domingo 08 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Destacados

Votación sobre Ley antiterrorista podría aplazarse por dichos del ministro del Interior

Senadores pidieron a Andrés Chadwick que asista a la Comisión de Seguridad Pública a explicar sus dichos sobre el financiamiento extranjero para el terrorismo en Chile.


 Por Claudia Robles

CAMIONES QUEMADOS (101)

Benjamín Ahumada Alvarez

[email protected]

Hoy debiera votarse en el Senado la llamada Ley Corta Antiterrorista, cuya discusión inmediata fue anunciada por el Presidente de la República, Sebastián Piñera, a finales de mayo, en nuestra región.

Pese a la certeza que existía, luego que el proyecto fuera aprobado por tres votos a favor y dos en contra en la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara Alta, lo cierto es que todo podría cambiar luego que el ministro de Interior, Andrés Chadwick, dijera de forma explícita en una entrevista con el diario La Tercera que existen: “organizaciones terroristas que muchas veces tienen apoyo del exterior”, es decir, dio a entender que existen grupos armados dedicados a provocar terror con dinero extranjero.

Las palabras del jefe de Gabinete de Piñera fueron fuertes y causaron molestia en la oposición.
Por ello, el senador Felipe Harboe habló de la necesidad de discutir las palabras del titular de Interior, por lo que anunció de inmediato que invitará al ministro a la Comisión de Seguridad del Senado.
En paralelo, el vicepresidente del Senado, Alfonso De Urresti, advirtió que la votación de la ley corta, contemplada para hoy, debiera detenerse, toda vez que las palabras de La Moneda advierten sobre un flagelo aún más grande que el previsto por el proyecto de ley, lo que se traduce como un revés importante para Piñera, pues pese a que este mensaje o idea legislativa del Ejecutivo no cuenta con la admiración de los legisladores de oposición, sí existe la conciencia de que es fundamental debatirla para enfrentar temas como el atentado a la Comisaría de Huechuraba en la Región Metropolitana o los que vivieron el ex Presidente de Codelco, Óscar Landerretche, y el ex ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter.

En tanto, el intendente de la Región del Biobío, Sergio Giacaman evitó referirse a las palabras de su superior directo, resaltando que lo importante es aprobar el proyecto de ley para dar mayores facultades investigativas a las policías.

GIACAMAN Y SU SILENCIO SOBRE EL FINANCIAMIENTO DEL TERRORISMO

En nuestra región, tanto la Provincia de Arauco como la de Biobío han recibido ataques incendiarios o ataques terroristas. Por eso, el intendente Giacaman fue consultado por las palabras de Chadwick y lo específico de la región, pero evitó comentarlas.

En conversación con Radio San Cristóbal, la máxima autoridad del Ejecutivo en la región habló de la discusión que se debería dar hoy en la sala del Senado: “Es muy necesario que se apruebe la Ley Corta Antiterrorista, presentada en el primer gobierno del Presidente Piñera, urge entregarle herramientas a la policía”, para ayudar en sus investigaciones y entre las que destacan: la intervención de teléfonos, el uso de policías infiltrados y entregas vigiladas.
Pese a que esta última atenta contra los derechos fundamentales, lo cierto es que la legislación antiterrorista mundial considera esta medida como eficaz para evitar atentados.
La afirmación es uno de los argumentos de La Moneda para pedir la aprobación de los legisladores, la que por cierto es respaldada por Giacaman al explicar que la idea es “volver al centro, volvamos a lo que necesitamos como país, que nuestras policías tengan más herramientas y, en ese contexto, la ley corta les entrega esas herramientas y en eso van a estar de acuerdo todos los senadores, quienes van a ser parte de esta votación. Va a ser un proyecto que tendrá amplia mayoría en el Senado”.

En concreto, el intendente detalló que “la aprobación de esta ley y su entrada en vigencia va a permitir que las policías tengan un trabajo más robusto desde el punto de vista de la inteligencia”.

Pero el temor de los congresistas de oposición se basa en los abusos cometidos durante la dictadura, reconociendo la necesidad de legislar  a más de 30 años del fin del gobierno de Augusto Pinochet.
En este punto, Sergio Giacaman es claro: “creo que el que nada hace nada teme, yo no tengo temor que alguien intervenga mi teléfono porque no estoy realizando ningún tipo de delito (…), hoy la legislación no nos permite investigar en mayor detalle, vamos a poder contar con esta ley que nos permitirá contar con mejores herramientas, por lo tanto hecha la ley tendrán las herramientas para hacer un mejor trabajo (nuestras policías), con eso vamos a tener un gran avance”.

Al ser consultado sobre el financiamiento extranjero al terrorismo en Chile, el intendente de Biobío declinó contestar.

¿Usted ha conversado con el ministro, le ha dicho usted algo de esto, siendo intendente de una región donde existe el conflicto Mapuche?

“Con el ministro hemos hablado la necesidad de aprobar este proyecto de ley, lo hizo el Presidente en una visita a la región, en ese contexto anunció la discusión inmediata de este proyecto de ley y vuelvo al punto y al centro, que es que nuestras policías tengan más herramientas para poder realizar una mejor investigación y para que sean más certeros”, fue la respuesta de la autoridad.

Tras los dichos de Chadwick y “las chispas” que se vieron entre los senadores, la alerta de Giacaman es a que “perdamos el foco, los que han sido víctimas o conocen a algún amigo o un familiar o lo han visto en las noticias, no logra entender por qué no tenemos un trabajo más certero de nuestras policías y eso es porque no cuentan con las herramientas y este proyecto de ley da más herramientas y con más herramientas las policías van a trabajar mejor, pongamos en el centro a las personas”.

HARBOE MOLESTO Y EXTRAÑADO

El Senado debe votar hoy el Proyecto de Ley presentado por el Ejecutivo, pero eso es incierto.

Tras leer a Chadwick, quien fuera subsecretario del Interior y actual senador, Felipe Harboe, expresó su preocupación, pues los dichos del titular de Interior ponen en riesgo las investigaciones ligadas, por ejemplo, a la bomba de la 54 Comisaría de Huechuraba.

“Se trata de una declaración extremadamente muy delicada que, por una parte, si resulta ser cierta, llama la atención que el señor ministro del Interior lo expresara a través de un medio de comunicación, cuando en realidad eso puede poner en riesgo el éxito de una investigación. De no tener antecedentes sería una imprudencia mayor, toda vez que sitúa a Chile en el contexto de un país donde estaría existiendo actividad terrorista financiada internacionalmente, lo que es extremadamente complejo”, criticó el senador del PPD.

Harboe habló de gravedad en las palabras de Chadwick, por lo que confirmó que lo invitó a la Comisión de Seguridad del Senado: “Vamos a invitar al ministro del Interior a la Comisión del Senado para que pueda ampliar esta información y explicar sus dichos, para saber en el Senado qué tipo de antecedentes reales y concretos, se manejan respecto de esta situación”, cita que podría concretarse este jueves o el próximo martes, pero que debiera demorar la legislación que se contempla para hoy.

Visiblemente molesto, el congresista recalcó que “hay que ser cuidadoso y prudente al momento de hacer aseveraciones como ésta, mi percepción hasta hoy es que yo no cuento con ningún tipo de información fidedigna que permita asegurar tal situación”.

El problema de Harboe no es con el ministro ni con el Gobierno ni con el proyecto de ley, sino que con lo que calificó como evidente, es decir, con atentados que buscaban matar a personas: “evidentemente, de un tiempo a esta parte, en Chile tenemos un problema más complicado que es que lo que antes eran atentados a sucursales bancarias, a cajeros automáticos de noche, al sub centro de Las Condes, ahora ya estamos en una etapa mayor en la que se busca lisa y llanamente asesinar personas, tanto en lo que ocurrió con Óscar Landerretche, Louis de Grange y el ex ministro Rodrigo Hinzpeter, así que lo que se requiere acá, de una vez por todas, es que el Gobierno adopte medidas preventivas en función de los perfiles de riesgo”.
A sabiendas de lo que califica como la necesidad de debatir una ley antiterrorista, el parlamentario habló del temor que le genera ser visto como un país que recibe financiamiento extranjero para causar terror, además de reconocer que las declaraciones del ministro pueden influir en la votación: “Yo creo que, y ese es el temor que tengo de manera personal, espero que no sea así, pero evidentemente, dar esta declaración días antes de una votación de un proyecto de esta naturaleza puede buscar una forma de presión para aprobar el proyecto. En mi caso, no requiero ningún tipo de presión. Aquí se está dando una discusión ideológica de fondo, respecto de una ley antiterrorista, en un proyecto que no contiene ningún elemento ideológico”.

Sobre dar más facultades de investigación a las policías, Harboe dijo que la idea del Ejecutivo habla de temas contemplados en otras normas: “Pensemos que lo único que hace este proyecto, que es bastante discreto por lo demás, es que otorga a las policías las mismas facultades que tienen hoy día para investigar los delitos de robo, los delitos de infracción a la ley de armas o los delitos de infracción a la ley de drogas. En consecuencia, si los delitos terroristas son considerados por la sociedad como más graves que los anteriores, no se ve ninguna lógica de no poder entregar esas facultades”.
Agregó que: “Este proyecto de ley no es una gran solución, es un aporte al proceso investigativo de cuando ya han ocurrido los hechos, la pregunta es: ¿Qué está haciendo el Gobierno para evitar que se produzcan estos hechos y no tengamos que lamentarlos nuevamente”.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
Ley Antiterrorista

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes