lee nuestro papel digital

Desarrollo

517 familias de Alto Biobío tendrán energía eléctrica en sus hogares

Gracias a una inversión del Gobierno Regional, que supera los 4 mil millones de pesos, medio millar de viviendas, sedes sociales e iglesias podrán contar con el anhelado servicio.


 Por Juvenal Rivera

281122 - Electrificación rural en Alto Biobío (1)

La belleza de Alto Biobío es incomparable. En plena cordillera andina se encuentran rincones únicos e incomparables, como lagos y bosques milenarios, lugar que hace siglos es habitado por las comunidades pehuenche.

Sin embargo, todo allá queda demasiado lejos. Desde la localidad de Ralco, cabecera comunal, son casi 100 kilómetros hasta el hospital de Los Ángeles, una eternidad cuando hay un parto en proceso o se enfrenta una situación grave de salud.

Ni hablar si se vive en algunos de los cajones cordilleranos interiores, (Queuco y Biobío), en cuyos confines es posible encontrar a familias indígenas que mantienen sus costumbres y tradiciones.

Los laberínticos caminos interiores son de tierra que se cubren de una gruesa capa de nieve en el invierno. Puede suceder que durante varias semanas al año simplemente no puedan circular los vehículos.

Hace 25 años se inició un plan para dotar de energía eléctrica a los habitantes de Alto Biobío. Cosa paradojal: esa zona no contaba con ese servicio básico pese a que después tendría uno de los mayores complejos de generación del país.

Sin embargo, el programa naufragó en un mar de dificultades y cientos de posibles beneficiarios simplemente no tuvieron manera de cambiar los chonchones y velas por artefactos eléctricos para iluminarse en las noches, refrigerar sus alimentos, cargar un teléfono celular, usar una lavadora o ver televisión.

Esa deuda pendiente comenzó a saldarse hace unos días cuando se echó a andar un proyecto de electrificación rural que beneficia a 517 familias de Alto Biobío, involucrando una inversión de poco más de 4 mil 200 millones de pesos.

El viernes recién pasado, específicamente, en Llancacura, en la comunidad de Butalelbun (la más cercana a la cordillera), se celebró el inicio de los trabajos, los que se extenderán por tres años. La intención es conectar al servicio eléctrico a más de medio millar de hogares, así como, además, a 31 sedes vecinales e iglesias, a través de la extensión de la actual red de la Empresa Cooperativa Eléctrica Charrúa (Coelcha).

La jefa de la Unidad de Pueblos Originarios del Gobierno Regional, Gloria Callupe, comentó que “este es un compromiso del Gobernador Rodrigo Díaz, que se asumió en el territorio, con los dirigentes, con los loncos y que es emblemático. Se trata de una inversión de más de cuatro mil millones de pesos, que beneficia a familias que llevan muchos años esperando poder tener electricidad en sus casas, tratándose una necesidad que es básica, problema que no tenemos en la ciudad, y que ahora estamos acercando gracias a diversas voluntades y al gran aporte que está haciendo el Gobierno Regional para las familias pehuenches de Alto Biobío”.

Para el alcalde de Alto Biobío, Nivaldo Piñaleo, se trata de una importante inversión que beneficiará al 40% de los vecinos de la comuna. “Estoy feliz, porque ya pusimos la primera piedra, como se podría decir, instalando el primer poste de un proyecto tan sentido en el territorio, con recursos que desde años hemos gestionado y con los que ahora damos inicio a un proceso de dignidad con esta electrificación”, afirmó.

Por su parte, Roberto Manquepi, lonco de la comunidad de Butalelbun, aseguró sentirse “honrado por ser partícipe de esta alegría que están teniendo mis hermanos, porque es una cosa tan grande que significa este avance. Se trata de algo digno que merece cualquier ciudadano que viva en este país”.

Presente también en la actividad, el senador Gastón Saavedra dijo que “de esta forma se da cumplimiento a una obra que lleva muchos años de espera y que, finalmente, con los recursos públicos, que el Gobierno Regional está disponiendo, más de 500 familias puedan tener electricidad en sus casas”.

El proyecto de electrificación rural considera obras por una extensión de más de 120 kilómetros. Por la ribera del Queuco, en las comunidades de Butalelbun, Malla Malla, Caiñicú, Pitril y Trapa Trapa. En tanto, por la zona del río Biobío, para las familias pehuenche de El Barco, Guallalí, Ralco Lepoy, Quepuca Ralco 2, Aukin y El Avellano


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
Alto Biobíoelectrifiación
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes