suscríbete al boletín diario

Destacados

Alcalde de Alto Biobío en picada contra estudio sobre ranking de riesgo volcánico

Mapa de riesgo de los volcanes activos en Chile relegó a los puestos 17 y 19 a los macizos Copahue y Callaqui, situados en esa comuna cordillerana. El jefe comunal reclamó que estudio está errado y que no consideró la situación de riesgo que se cierne sobre las comunidades pehuenches.


 Por La Tribuna

51, copahue alto bio bio (93)

El alcalde de Alto Biobío, Nivaldo Piñaleo, reclamó por las conclusiones del Ranking de Riesgo Específico de Volcanes Activos en Chile 2019 que relegó a lugares secundarios a los macizos de Copahue y Callaqui, situados en la comuna cordillerana, pese a tener actividad vulcanológica reciente de tal magnitud que ha motivado operativos de emergencia y hasta evacuaciones de la población pehuenche más cercana.

Dicho estudio fue elaborado durante dos años por un equipo de profesionales de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica (RNVV) y fue presentado el viernes último por el Servicio Nacional de Geología y Minas (Sernageomin).

Entre sus principales conclusiones, se determinó que el volcán más peligroso en la provincia de Biobío es el Antuco (situado en la comuna del mismo nombre), ubicándose en el lugar número 8 de las 92 cimas evaluadas por los expertos.

Sin embargo, en el listado no se sitúa dentro de los 10 más peligrosos a los volcanes Copahue y Callaqui, ambos en la comuna de Alto Biobío. De hecho, de acuerdo al referido estudio, ambas cimas están en el puesto 17 y 19, respectivamente.

Justamente la actividad del Copahue, cuya ladera oriental se encuentra situada en la vecina provincia argentina de Neuquén, ha sido una de las más intensas en las últimas décadas, con erupciones en 1992, 2000 y 2012/2013. La última actividad registrada fue en 2016 correspondió a emisiones de vapor y ceniza desde su cráter alcanzando alturas de hasta 3,7 km.

De hecho, es tal la inquietud que provoca esta cima volcánica que en noviembre del año pasado se programó un simulacro de erupción para establecer protocolos de autoevacuación de la población hacia puntos de encuentro que sean más seguros y alejados de derrumbes e inundaciones.

Dicho simulacro, que finalmente no se llevó a cabo debido al estallido social iniciado el 18 de octubre, implicaba la participación de diversos organismos públicos, como la Municipalidad de Alto Biobío, la Onemi, el Servicio de Salud, la Dirección Provincial de Educación, la Seremi de Agricultura, Vialidad, Sernageomin, Indap y el Comité Técnico del Hospital de Santa Bárbara.

ALCALDE PIÑALEO

El alcalde Piñaleo es enfático en asegurar que dicho estudio es un error tomando en cuenta que desde 2013 se vienen produciendo situaciones de emergencia y que no se considera la importancia de la población pehuenche cercana. “Muchas veces han querido hacer evacuaciones de los pobladores pehuenches de Alto Biobío, especialmente de cuatro comunidades que son Trapa Trapa, Butalelbún, El Barco y Guayalí” que son las más cercanas al volcán Copahue, reseñó la autoridad comunal.

A su juicio, el informe de los especialistas adolece de la validación en terreno por cuanto no tiene “el conocimiento real del peligro que genera en la comuna de Alto Biobío, especialmente para situaciones de las que no estamos preparadas, como caminos, albergues, postas y escuelas que no están habilitados para una eventual emergencia”.

Nivaldo Piñaleo sostuvo que las conclusiones están equivocadas y exhortó a las autoridades a velar por la seguridad de la población pehuenche. “Creo que es un error. Las autoridades provinciales, regionales y nacionales deben preocuparse que acá hay una riqueza no solo en sus recursos naturales, sino en los pehuenches que están haciendo patria en una comuna aislada y muy pobre”.

Puso como ejemplo el caso del volcán Antuco, que está considerado el más peligroso dentro de la provincia de Biobío. “La población abajo del volcán Antuco está muy lejos del cono. En cambio acá hay habitantes a cinco kilómetros del Copahue, que están muy cerca del cono pero acá es como si quisieran decir que no hay familias, que no hay personas, que no importan”.

“Como alcalde, no lo valido porque están ignorando la seguridad del pueblo pehuenche. No está bien el estudio, creo que debe deben medir situaciones y opiniones de personas que viven allí. Estamos acostumbrados a vivir en el cono del volcán”.

Para el jefe comunal, lo más complejo es que al rebajarse la categoría de peligrosidad de ambos volcanes en su territorio, “se justifica para no hacer inversiones en el territorio, pese a ser una comuna con Área de Desarrollo Indígena”.

Para Piñaleo, es urgente que se considere la destinación de recursos para estar en alerta permanente, de tal forma que se pueda hacer frente de manera rápida y oportuna a las emergencias que puede enfrentar su territorio por las erupciones volcánicas de alguna de las cimas tutelares de Alto Biobío.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes