viernes 23 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Destacados

Con cepas patrimoniales del valle de Biobío buscan consolidar rubro vitivinícola

Proponen crear ruta patrimonial del vino.


 Por Claudia Robles

viñateros valle de biobio (3)

“Nuestras cepas no sólo tienen 400 años sino que además les queda una larga vida por delante” afirmó Danilo González Fica, presidente de la Asociación Gremial de Viñateros y presidente de la Cooperativa Silvoagropecuaria Valles de Biobío, gremios que reúnen a unos 60 viñateros de las comunas de Yumbel, Cabrero y San Rosendo, todos empeñados en consolidar su producción vitivinícola de cara a conquistar nuevos mercados.

Las viñas de la zona, provienen de cepas traídas por los primeros jesuitas, que llegaron entre 1621 y 1721, año en que se funden las renombradas campanas de Rere, en el período que coincide con la época de mayor apogeo del pueblo, convertido en polo de desarrollo económico, social y religioso, destaca Danilo González.

De acuerdo a la historia, “las viñas se remontan a la época de la Colonia. Con más de 400 años de historia, asociadas a las comunas del valle de Biobío” manifestó el productor respecto de las cinco viñas: Lomas de Yumbel, del Cerro Parra; Cerro Alto de Río Claro; Viña San Roque y Tierra Firme, -ambas camino a Callejones en San Rosendo- y San Lorenzo en Rere, en la comuna de Yumbel.

En representación de los viñateros, Danilo González dijo que trabajan con el objetivo de dar un valor agregado al producto, “para que los agricultores permanezcan en las viñas, especialmente este año de crisis, donde recién salimos de una helada. En octubre del año anterior, muchos agricultores recogieron muy poca uva” indicando que realizan esfuerzos con apoyo de investigadores, para aportar nutrientes a la tierra “y que las cepas perduren por cien o 200 años más”.

LA RUTA DEL VINO

Plantea que las características de los viñedos permitirían

consolidar la creación de una ruta del vino en el valle del Biobío, considerando las particularidades de la zona, “es una lucha grande que hemos planteado al seremi de Agricultura en las reuniones”.

Entre las fortalezas de la propuesta, mencionó que se trata de viñedos patrimoniales, “las primeras viñas las trajeron los jesuitas y de ahí, toda la historia que caracteriza particularmente a Rere, Yumbel y San Rosendo. En esos lugares se plantaron las primeras viñas existentes en el país”.

“Con posterioridad fueron apareciendo cepas finas que se han ido mezclando pero la que perdura es la país y la malbec. Otras con pequeños retazos de lo que es la moscatel de Alejandría y la blanca Italia”

Las viñas venden su producción con vinos embotellados, a granel y en garrafas. En paralelo, comentó que una de las viñas implementó un vino rosé, “de muy buena calidad, dulce. Hemos ido complementando con apoyo de enólogos”. 

Las viñas del valle están en manos de familias “donde todos colaboran” y mantienen la producción de sus ancestros, con vinos orgánicos y patrimoniales.  

MESA DEL VINO  

Más de 100 personas participaron del seminario “Producción y perspectivas de la viticultura en el Valle del Biobío”, organizado por la Seremi de Agricultura y el municipio de Yumbel.

Temas como producción de uvas de calidad de cepas tradicionales, control de enfermedades de la vid y las perspectivas de la viticultura en la zona fueron abordados por profesionales del mundo público, privado y académico, para fortalecer el trabajo de los productores de uva y vino.

El seremi de Agricultura, Francisco Lagos, señaló que el seminario le está dando profundidad a las tres subcomisiones que se definieron en la Mesa del Vino, como son manejo de huertos; vinificación y comercialización, y ruta del vino.

“Este seminario muestra los avances de la Mesa del Vino, con el objetivo de fortalecer el sector vitivinícola a nivel regional”, indicó Lagos.

La actividad fue organizada por la Seremi de Agricultura, la municipalidad de Yumbel, Inia Quilamapu, el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap), el Centro de Extensión Vitivinícola del Sur, el Centro de Gestión de Proyectos de Concepción, la Universidad Federico Santa María y la Asociación de Viticultores de Yumbel.

Unas de las expositoras, Marisol Reyes, investigadora en vitivinicultura de INIA Cauquenes, expuso sobre el tema de la “Producción de uvas de calidad de cepas tradicionales para vinificación”. La ingeniera agrónoma, planteó que “presenté una visión de cuáles eran los factores que puedan afectar para que tengan uvas de calidad, que van a dar vinos de calidad. Hay factores como el clima, el suelo, las plantas y por supuesto, el factor humano que va a integrar todos estos componentes para llegar a un vino de calidad”.

Por su parte, Manuel Albarrán, coordinador del nodo vitivinícola de la Universidad Federico Santa María, expuso sobre “Perspectiva de la viticultura en el Valle del Biobío”, abordando cuatro puntos relevantes. “Primero expuse sobre la perspectiva de desarrollo del territorio del Valle del Biobío. Después fue el tema estratégico, que es el manejo de la viña. Lo tercero tiene que ver con la producción del vino, con una estrategia de apoyo. Cómo convertir la planta de uva en un proceso industrial, automático, tecnologizado, que no varíe de acuerdo con el clima. Finalmente tiene que ver con incorporar y llamar gente a conocer esta zona, a través de del enoturismo”, destacó el profesional.

FRASE DESTACADA PRODUCTOR DE VIÑOS

“La idea es competir con un vino de calidad, sano, limpio, orgánico. Estamos trabajando con la idea de certificar a los viñateros para que puedan el día de mañana exportar y buscar nichos especiales, donde se distinga la calidad del vino”.

Danilo González Fica, presidente de los viñateros de Biobío. 


  • Compartir:
etiquetas
Valle de BiobíoVino

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes