domingo 29 de marzo, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Destacados

10 años del 27F, puntos pendientes: escuelas modulares, subsidios y la reparación de la Parroquia San Sebastián

A 10 años de una tragedia que se mantiene en el corazón de los biobenses, Enrique Krause, Teresa Stark, Daniel Cuevas, Patricio Badilla y Eduardo Borgoño recordaron las horas posteriores al terremoto y analizaron la situación en que estamos.


 Por Benjamín Ahumada

PARROQUIA HOSPITAL 2019 (4)

Los cinco consejeros de Biobío apuntaron sus recuerdos a los sentimientos primarios que buscan la protección de la familia, pero a los minutos de sufrido el sismo su vocación pública los sacó a la calle a buscar la forma de ayudar.

Han pasado 10 años desde que ocurrió el terremoto de 2010, un sismo que cobró vidas, rompió la carretera y obligó a reconstruir ciudades bajo la atenta mirada de vecinos que lo habían perdido todo y que no podía acceder a beneficios estatales por las regularizaciones de título de sus dominios (herencias en vida).

Una manifestación de la naturaleza que recordó a los biobienses la fuerza de la tierra en una provincia que está marcada por otras amenazas naturales como las inundaciones, los volcanes y, en el último año, un tornado.

Para este artículo, La Tribuna contactó a los cinco consejeros de Biobío, Teresa Stark, Enrique Krause, Eduardo Borgoño, Daniel Cuevas y Patricio Badilla, con quienes repasamos la madrugada del 27F y la actualidad en Biobío.

TERESA STARK

La primera preocupación de la consejera fue saber de su tía, eso la obligó a salir de su casa y ver lo que había pasado.

“Los primeros recuerdos que tengo de esa madrugada fue nuestra casa, la preocupación de qué pasaba con nuestra tía. Ella vivía en el edificio Asturias y con mi hermano, Julio, lo primero que hicimos fue ir a verla y, ese recorrido, que hicimos desde mi casa hasta el departamento de ella, realmente fue impresionante”, recuerda.

Rumbo al departamento de la hermana de su padre, Stark dijo recordar con gran claridad “la cantidad de tierra en las calles, de trozos de cornisa en calle Colón, todo era realmente impresionante”.

Hasta el 27 de febrero de 2010, Stark nunca había vivido un terremoto: “para mí fue la primera vez que tenía noción de un terremoto, así que fue realmente impactante, la primera noche y después también impactante lo que nos vino”.

En cuanto a la actualidad dijo que “la provincia en general de a poco se fue levantando, pero igual me he encontrado en lugares donde las personas dicen: bueno a mí cuando se me dijo que iba a tener un subsidio rural nunca fue posible. Cuando veo los silos dañados que no se pueden demoler por el alto costo, también cuesta creerlo y estamos al debe”.

Agregó algo que considera muy importante que es que “el único Monumento Nacional que tenemos en Los Ángeles, que es la Parroquia San Sebastián del Hospital, está que se nos cae a pedazos, han pasado varios gobiernos pero lamentablemente los estudios siguen y eso se sigue cayendo a pedazos, sin poder sacarla adelante”.

ENRIQUE KRAUSE

El consejero recordó la crudeza de las imágenes que vivió, pero más que concentrarse en eso apuntó a los problemas de memoria que tenemos como chilenos, reconociendo, eso sí, la capacidad de toda nuestra nación de volver a ponernos de pie.

“Ya han pasado 10 años de ese 27 de febrero donde tuvimos ese mega terremoto, pero hoy hemos visto como la Provincia de Biobío en General se ha parado y se ha puesto de pie, después de esa lamentable tragedia”, comentó.

En su actual rol de representación, indicó que “hemos estado estos dos años recorriendo como consejeros y hemos visto que la infraestructura en general se ha puesto de pie. Falta aún el tema de educación donde aún estamos como módulos en algunas escuelas”.

No obstante apuntó la necesidad de recordar que la naturaleza se ha manifestado de todas las formas en Biobío “como siempre, rápidamente olvidamos y yo creo que se ha pasado el temor, el susto y eso que tenemos volcanes, sequías, inundaciones y yo creo que hemos perdido la noción de lo que fue, hace 10 años, ese terremoto”.

DANIEL CUEVAS

Para el consejero, sin dejar de hablar de los daños que vivimos en nuestras 14 comunas, la tragedia fue mucho más grande en la costa de Biobío y claro, tiene razón, porque allá se sumó la fuerza del mar a la destrucción.

“Han pasado 10 años y hay cosas que uno va olvidando, pero la Provincia de Biobío no fue tan afectada como la zona de Concepción. En ese entonces a mí me tocaba viajar de Los Ángeles a Concepción y el desastre mayor se veía allá”, comentó.

Cuevas aclaró que “no quiero que se mal interprete, nosotros tuvimos muchos daños en las comunas más cercanas al sector costero, pero también en las del valle central, como fue el caso de Yumbel, Cabrero, Los Ángeles y Nacimiento”.

En cuanto a la actualidad, al igual que sus colegas sabe que hay temas pendientes en materia de educación y en algo tan importante, como es regularizar los títulos de dominio.

“Hoy a nivel provincial yo creo que se ha superado. Aún quedan cosas por resolver, cosas menores, pero en general en la provincia queda pocas cosas que resolver a 10 años del terremoto. Digo cosas pequeñas en cuanto a la magnitud de la tragedia, que se entienda, pero muy grande para las personas que no se les ha solucionado sus problemas”.

EDUARDO BORGOÑO

Tal como fue el caso de Teresa Stark, más allá del miedo vivido en el momento del terremoto, el consejero comenzó a tomar el peso de lo sucedido en cuanto pudo salir de la casa, cuando se encontró con una ciudad con polvo en suspensión, con casas en el suelo y con las personas intentando entender lo que había pasado.

“Los recuerdos están vivos todavía, mucho miedo desde el momento en que el terremoto no paraba, miedo por la familia, por los amigos, por las personas de más escasos recursos, por los problemas que se sucedían inmediatamente después de que uno se fue dando cuenta de la magnitud de lo que sucedía”, comentó.

Cuando pudo dejar su casa vino la impresión aún mayor que la que había vivido un par de minutos antes: “salí minutos después a ver a mis hijos, a la familia. Ver las calles rotas, las aguas corriendo, sin luz, era un caos total. Me costó salir a ver cómo estaba el resto de la familia”.

En cuanto a la actualidad, Eduardo Borgoño cree que “la provincia ha avanzado, el Gobierno Regional a lo menos ha invertido muchísimos recursos en toda la Provincia de Biobío y en la región; creo que aún nos quedan temas pendientes que no siempre se pueden saldar todas como se quisiera”.

Entre los temas pendientes, dice que “falta de soluciones a algunas personas que por diferentes razones no pudieron acceder a los subsidios del Estado para su casa propia, aún hay problemas con la habitabilidad de algunas casas, las escuelas modulares que existen en Los Ángeles, que es una deuda pendiente”.

PATRICIO BADILLA

El consejero es presidente de la Comisión de Bomberos del Consejo Regional, por lo mismo a la hora de analizar la madrugada del 27 de febrero de 2010 y de hablar sobre el presente, lo hace desde el punto de vista de su voluntariado.

“El primer recuerdo que se me viene fue como bombero voluntario, que fue ponerme al servicio para apoyar a aquellas familias que estaban más complicadas que uno, sin embargo igual hay muchos recuerdos donde se ven vulneradas las acciones que podemos hacer en conjunto con todos los organismos de emergencia y seguridad.”

En su rol de voluntario, Badilla relató que “en un terremoto o una tragedia natural todo colapsa, nosotros como bomberos tuvimos que sacar todo los carros del cuartel general porque quedó muy dañado, pero quedaron muchos cuarteles deteriorados, por eso necesitamos cuarteles más amplios, para que cuando ocurran episodios naturales como el vivido, los voluntarios puedan irse junto a sus familias al cuartel, para poder salir a trabajar tranquilo”.

Sobre el presente, aclaró que “quedan muchas tareas pendientes, quedan muchos cuarteles que hay que seguir mejorando en cuanto a sus dependencias”.

Pese a ello destacó y recordó que “dentro del Consejo Regional hemos hecho lo posible y hemos inyectado los recursos para ir a reparar, para trabajar en las viviendas, en obras públicas, hemos hecho un trabajo dentro de los recursos del gobierno regional para ir en ayuda de aquellas dependencias que sufrieron grandes daños”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
Política
Newsletter

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes