suscríbete al boletín diario

Destacados

Rayuela angelina recuerda a sus mártires caídos en el terremoto del 27- F

El terremoto que azotó a gran parte de Chile dejó una huella imborrable en los rayueleros de la capital provincial.


 Por La Tribuna

WhatsApp Image 2020-02-26 at 23.05.12

La fatídica madrugada correspondiente al 27 de febrero del año 2010 se vio reducida a bloques de cemento y ladrillos en el lugar donde en aquel entonces se edificaba la sede del tradicional club de rayuela angelino Pedro Aguirre Cerda.

Un muro de contención aledaño a la construcción de la Casa de Todos se desplomó debido a la magnitud del movimiento telúrico, que no solo destruyó la sede rayuelera sino que, lo más lamentable, terminó con la vida de tres destacados deportistas del entorno local, quienes durante la madrugada se encontraban viendo el Festival de Viña del Mar y compartiendo un momento de camaradería.

Quienes no lograron escapar fueron José Muñoz Pérez de 51 años, quien llevaba tres años de activa participación en el Club Pedro Aguirre Cerda.

Tampoco logró ponerse a salvo Hernán Delgado Ruminot de 37 años, jugador perteneciente al club Los Carrera quien después de ser velado en su domicilio ubicado en Patria Vieja fue sepultado en compañía de sus seres queridos y la comunidad rayuelera, quienes le rindieron homenaje.

Posteriormente en la Parroquia Fátima, el lunes 1 de marzo, se realizó la misa de despedida de Julio Pacheco Mellado de 55 años, quien hasta el momento cumplía dos años de participación en la destacada institución rayuelera de Los Ángeles.

Cabe destacar que el desprendimiento de este muro de contención ubicado de forma contigua al club Pedro Aguirre Cerda al caer destruyó la gran mayoría de la estructura perteneciente al club, lo cual dejó a los rayueleros participantes sin un lugar de reunión y los obligó a iniciar un arduo trabajo de reconstrucción y recaudación de fondos. Donde se vieron apoyados por la postulación de un fondo municipal que los ayudó a reconstruir su sede, teniendo ahora un amplio reciento deportivo acondicionado con luces y un gran espacio con galerías, dentro del recinto que es techado.

RECONOCIMIENTO
Esta catástrofe de carácter nacional a nosotros nos marcó de manera bien profunda, porque sufrimos la pérdida de tres socios. Gente muy activa en el deporte y es un dolor grande que todavía recordamos con mucha tristeza sobre todo en estas fechas, donde homenajeamos a nuestros amigos. Porque acá más que deportistas todos somos y siempre seremos amigos”, señaló con emoción Héctor Burdiles Soto, presidente del club deportivo de rayuela Pedro Aguirre Cerda.

El directivo también relató en detalle que el lamentable incidente se produjo cuando el muro perteneciente a la parte posterior de la Casa de Todos, al corresponder a una construcción antigua era de un espesor mayor al habitual que se da hoy en las construcciones. Construcción que estaba sobrepuesta a la construcción aledaña a la sede, terminó por caer encima: “nuestros socios estaban ahí viendo el Festival y los sorprendió adentro, nadie pensó que pasaría algo así porque la sede era súper baja y de madera, que se podía llegar a caer alguna vez. Lamentablemente nadie contó con el muro. Fue muy lamentable, nos tocó con algunos de los socios ayudar en el rescate al día siguiente y con tremendo dolor ver a nuestros amigos ahí en muy malas condiciones”, señaló con tristeza Héctor Burdiles Soto.

La destrucción fue tal tras el incidente que la agrupación rayuelera se vio obligada por dos años a realizar todas sus reuniones a la intemperie. “Nuestras reuniones debíamos realizarlas en una tribuna que teníamos, muchas veces con frío en el invierno y después de dos años pudimos levantarnos de nuevo, postulando a un proyecto antiguo de la municipalidad que se llamaba 80/20, y logramos construir nuestra sede. De a poco fuimos trabajando y finalizamos el año pasado con el cierre y nuestras techándola por completo, lo cual es el sueño de cualquier deportista para la práctica de la rayuela”, afirmó Burdiles.

De esta forma el club con actuales 63 años de vida, pudo levantarse después de un duro golpe y poder tener instalaciones deportivas de primer nivel, a través de un esfuerzo mancomunado de cada integrante de la institución y simpatizantes de la rayuela angelina.

La institución durante los últimos 24 años ha logrado obtener el título de campeones comunales de la rayuela en reiteradas ocasiones, consagrándose como los máximos exponentes de la comuna de Los Ángeles.

MEMORIAS Y CARIÑO AL DEPORTE

En reiteradas ocasiones se han realizado campeonatos y cuadrangulares en honor a los mártires de la rayuela angelina, donde todos los clubes perteneciente a la liga provincial toman participación en un acto de compañerismo y también amor al deporte, en masivos encuentros deportivos.

“De acuerdo a lo que pasó por el terremoto, a mí me afectó de forma directa, puesto que uno de los socios fallecidos, Julio Humberto Pacheco, era mi cuñado. Él tenía 57 años era un excelente jugador y ciclista también, cantaba muy bonito también y era muy cordial. A los otros jóvenes también los ubicaba porque uno los ve constantemente en las competencias, a mí, mi familia y al club nos marcó mucho esta situación porque ellos eran socios activos excelentes jugadores y también personas”, precisó Soledad Salamanca, tesorera del Club Pedro Aguirre Cerda y primera directora regional de la zona de Biobío.

La tesorera también señaló que como institución han trabajado arduamente logrando una exitosa reconstrucción: “lo importante es que esto no se olvide, porque son personas muy queridas para nosotros. Hemos planificado en corto plazo tener placas en su nombre, y dejarlas en nuestro club”.

Quien explicó que aún no ha sido posible realizar la construcción del homenaje, ya que la mayoría de los fondos de la institución se gastaron en la reconstrucción del edificio y que para este año el principal objetivo en materias de inversión para el club será realizar la implementación del recordatorio a sus mártires caídos.

LA RAYUELA, UNA GRAN FAMILIA

Respecto a estos lamentables hechos que enlutaron a la rayuela angelina, Jonás Rivas Morales, presidente de la Unión Comunal de Rayuela en Los Ángeles, señaló que “fueron unas bajas muy grandes ya que eran grandes deportistas, tengo presente a don Julio Pacheco, eran grandes deportistas que hicieron grande la rayuela en la provincia de Biobío”.

RETROSPECTIVA

Producto del desastre natural, centenares de vidas se perdieron en el país, debido a los derrumbes habitacionales y entre ellos, el gran tsunami que azotó las costas y de una u otra manera generó el dolor a nivel nacional del que todos fueron parte.

Por ello, la memoria no falla para los testigos.

Entre los hechos que marcaron la pauta provincial, se encuadra la pérdida de más de 35 mil millones de pesos en daños materiales que se registraron dentro de Los Ángeles, donde resultaron cerca de 30 mil ciudadanos damnificados, quienes clamaban por soluciones habitacionales, las que debieron ser gestionadas por medio de distintas operaciones.

Todo esto llevó a una organización, que a diez años del terremoto no se ha erradicado de la memoria de millones de personas quienes con pesar recuerdan esa madrugada de verano, donde fueron testigos de la fuerza de la madre naturaleza, la que a pesar de su magnitud hace que una vez más estemos de pie.

Esa madrugada, un sinnúmero de personas se enfrentaron a una verdadera pesadilla, digna de película de terror, donde temieron por su vida y esperaron que sólo un acto de suerte les permitiera seguir con los suyos.

Así, la desolación reinó durante varias horas y días, donde muchos chilenos fueron testigos de verdaderas postales de desgracia, que en ese entonces marcó la palestra mundial con la noticia de este del cataclismo natural.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes