Gabriela”, la cual tipifica como femicidio el asesinato de una mujer por parte de su pareja o ex pareja sin convivencia y que se inspira en el caso de Gabriela Alcaíno (17) y su madre Carolina Donoso (53) quienes murieron tras ser apuñaladas por el ex novio de la joven, pero cuyos crímenes no fueron tipificados como femicidio.

Durante la ceremonia, Piñera relató que Gabriela dijo en un momento de su vida que su madre le había enseñado lo que era el “amor propio”. Tras mencionar este episodio, el Presidente continuó: “Eso reflejaba una actitud que es muy necesaria. Porque a veces no es solamente la voluntad de los hombres de abusar, sino también la posición de las mujeres de ser abusadas”.

“Tenemos que corregir al que abusa y tenemos que decirle a la persona que no puede permitir que eso ocurra y que la sociedad entera la va a ayudar en denunciar y en evitar que eso siga ocurriendo”, señaló el mandatario.

A la salida de la ceremonia, la ministra de la Mujer, Isabel Plá, tuvo que aclarar los dichos del Presidente tras ser consultada por la prensa: “El Presidente lo que ha querido decir no tuvo que ver nunca con salir a responsabilizar a las mujeres. El Presidente lo que ha dicho es que sepan las mujeres de nuestro país que cuando ustedes denuncian van a contar con el apoyo de la sociedad, de las instituciones, de todos los Poderes del Estado”.

LA MOLESTIA DE JOANNA PÉREZ

La representante del distrito 21 y vicepresidenta de la Democracia Cristiana, Joanna Pérez, es miembro de la Comisión de la Mujer y la Equidad de Género, y desde ese rol fue parte activa de la discusión de la Ley Gabriela y estuvo en su promulgación, escuchando atónita las palabras del Presidente Piñera.

Más consternada que molesta por los dichos del mandatario, Pérez detalló que “el Presidente Piñera tuvo unos lamentables dichos, como de costumbre, donde relativiza lo que es la violencia contra las mujeres y la posición en que las mujeres les gustaría, supuestamente, estar en un momento o condición de abuso”.

Agregó que se trata de algo muy grave “porque demuestra que el Presidente Piñera no entiende lo que hoy día las mujeres exigen, que es vivir en un espacio libre de violencia de no ser abusadas de sus parejas, de sus maridos o de sus pololos, que es lo que justamente busca la Ley Gabriela”.

La representante distrital detalló que necesitamos un país que entienda la gravedad de las agresiones contra la mujer, más que hablar de forma rimbombante y sin sentido en la promulgación de una ley, “es necesario que hoy día, más que estas palabras rebuscadas, que solo hacen daño a quienes han sufrido y sufren la violencia, en el fondo, lo que necesitamos como Estado, como país, es avanzar en más medidas de protección para las mujeres”.

LA PROMULGACIÓN DE LA LEY

Más allá de los dichos del Presidente Piñera, lo cierto es que la actividad para promulgar la Ley Gabriela era muy esperada por el país, sobre todo porque recalificaría varias materias que ocultaban los femicidios, calificándolos como homicidios.

La nueva norma amplía las atribuciones de la legislación para el femicidio y eleva las penas en los casos de violencia de género, hablando de femicidios en cualquier relación sentimental de hombres y mujeres, sea o no formal.

“La dignidad de la vida de las personas y su integridad física es un valor con el cual todos tenemos que comprometernos siempre en toda circunstancia, en todo tiempo, en todo lugar”, relató Piñera, quien estuvo acompañado por la familia de Gabriela Alcaíno y Carolina Donoso (su madre), quienes fueron asesinadas por la ex pareja de la joven en 2018.

En concreto, explica la información llegada de La Moneda, “la ley sancionará la violencia de género ejercida hacia las mujeres con tipos penales como el femicidio por causa de género, femicidio íntimo, entre otras agravantes que elevarán las penas de la actual legislación. Los culpables podrán ser condenados con penas desde el presidio mayor en su grado máximo a presidio perpetuo calificado, es decir de 15 años y un día a 40 años”.

El texto agrega que “está ley cierra una ventana de impunidad”, dijo el Presidente.

DETALLES DE LA NUEVA LEY

De acuerdo al texto legal, esta nueva “ley modifica de manera importante la calificación del femicidio, que antes era sólo considerado en los casos de asesinatos de mujeres por parte de sus parejas o ex parejas con convivencia. Ahora, la nueva tipificación incorpora a parejas sin convivencia, como relaciones de pololeo”.

Además la nueva Ley también establece la figura de femicidio por razones de género y destaca como agravantes que las víctimas sean mujeres embarazadas, menores de edad o en situación de discapacidad, cuando el crimen se cometa en presencia de familiares o en el contexto de violencia física o psicológica, indicaron desde La Moneda.

Pero en Biobío, la encargada de aterrizar el tema para la región fue la seremi de Sernameg, Marissa Barro, quien comentó a Verónica Tapia en el programa “Conexión San Cristóbal” que la Ley Gabriela “amplía la tipificación del femicidio. Actualmente, el femicidio como tal, es el asesinato de la cónyuge, ex cónyuge, conviviente o ex conviviente, por tanto todas aquellas relaciones en donde no había convivencia, las relaciones informales como el pololeo, quedaban fuera de la tipificación del femicidio y, por lo tanto, con una pena mucho menor. Entonces a partir de ahora se amplía el concepto de femicidio y se habla de todo asesinato de una mujer por razones de género”.

La representante del Ejecutivo habló de la atenuante que se eliminó y que era usada por las defensas de los imputados por violencia contra la mujer pues “considera nuevas agravantes y elimina una atenuante, que es la de haber actuado con arrebato u obcecación, que era uno de los argumentos que se esgrimía mucho por la defensa en estos casos”.

En cuanto a las agravantes, Barro volvió a detallarlas: “Las agravantes que se incorporan son en el caso que la víctima tenga un parentesco hasta tercer grado con el agresor, cuando la víctima esté en situación de vulnerabilidad, cuando la víctima sea menor de edad, cuando existan antecedentes de evidencia física, psicológica y sexual contra la víctima y por último, cuando el asesinato se haya hecho frente a sus hijos, padres o hermanos”.

Para cerrar el tema, la diputada Joanna Pérez también valoró los alcances de la nueva norma al decir que “esta es una ley muy sentida, la trabajamos en la Comisión de Mujer y Equidad de Género para eliminar estas discriminaciones que se dan, también, a nivel legislativo y que en el fondo no permitía llevar un proceso judicial como corresponde porque no reconocía el femicidio cuando hay una pareja que no es conviviente o no están las personas casadas, pero que generan el daño a la muerte a una mujer y que claramente, viene dentro de un proceso de mucha violencia”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
Joanna PérezLey Gabriela

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes