suscríbete al boletín diario

Desarrollo

Canalistas culpan al gobierno por demoras en composición de la Junta de Vigilancia del río Laja

A través de la conformación de una junta de vigilancia se pretende asegurar el riego para los agricultores, facilitar la generación de energía y contar con agua suficiente para el desarrollo del turismo en el sector del Salto del Laja, entre otros aspectos.


 Por La Tribuna

28-03-2019_21-44-211__6.jpeg

El presidente de la Asociación de Canalistas del Laja en Los Ángeles, Patricio Guzmán Acuña dijo que aún no se logra conformar la Junta de Vigilancia del río Laja y que urge la intervención de las autoridades para conseguir avances reales y efectivos.

En tal sentido manifestó que han sostenido reuniones con autoridades pero sin resultados. “Hemos tenido varias reuniones por el tema de la Junta de Vigilancia del río Laja y lamentablemente con el cambio de autoridades en el Ministerio de Obras Públicas también han cambiado los criterios y nos han complicado en la conformación de la Junta de Vigilancia, que la teníamos totalmente lista y acordada con el gobierno anterior. Las autoridades del Ministerio de Obras Públicas han cambiado su visión y creemos que eso ha sido muy malo para la zona y lo seguirá siendo”.

Reconoció que han recibido apoyo por parte de algunos parlamentarios de la zona pero hasta ahora no hay avances concretos. “Necesitamos avanzar y concretar la Junta de Vigilancia del río Laja, que es un organismo que va a regular el uso de las aguas en ese río”, manifestó con preocupación el máximo dirigente de los Canalistas del Laja.

Aseguró que los avances llegaron hasta mediados de noviembre del año 2017, cuando en los Saltos del Laja, se firmó un acuerdo histórico para la provincia, que pretendía regular el uso del Laja.

DILACIÓN

Patricio Guzmán agregó “después del cambio de gobierno se presentaron retrasos y eso llama profundamente la atención, porque debería ser la autoridad política, la más interesada en que fuera la Junta de Vigilancia, la que resuelva cualquier problema, diferencia u operación de lo concerniente a la cuenca del río Laja y no que sea la que va a recibir todos los problemas que se van a originar a raíz de que aún no existe la Junta de Vigilancia”

“La autoridad política debiese ser la más interesada en la pronta conformación de la Junta de Vigilancia del río Laja y así, lo habíamos acordado en el gobierno anterior, con el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga”, resaltó el dirigente.

Sostuvo que la carencia de determinaciones concretas complica el panorama, “en la actualidad hemos sufrido dilaciones o retrasos porque están cambiando los criterios de las actuales autoridades.

Eso, va a llevar a que todos los problemas y complicaciones en el manejo y las diferencias entre los usuarios, las tenga que resolver al final la autoridad política y no la junta de vigilancia. Entonces, ahí hay un contrasentido en lo que está haciendo la actual autoridad”.

LOS OBSTÁCULOS

Hasta ahora, según se informó, la Asociación Canal Zañartu se ha marginado de las conversaciones, entre una veintena de organizaciones que se han sumado a la causa, entre generadoras eléctricas, organizaciones de regantes, de turismo y del comercio del Salto del Laja.

“Se han presentado obstáculos a nivel regional y nacional. Yo creo que, en gran medida por presiones de ciertos sectores interesados, particularmente en el Canal Zañartu, que son regantes de Cabrero, y que ha derivado en una fuerte presión que ha trabado los avances que teníamos completamente acordados. Los únicos disidentes están en Cabrero. Los demás están todos alineados”.

En tal sentido, el presidente de la Asociación de Canalistas del Laja agregó que se trata de un tema de profundo impacto pero sin avances. “Con la Asociación Zañartu, tenemos la disputa sobre cuáles son sus derechos de uso, son los únicos que afectarían la conformación de esta junta de vigilancia, que se ha retardado”.

LAS PROYECCIONES

Junto con insistir en la urgencia de conformar una Junta de Vigilancia, Patricio Guzmán formuló un directo llamado, “instar a las autoridades políticas provinciales y regionales, y a los parlamentarios, a que entiendan que la Junta de Vigilancia es necesaria y es urgente hacerla. Con ella se pueden evitar complicaciones mayores”.

Se trata de una instancia que asumiría “el manejo y la regulación del uso de las aguas. Eso deberían apurarlo porque ya había un acuerdo entre todos los usuarios, excepto uno”.

TEMPORADA DE RIEGO

Consultado respecto de temporada de riego puntualizó que la Asociación de Canalistas del Laja “ha tenido una temporada de riego normal, a pesar de la sequía de este año. Hemos tenido una temporada bastante normal desde el punto de vista del crecimiento. El factor climático lo hemos podido sortear gracias a la disponibilidad de agua, ya que hemos tenido disponible la red todo el tiempo y sin grandes problemas por rotura de canales”.

CÁMARA DE TURISMO SALTOS DEL LAJA

El director de la Cámara de Turismo de Saltos del Laja, José Sanzana aseveró que llevan más de una década de espera ante una demanda que es imperiosa. “Llevamos años a la espera de la conformación de la Junta de Vigilancia para tener la sustentabilidad del río para tener la cortina de agua que todos esperamos”.

Añadió que debe existir una distribución equitativa. “Se han realizado grandes esfuerzos para poder juntar agua en el lago Laja y poder estar todos tranquilos con el tema tanto del río, el turismo y el desarrollo energético, para eso debe existir una distribución justa, que debe estar definida a través de un estudio, que confirme que efectivamente el volumen de agua que nos están asignando llegue a las cascadas”.

El dirigente de la Cámara de Comercio manifestó que “es importante tener claro cuáles son los volúmenes que se establecen para cada uno de los usuarios del río Laja, pero también tengo entendido que se han estado haciendo estudios y a raíz de lo mismo, es que estamos atrasados”.

José Sanzana puntualizó que esperan se concrete ojalá este 2019 la conformación de la Junta de Vigilancia “porque es la única forma de ordenar el río”.

Reconoció que como Salto del Laja “al menos hemos tenido un grado de avance que es tener un volumen definido. Lo que hay que concretar es una Junta de Vigilancia, que es preponderante para nosotros porque nos asegura un volumen de agua para cada uno de los actores de la cuenca”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes