jueves 05 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Desarrollo

Proponen huertos melíferos para enfrentar alteración floral en Alto Biobío

En forma paralela a la certificación de miel, única en el mundo, presente en territorio pehuenche, el Instituto Forestal –Infor- compromete asistencia y capacitación a emprendedores apícolas, mientras que el municipio aplica ordenanza para evitar sobreexplotación.


 Por Claudia Robles

HUERTOS MIEL

Claudia Robles M.

Prensa latribuna.cl

El Instituto Forestal -Infor- a la fecha ha instalado 60 huertos melíferos en la región del Biobío como una forma de

revertir la merma de flores, panorama que se asocia al calentamiento global, más de una década de sequía, expansión de las ciudades y el uso de pesticidas. La iniciativa, que se ha puesto en marcha en diferentes zonas productivas del Biobío, se pretende replicar en esta provincia, puntualmente en Alto Biobío, donde el Instituto Forestal, que trabaja bajo el alero del Ministerio de Agricultura, plantea como medida de mitigación la habilitación de huertos melíferos con especies nativas para mejorar la oferta de flores y aumentar la producción de miel, manifestó María Paz Molina, encargada del programa Flora Melífera.

En primera instancia, se entregó capacitación en huertos melíferos forestales, organizada por el Instituto de Desarrollo Agropecuario Indap, actividad a la que se sumaron funcionarios del Programa de Desarrollo Territorial Indígena y del Departamento de Economía Local del municipio.

Al respecto María Paz Molina manifestó que “nosotros como Infor ponemos los árboles, los plantamos, los mantenemos, realizamos riego por goteo si es necesario, mientras que el usuario aporta con el terreno que debe tener 0,5 hectáreas por lo menos, y coligues para ser usados como tutores”.

Anticipó que además se realizarían capacitaciones a apicultores en temas como manejo sanitario, producción de mieles diferenciadas, desarrollo de subproductos como propóleo y cera, cursos para aprender a hacer plantas forestales de aptitud melífera, injertos, taller de reconocimiento de calidad de mieles, entre otros.

CAMBIO CLIMÁTICO

El cambio climático también ha complicado la floración y la producción de miel, panorama que se busca revertir, dijo en conversación con diario La Tribuna la investigadora de Infor, María Paz Molina, encargada del Programa de Flora Melífera del gobierno regional del Biobío que buscar aportar a la apicultura de nuestra región.

Al ser consultada respecto del impacto del cambio climático en la zona cordillerana, comentó que es una situación real “por supuesto, porque ha cambiado no sólo el monto de las precipitaciones sino cuando ocurren. En general, las lluvias parten más tarde y a veces son torrenciales y las flores caen. Menos lluvia implica también que las aguas subterráneas no se reponen lo que puede llevar a la muerte los árboles”.

Agregó que “también hay menos nieve por lo que los caudales de los ríos evidentemente se ven afectados y con ello, la vegetación de las riveras. Además, la temperatura del verano es más elevada y muchas veces, ello provoca que las flores duren menos días”.

LOS HUERTOS MELÍFEROS

En Alto Biobío se proyecta establecer entre 10 a 12 huertos melíferos, “de especies forestales nativas en terrenos de apicultores donde hay escasez de flores para sustentar la producción de miel y sus derivados”, expresó la profesional de Infor, al destacar la capacidad de adaptación de las abejas melíferas a la flora nativa chilena, al mencionar a diferentes especies, entre guindo santo, ulmo, quillay, peumo, boldo, mardoño, corcolén, radal, avellano, laurel, tineo, maqui, patagua, canelo, ciprés de la cordillera, notro, “y otras exóticas, que son de interés para los apicultores, como el acacio, tagasaste, eucalyptus melliodora, tuja”, que serán incluidos también en los huertos melíferos que se prevé establecer en territorio cordillerano.

Puntualmente sobre el guindo santo afirmó “es una especie que es endémica de Chile, por lo tanto, única en el mundo. Por otro lado es del mismo género del ulmo, que tiene una calidad de miel ya comprobada, pero la particularidad más importante es que el guindo santo, es una especie en peligro de extinción. Entonces, el solo hecho de plantarlo, ayuda a que sea una especie que salga de esa categoría”.       

ORDENANZA MUNICIPAL

El alcalde de Alto Biobío, Nivaldo Piñaleo manifestó que a través de una ordenanza municipal se protegerá a los emprendedores apícolas, a quienes además se entregará capacitación en el manejo sustentable de sus colmenares. “Nuestra miel es reconocida por su excelente calidad, ser completamente orgánica y por la variedad de pólenes tanto de flores como de árboles nativos, por eso debemos cuidar que se mantenga el equilibrio y se trabaje de forma colaborativa con los apicultores locales y foráneos”, afirmó.

Respecto de la ordenanza municipal, el documento entró en vigencia en enero de 2019 y considera medidas que aplican para los apicultores locales y foráneos, resguardando el equilibrio entre las personas y el medioambiente. Se establece la obligación para todos los apicultores de manejar con responsabilidad sus desechos orgánicos e inorgánicos, para evitar la contaminación y las enfermedades.

FRASE DESTACADA ALCALDE ALTO BIOBÍO

“El apicultor local puede solicitar que se genere un área de protección de 2,5 KMS de radio, donde los apicultores foráneos sólo podrán instalar un máximo de 50 colmenas, y donde los agricultores deberán informar con cinco días hábiles de anticipación, si es que van a usar algún agroquímico, con el fin de dar tiempo a los apicultores para proteger sus abejas de las posibles toxinas”.

Nivaldo Piñaleo, alcalde de Alto Biobío.

Nivaldo Piñaleo, alcalde de Alto Biobío.

FRASE A DESTACAR INVESTIGADORA INFOR

“Los huertos, tratamos de establecerlos con al menos 13 especies distintas. Eso quiere decir que contienen alrededor de 400 plantas, divididas en trece especies diferentes porque nuestra idea es ampliar el período de floración para que la abeja tenga alimento durante más tiempo”.   

María Paz Molina, investigadora.

DATO A DESTACAR   Cada huerto forestal melífero consta de 450 árboles de 13 especies distintas para asegurar la variedad floral de primavera a verano.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes