martes 10 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Destacados

Dirigentes sociales criticaron propuestas de acuerdo presentadas por el Presidente para solucionar la crisis

Manuel García, Pedro Valdés y Jorge Aravena pidieron cambio de Constitución a partir de las expresiones ciudadanas y el fin de la represión contras las personas que marchan pacíficamente.


 Por Benjamín Ahumada

8.1

Las propuestas de La Moneda hablan de un acuerdo de paz, otro de justicia y un tercero para cambiar la Constitución Política del Estado sin una Asamblea Constituyente.

La cadena nacional dada por el Presidente de la República, Sebastián Piñera, el miércoles en la noche hizo pensar a muchos que se decretaría algún estado excepcional para frenar los niveles de violencia que se han desatado en el marco del estallido social de los chilenos, sin embargo no fue así y las palabras del Mandatario se enfocaron, una vez más, en intentar calmar los ánimos con la propuesta de tres acuerdos nacionales que permitan la paz social en Chile.

Sin embargo, dirigentes sociales de Los Ángeles se mostraron en desacuerdo con las propuestas de La Moneda, acusando demasiada represión contra los manifestantes y pidiendo el cambio de la Constitución Política del Estado, a través de una Asamblea Constituyente.

LAS PALABRAS DEL PRESIDENTE PIÑERA

A través de una cadena nacional de medios de comunicación, el Presidente Sebastián Piñera propuso a los chilenos tres grandes acuerdos para solucionar el conflicto social que atraviesa el país.

En su discurso, el Jefe de Estado dijo que “estos son tiempos de unidad, son tiempos de grandeza. Eso es lo que todos nuestros compatriotas nos piden y con tanta razón. Por eso tenemos que hacernos el firme propósito de que esta situación tiene que terminar y tiene que terminar ahora, y tomar plena conciencia de que eso depende del esfuerzo y del compromiso que pongamos cada uno de nosotros.

En este sentido apuntó a tres grandes puntos: “todas las fuerzas políticas, todas las organizaciones sociales, todas las chilenas y chilenos de buena voluntad tenemos que hoy día unirnos en torno a tres grandes, urgentes y necesarios Acuerdos Nacionales”.

Tras confirmar que llamará a los policías retirados a reintegrarse a las filas de orden y seguridad, Piñera propuso “primero, un Acuerdo por la Paz y contra la Violencia que nos permita condenar en forma categórica y sin ninguna duda una violencia que nos ha causado tanto daño”.

Tras ello dijo que como “segundo, un Acuerdo para la Justicia para poder impulsar todos juntos una robusta Agenda Social que nos permita avanzar rápidamente hacia un Chile más justo”.

Y para finalizar “un Acuerdo por una nueva Constitución dentro del marco de nuestra institucionalidad democrática, pero con una clara y efectiva participación ciudadana, con un plebiscito ratificatorio”, lo que generó las críticas de los dirigentes sociales de la provincia.

LOS DIRIGENTES SOCIALES
Para conocer el pensamiento de los dirigentes sociales de la provincia, La Tribuna conversó con tres líderes que expusieron sus críticas a las palabras del mandatario, las que apuntaron principalmente a lo que llamaron represión y a la propuesta del Ejecutivo para cambiar la Carta Fundamental.

Bajo esta mirada, el presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de la Vega, Manuel García, dijo que “en este clima convulsionado que estamos viviendo podemos darnos cuenta que la clase política de nuestro país está al debe con la ciudadanía. Hemos sido vapuleados por treinta años donde se nos ha mentido y se nos han dicho cosas y la gente se aburrió. Las personas salieron a las calles a exigir lo que le corresponde y lo que cree que es justo y los políticos aún no entienden lo que la gente pide”.

Para fundamentar sus palabras, García reconoció que es necesario el cambio de la Carta Fundante, pero aclaró que hay prioridades inmediatas: “A mí me parece irrisorio que hoy se nos diga amén a todo, las cosas hoy en día no pasan por una nueva Constitución, que efectivamente la necesitamos, pero hoy en día hay cosas inmediatas que hay que solucionar, por lo tanto, no podemos apagar el fuego con bencina”.

Otro de los consultados fue el presidente de la Agrupación Nororiente de Agrupaciones Sociales de Los Ángeles, Jorge Aravena, quien se refirió, una vez más, al olvido de la clase media chilena.

“Nosotros como dirigentes sociales nos sentimos al margen, ya que todos los beneficios y discusiones que hoy se dan están dirigidos hacia dos grupos etáreos y la clase media, hoy en día ve a la distancia cómo suceden los hechos y una vez más nos vemos agobiados y ni siquiera se nos ha considerado cuando somos los que aportamos más del 90% de los ingresos al tema de las AFPs”, expuso Aravena.

Sobre el cambio a la Constitución, Aravena valoró la disposición del Presidente, sin respaldar su fórmula: “Lo importante, tras los anuncios del Presidente es que se abren a cambiar una constitución que consideramos no es legítima y que obedece a ciertos grupos de interés. No estamos de acuerdo con quién se quiere hacer, el Presidente señala que lo hará con el Congreso que para nosotros como ciudadanos es el mal que nos está afectando porque tenemos desconfianza en ellos, por lo que no nos sentimos representados como sociedad”.

Al mismo tiempo, el dirigente recordó a Piñera que “el llamado a la paz social tiene que ser dado por hechos concretos, el Presidente tiene que responderle a la ciudadanía, tiene que parar la represión, entendiendo que hay un grupo de desadaptados sociales que están en otra parada, nosotros no estamos en eso. Si el Gobierno no se abre a escuchar a la ciudadanía nosotros vamos a seguir convocando a la gente a la calle”.

En una línea similar, el reconocido dirigente social Pedro Valdés apuntó al prestigio y credibilidad que tienen como representantes: “Como dirigentes sociales estamos validados ante la ciudadanía, estando en el tercer lugar de credibilidad tras los Bomberos y las ONG’s”.

Valdés resaltó las demoras que ha tenido la clase política para responder a los chilenos: “En este momento, las palabras del Presidente de hacer un cambios, después de casi cuatro semanas, mucho tiempo, donde la clase política aún no escucha para hacer un cambio de Constitución, por eso yo creo que hay que preguntarle a la ciudadanía qué es lo que realmente quiere hacer y quiénes son los entes válidos, ante la ciudadanía, para que hagan este cambio”.

Apoyando el cambio de la Constitución, Valdés exigió no dejar de lado a la ciudadanía: “Yo creo que debe ser un plebiscito donde la gente decida qué quiere y cómo quiere hacer los cambios, porque en el caso de Los Ángeles, yo he visto a las personas que no tiene colores políticos, porque es el pueblo chileno el que quiere los cambios”.

“El Presidente tiene una mirada muy sesgada de un trato hacia la ciudanía que me hace preguntarme en qué mundo vive. Yo no sé si la prensa no les llega o si las imágenes no les llegan, pero hasta el que no está en las calles ha visto la represión”, recalcó el dirigente.
En este punto, Pedro Valdés fue fuerte y claro: “tenemos que abrirnos a seguir en este tema, porque las autoridades y los políticos no han considerado en todos estos años las peticiones de la gente. Ellos son los menos validados para poder dar una receta de cómo se arregla este tema”.

EL DESCARGO SOCIALISTA

Para el presidente de la bancada socialista, diputado por el distrito 21, Manuel Monsalve la preocupación es clara, no ha visto una disposición clara de La Moneda para dar solución a la problemática a partir de las demandas ciudadanas

“El Presidente debe abrirse a llamar a un plebiscito para una Nueva Constitución y que sean los chilenos que resuelvan el mecanismo. A nosotros nos parece que si el Gobierno tiene una posición distinta al mecanismo, son los chilenos los que tienen que resolver, preguntar si los chilenos quieren una Nueva Constitución y preguntar si lo quieren a través de un Congreso Constituyente como lo plantea el Presidente de la República, o si quieren una Asamblea Constituyente como la plantea la oposición, es algo que deben resolver los chilenos”.

El representante de la región del Biobío cuestionó los anuncios hechos por el Presidente, sobre todo por la ausencia de una respuesta democrática a las demandas de los chilenos. “La mayoría de los alcaldes de Chile, el conjunto de la oposición y quienes están marchando, le han dado una señal clara sobre cuál es la salida política a la crisis social que vive Chile. La demanda es por una Nueva Constitución”, sostuvo Monsalve.

Para el legislador, Piñera debe abrirse a un cambio de Constitución a partir de las demandas ciudadanas, resaltando la crisis económica que comienza a afectar al país: “La economía está sufriendo una caída muy relevante, hay chilenos que están perdiendo su empleo. Hay pequeñas y medianas empresas que están quebrando. Tenemos chilenos que han sido víctima de violaciones a los derechos humanos, hay chilenos que han perdido la vida y chilenos que han sido mutilados, eso no tiene reparación. Tenemos un fiscal investigando al Presidente de la República por eventuales delitos de lesa humanidad. Yo la verdad es que no entiendo por qué el Presidente se demora en dar una salida política y expone al país y a los chilenos a una crisis que está teniendo un costo humano y social que va a ser difícil de reparar”.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
Acuerdos de La MonedaDirigentes SocialesJorge AravenaManuel GarcíaNueva ConstituciónPedro Valdés

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes