miércoles 19 de febrero, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Destacados

SOCABÍO Y PYMEMAD: Gremios productivos y el impacto de la crisis social en Biobío

Las organizaciones agrícolas y forestales levantan propuestas propias considerando la realidad que se vive en el país y en los mercados internacionales.


 Por Claudia Robles

AGRO

El año 2019 no fue fácil para dos importantes sectores productivos de Biobío que generan fuentes de empleo y aportan al dinamismo de la economía, mientras que de manera paralela siguen los coletazos de un año intenso en el ámbito social y político.

Para el presidente de la Sociedad Agrícola de Biobío y del Consorcio Agrícola del Sur, José Miguel Stegmeier, el 2019 fue un año muy complejo “en que iniciamos los primeros meses con cifras no muy positivas, pero que a contar del segundo trimestre comenzaron a mejorar. Fue un año en que también logramos abrir más mercados y el mejor ejemplo fue la apertura a nuestras carnes de vacuno en China”. En este sentido, el líder empresarial destacó el liderazgo del Presidente Sebastián Piñera en materia internacional.

A los aspectos económicos sumó otras complicaciones: “Fue un año crítico en materia de precipitaciones, siendo uno de los más secos en décadas, en que a pesar de todo, nuestra provincia, debido a una escasa, pero buena distribución de las lluvias a lo largo del año, hasta ahora ha logrado sacar la temporada agrícola adelante”.

Sin embargo, Stegmeier planteó que hubo un quiebre que, a su juicio, acentuó el negativo panorama en el país: “Todo se complicó, de una manera brutal e inesperada, a contar de los acontecimientos del 18 de octubre. Aún no podemos asimilar lo desastroso que esta asonada de caos y destrucción es y será para el país y para nuestro sector. Todos los parámetros cambiaron y analizar cada una de las líneas que interactuaron en esta situación no es fácil. Creo que se ha dañado estructuralmente a Chile y con asombro hemos visto una falla multisistémica del Estado que ha deteriorado significativamente el Estado de derecho y, sumado a esto, un grave e irresponsable comportamiento de gran parte de la clase política, que más influye en agravar la situación que en resolverla”.

A su juicio, faltó actuar de manera correcta y asertiva: “Lo peor del año 2019 ha sido este nefasto accionar de muchos actores que desde sus puestos y cargos de carácter político, no han estado a la altura de las circunstancias”.

PROYECCIONES AL 2020

A juicio del dirigente agrícola, se debe regularizar la situación interna en el país para garantizar estabilidad. “Si bien es cierto que contamos con variados antecedentes, sobre todo de carácter comercial, de que el 2020 debiera internacionalmente ser un buen año, más un dólar sólido que beneficia a nuestros exportadores, poco podemos sacar en limpio en tanto no se resuelva nuestra situación interna”.

Agregó que es imperioso recuperar las confianzas para así mejorar las condiciones económicas: “Necesitamos volver a confiar en nuestras autoridades e instituciones, y el primer paso para lograr esto es reestablecer el Estado de derecho. Igualmente importante es tener la certeza de que mantendremos un modelo económico que favorezca la libertad de emprender y el potenciamiento de las exportaciones, asegurando materias básicas como son el derecho de propiedad y el ordenamiento fiscal en cuanto a los equilibrios macroeconómicos, evitando déficits y endeudamientos difíciles de manejar, etcétera. Básico es también modernizar el Estado y flexibilizar el trabajo”.

Por otra parte, y al ser consultado respecto de los grandes desafíos en materia de infraestructura agrícola, afirmó que “nuestro gran desafío es construir infraestructura para almacenar agua para su uso en cada cuenca. Necesitamos asegurar, por un lado, la disponibilidad del agua en sus fuentes de origen, ya sea embalsándola o infiltrando napas y, a la vez, debemos seguir invirtiendo en revestimiento de canales, compuertas inteligentes y tecnología para riego predial”.

Planteó que otro aspecto necesario es la cobertura de redes, como lo es internet, por ejemplo, ya que cada día se depende más, incluso para cosas muy básicas, de la conectividad virtual. “Aún tenemos un fuerte déficit en materia de vialidad rural. Necesitamos más kilómetros de asfalto y rutas de ripio mejoradas en aún muchos sectores rurales”.

LA INDUSTRIA MADERERA

El 2019 en las regiones de Ñuble, Biobío, La Araucanía y Los Ríos registró una pérdida superior a los 2 mil 500 empleos, aseveró con tono enérgico Michel Esquerré, presidente de las pymes madereras de Biobío y Ñuble. “Ha sido un año dramático, triste, doloroso y penoso para las pymes madereras. Muy crítico como empresas pequeñas y grandes generadores de empleo en el sector forestal”, expresó.

En este sentido, atribuyó el impacto a la guerra comercial entre China y Estados Unidos, la cual apretó los mercados. Luego, dijo: “Las grandes compañías no tuvieron la visión de cooperar con las pymes y generar un espacio para su sobrevivencia. Creo que en ese sentido no tuvieron una buena mirada país de lo que es el sector forestal y fueron egoístas en cuanto a que ellos tienen capacidad de sobrevivir a una crisis como esta, pero las pymes lamentablemente no tienen las capacidades financieras para sobrevivir”.

Esquerré subrayó que no ha existido colaboración hacia el sector productivo ni las instancias suficientes para proteger a las pymes. “Es una dicotomía y una rareza de la economía porque todo el mundo habla de proteger a las pymes, pero las únicas lesionadas realmente de esta crisis de este año fueron las pymes. Nadie se preocupó de protegerlas. Ni el Estado ni las grandes compañías, y realmente hemos salido muy vulnerados de esta crisis triste y lamentable”.

El presidente del directorio de Pymemad agregó que en el país, en medio de la crisis social, disminuyó el consumo, “entonces claramente se ha mezclado la tormenta perfecta para las pymes madereras, que aparentemente a nadie le importan”.

REACTIVACIÓN Y RECUPERACIÓN

Esquerré, junto con aseverar que el mal momento de las pymes madereras responde a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, manifestó que se suman factores que derivan de la concentración económica, “entonces es necesario que las grandes compañías entren en una etapa más cooperativa con las pymes madereras porque es la única solución para el sector”.

Además, subrayó que es imperioso que el Estado impulse la construcción en madera en un mercado donde predomina el cemento y el metalcon: “Creemos que el futuro para el sector maderero pyme y para la industria es auspicioso porque los productos madereros tienen una huella de carbono mucho más baja que el metalcon y el cemento. El Estado tiene que articular la construcción de viviendas en madera porque es de mejor calidad y de mejor habitabilidad, aislación térmica y acústica. No es que se plantee que esos materiales desaparezcan, pero el Estado debe reconocer que la construcción en madera es mejor como producto que los demás”.

Esquerré agregó que “creemos que las pymes deben ser escuchadas porque a la hora de definir cosas importantes, el Estado termina reuniéndose con las asociaciones que representan a las grandes compañías y dan poco espacio a escuchar a las pymes y lo que realmente representan. Entonces, por favor, no más reuniones con los gremios de las grandes compañías sin atender el espacio para las pymes”.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
PymemadSOCOABIO

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes