martes 18 de febrero, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Destacados

DIPUTADOS DIVIDIDOS: Urruticoechea fue el único que se mostró partidario de vacaciones legislativas

Su compañero oficialista, Iván Norambuena, dijo que es necesario legislar, pero aseguró que obedecerá el llamado del presidente de la Cámara. En tanto, Joanna Pérez y Manuel Monsalve pidieron, al menos, despachar las reformas tributaria y de pensiones.


 Por Benjamín Ahumada

Iván Flores

Todo, luego de que Iván Flores dijera que se deberán tomar el feriado legislativo porque habrá que realizar reparaciones en el edificio donde funciona la Cámara baja en Valparaíso

En medio de la crisis social que atraviesa Chile desde el 18 de octubre, el parlamento aumentó en poco más del 40 por ciento la cantidad de sesiones respecto del año anterior.

Bajo esa lógica, el diputado de Renovación Nacional, Andrés Celis, presentó un proyecto de ley para modificar la Ley Orgánica del Congreso Nacional y con ello suspender el receso legislativo en febrero.

La moción no ha acaparado titulares ni ha sido tema destacado de la opinión pública, por lo que las palabras del presidente de la Cámara de Diputados sobre las vacaciones durante todo un mes no sorprenden por ello, sino más bien por la explicación del presidente de la sala, Iván Flores, quien señaló a Radio Cooperativa que el edificio debe ser reparado y que por eso no pueden legislar.

“Vamos a sacar tres o cuatro proyectos más que son relevantes y ahí tenemos que entrar en el receso obligatoriamente; no es un tema de decisión personal, ni de gustos tampoco”, aclaró el democratacristiano.


LAS CRITICAS DE PÉREZ Y MONSALVE

Para la también diputada de la Democracia Cristiana, Joanna Pérez, se trata de un error, pues “sí es necesario trabajar, por cierto, hay que hacerlo y el presidente tiene todas las atribuciones para convocar; ahora, si hay fundamentos que sean de índole operativa, bueno, yo no tengo ningún problema en que se analice y se pida funcionar en Santiago, en lo que es el ex Congreso”.

En la misma línea se mostró el jefe de la bancada socialista, Manuel Monsalve, quien recordó que los chilenos “tenemos un edificio alternativo al del Congreso en Valparaíso, que es el edificio de ex Congreso en Santiago, que perfectamente podría permitir funcionar, por lo tanto, a mí no me parece un buen argumento el que da el presidente de la Cámara”.

Sobre las reparaciones al edificio en Valparaíso, el socialista resaltó que “no me parece un buen argumento porque cuando uno necesita sesionar, y hay cosas imperiosas y urgentes que resolver, los problemas de espacio físico siempre se resuelven”.

La crítica de Monsalve claramente es apoyada por su colega Pérez, quien dijo que el tema puede pasar “por cosas técnicas, como por ejemplo grabar las comisiones, pero cuando hay voluntad, eso se soluciona”.

ES NECESESARIO LEGISLAR
El estallido social y las demandas ciudadanas han hecho que los parlamentarios realicen un 40% más de sesiones que en 2018, lo que ha demostrado, pese a su aprobación que sólo llega al 3% según la encuesta CEP, que han hecho eco de las necesidades reclamadas por la ciudadanía.

“Nosotros creemos que sí es necesario hoy funcionar, al menos hasta despachar, por ejemplo, el proyecto de reforma al sistema de pensiones y otros temas con la urgencia del Ejecutivo, pues lo importante es ver a qué le ha dado urgencia el Ejecutivo”, dijo Pérez.

La falangista aclaró, eso sí, que el Legislativo puede tener toda la buena intención de trabajar en febrero, pero eso también dependerá de la voluntad del Poder Ejecutivo: “nosotros hemos presentado muchos proyectos que son de iniciativa parlamentaria, pero que no tienen urgencia porque el Ejecutivo no se la pone o porque no están patrocinando y muchos necesitan recursos. Entonces hay que ver la viabilidad con el Ejecutivo y que sus ministros también estén disponibles para avanzar y para ser las contrapartes de estos proyectos. Yo no tengo dudas que en materia de pensiones vamos a estar todos trabajando, incluso la ministra, porque es la prioridad uno de todos los chilenos”.

En esta lógica, el diputado Monsalve recordó que “el gobierno ha colocado discusión inmediata prácticamente a todos los proyectos, por lo tanto, en ese sentido lo más probable es que todas las urgencias se despachen en enero o la primera semana de febrero”.

El socialista dijo que “más allá de suspender el receso legislativo, lo que importa es el compromiso del Parlamento de sesionar lo que sea necesario para despachar los proyectos de ley que son importantes y urgentes, y eso puede requerir extender el periodo legislativo, no sé si todo febrero, pero al menos la primera semana”.

DEMANDAS DE BANCADAS

El presidente de la bancada socialista ha manifestado a Diario La Tribuna la intención de su partido, que es seguir legislando para sacar los proyectos sociales, sin importar que se usen días de febrero.

“Los socialistas estamos disponibles para que se sesione todo lo que sea necesario para despachar los proyectos que tienen urgencia, que en este caso, particularmente, son las reformas tributarias y al sistema de pensiones”, explicó.

En tanto, Joanna Pérez dijo que “nosotros las bancadas vamos a conversar con el presidente (Iván Flores), y si no se alcanza a despachar en enero el proyecto de pensiones, claramente hay que analizarlo y nosotros ya lo dijimos como bancada: todo el tiempo que sea necesario para sacar las urgencias”.

Agregó que “no podemos anteponer lo que son las vacaciones, feriados o compromisos por sobre los chilenos, aquí todos los parlamentarios debemos trabajar 100 por ciento si es necesario, si es que existe el compromiso país”.

LA VISIÓN DE URRUTICOECHEA Y NORAMBUENA

En el oficialismo la postura es dispar entre el representante de Renovación Nacional y el diputado de la UDI.

Mientras el primero justifica la necesidad del feriado legislativo basado en las vacaciones de los trabajadores del Estado, el segundo dice que es necesario legislar, pero sospechando de las verdaderas intenciones de una mesa directiva que es de oposición a Piñera.

Así entonces, Cristóbal Urruticoechea tiene una opinión completamente distinta a la del representante de Renovación Nacional, quien ha señalado no estar de acuerdo con la idea de frenar las vacaciones de los trabajadores del Estado para argumentar su postura.

“Cuando se habla de recesos, en los primeros que debe pensar es en los cientos de funcionarios que trabajan en el Congreso de Valparaíso y en el ex Congreso de Santiago”, dijo Urruticoechea.

Agregó que “ellos tienen el derecho y la obligación de descansar y estar con sus familias como en cualquier empresa. Este tema no está resuelto y sería de una injusticia desmesurada privarles de su descanso o modificar lo que ya tengan programado con sus familias, solo por el miedo irrisorio que hoy se apodera de los parlamentarios frente al qué dirán”.

En tanto, el diputado de la UDI, Iván Norambuena, fue claro: “Yo me voy a someter a lo que la mesa de la Cámara de Diputados resuelva y lo digo porque, si bien yo soy un parlamentario de gobierno, a la mesa de la Cámara soy de oposición, porque toda la mesa, la mesa completa, es de oposición al gobierno”.

En este punto, y haciendo un agudo análisis interpretativo, el gremialista resaltó que “si ellos estiman no trabajar, bueno, es una decisión que ellos tienen que asumir. Nosotros creemos que hay proyectos de ley que necesitan urgencia, trabajo y estudio para tomar decisiones en bien de la comunidad, pero aquí hay una dirección que es clara y que es oposición al gobierno actual”.

Al cierre de esta edición, aún era imposible tomar contacto con el diputado José Pérez.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
Feriado LegislativoJoanna PérezmonsalveNorambuenaUrruticoechea

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes