lee nuestra edición impresa

Desarrollo

“Cristal de Oro”: un emprendimiento en armonía con el medioambiente

La miel y las cerezas son los productos estrella de todos los años. La temporada de cosecha de cerezas se aproxima y existe incertidumbre respecto del stock de frascos de vidrios para el proceso de envasado. “No sabemos por qué la fábrica dejó de enviar frascos a Los Ángeles” relata uno de los hijos del matrimonio Cea Cid.


 Por Equipo diario La Tribuna y radio San Cristóbal

Cristal de oro (3)

El trinar de los pájaros se apodera de cada rincón de la hijuela El Naranjo del sector Choroico, lugar donde reside la familia Cea Cid, que da vida y fuerza al emprendimiento de productos agroelaborados “Cristal de Oro”, que debe su nombre a uno de sus productos estrella: la miel.
Los impulsores del proyecto, Manuel Cea y su esposa, Filomena Cid crearon una pequeña empresa familiar, emplazada en la cordillera de Nahuelbuta y que, tras años de arduo trabajo, se convirtió en un espacio productivo y sustentable.
En los primeros años, la familia partió con solo dos colmenas y hoy desarrollan diversas líneas de producción, asociadas a la apicultura, conservas y mermeladas.
“Conservar la esencia del campo es lo importante” relata con orgullo Manuel Cea al citar que cuentan con el Sello Manos Campesinas, otorgado hace unos años por el Instituto de Desarrollo Agropecuario Indap.
Cuando Manuel y su familia llegaron a la hijuela, -en un terreno heredado por el lado paterno, había árboles gigantes, muchos dispersos y en zonas de difícil acceso, donde había complicaciones para que operara maquinaria pesada. De aquellos obstáculos supieron sortear las dificultades y luego de años de trabajo en familia, comenzaron a hacer de cada espacio, un lugar productivo y sostenible. Lejos de desanimarse, concentraron su energía en aprender y capacitarse.
“En el campo hay que convivir en armonía con la naturaleza” relata Manuel Cid, mientras el silencio, abre paso al trinar de los pájaros que se alimentan de los frutos y semillas que en abundancia brotan de los árboles que forman un biombo y delimitan el área de los huertos de cerezos. “Cualquier otra persona, corta los árboles o hace otra cosa, pero yo me di cuenta que los pájaros preferían esta fruta que la de los huertos. Entonces, manteniendo esa cortina de árboles frutales se evita que se coman las cerezas de la quinta” expresa con orgullo y satisfacción, Manuel Cea, dueño y representante legal de la microempresa familiar. “En el tiempo de las cerezas llegan muchas aves. Si nosotros cortáramos esos árboles no podríamos cosechar de la quinta. Esos árboles lo que hacen es alimentar a la naturaleza. Las aves comen de esos árboles una fruta más blanda, que los pájaros la aprecian”.

EL PRODUCTO ESTRELLA: LA MIEL
Uno de los hijos del matrimonio Cea-Cid, Isaí, relata que Cristal de Oro, es una marca que nació en el campo como emprendimiento familiar y hoy después de mucho trabajo y esfuerzo, se consolidó con un sello que marca la diferencia frente a otros ya existentes.
A modo de ejemplo, comentó que la miel es uno de sus productos emblema, “la producción de miel se agotó en febrero (…) Esta miel es especial”.
En cuanto a otros productos, también destaca la cereza negra, “toda la producción es de esta quinta” sumando a ello, los duraznos, frutillas, maqui, zapallo-alcayota, durazno conservero, guindas, peras, cereza paloma y crema y golden berries, entre otros.
“Mi mamá se ha capacitado en la preparación de estos alimentos y ha realizado varios cursos, sin ella nada sería posible”, destaca Isaí, al mencionar que todos en la familia colaboran, y que en el caso particular de su madre, se ha capacitado constantemente a través del Prodesal de la municipalidad de Nacimiento; destacando el curso de Capacitación y Elaboración de Productos Agroindustriales ejecutado por el Centro de Desarrollo Tecnológico Agroindustrial de la Universidad de Concepción.
La familia Cea Cid ahora se prepara para la próxima temporada de cosecha de cerezas, y aunque tienen asegurada la producción enfrentan una complicación externa, “como en todo emprendimiento hay que considerar los aspectos negativos. En estos momentos nosotros estamos muy complicados con el tema de los frascos porque no encontramos por ningún lado (…) Ahora viene la temporada en diciembre y no hay frascos. No sabemos por qué la fábrica dejó de enviar acá a Los Ángeles”, al citar esa complicación que los aflige como pequeña empresa.

NOCHES DE TRABAJO Y PRODUCCIÓN
La familia de emprendedores concentra sus horas de producción en las noches para evitar exponerse a las calurosas jornadas que en verano superan los 30 grados, “trabajamos en la noche porque de día tenemos un alto flujo de visitantes y no podemos estar con las manos en las conservas o salir a atender sumando a ello las altas temperaturas que tenemos sobre todo en la sala de preparaciones. Comenzamos a trabajar a las 8 de la noche y terminamos cerca de las 4 de la mañana y al otro día nos levantamos temprano a cosechar otra vez”.
En el campo la actividad no cesa, “acá se termina la temporada de las cerezas y llega la miel. Luego se acaba la miel y viene otro producto. En las primeras temporadas del año no hay vacaciones”.

Ficha “Cristal de Oro”

  • Representante: Manuel Cea Soto
  • Rubro: Apicultura y agroelaborados
  • Comuna: Nacimiento
  • Celular: +569 9570 7958
  • Instagram: elcristaldeoro
  • Facebook: Cristal de oro
  • Web www.cristaldeoro.cl
    Espacio Fibra Local CMPC
    Dirección: Arturo Prat 427, Temuco

De los huertos brotan con generosidad los frutos que dan vida a las mermeladas y conservas de la familia Cea Cid.


“Trabajamos en la noche porque de día tenemos un alto flujo de visitantes y no podemos estar con las manos en las conservas o salir a atender sumando a ello las altas temperaturas que tenemos sobre todo en la sala de preparaciones. Comenzamos a trabajar a las 8 de la noche y terminamos cerca de las 4 de la mañana y al otro día nos levantamos temprano a cosechar otra vez”.
Isaí Cea

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes