suscríbete al boletín diario

Desarrollo

Seremi de Transportes y la locomoción colectiva: ?Me gustaría que tuviéramos un transporte público mayor y más fortalecido del que existe en Los Ángeles?

Jaime Aravena expresó que para ello es necesario preparar las calles, enfatizando que no se saca nada con tener un bus u otro medio de transporte si no se tienen paraderos donde detenerse, si no tienen una bahía apropiada, o si no tienen una vía exclusiva para poder circular.


 Por La Tribuna

24-03-2019_22-00-091__6.1.jpg

Son cada vez más, y más modernos, los medios de transporte público que están a disposición de los habitantes en diferentes lugares del país, transformándose en una herramienta indispensable a la hora de desplazarse por la ciudad.

Actualmente en Los Ángeles existen más de 950 colectivos en circulación, líderes indiscutibles del transporte público en la capital de la provincia de Biobío, con un parque automotriz que hoy se encuentra copado, notándose por su no “inadvertida” presencia en las calles céntricas de la comuna, sumándose al alto número de vehículos existentes en la ciudad.

Por una extraña razón, las demás opciones de transporte público, como las micros, no llegan ni a la mitad de la cantidad de colectivos que hay hoy en la comuna, y que no dejan ninguna otra opción de locomoción para los habitantes.

Dado lo anterior, y la probabilidad de una reingeniería en la locomoción colectiva, así como la posibilidad de que los habitantes de Los Ángeles puedan contar con otros medios de transporte que no sean los colectivos, en entrevista con La Tribuna, el seremi de Transportes y Telecomunicaciones en la región del Biobío, Jaime Aravena, expresó que acá hay un tema superimportante.

“Uno podría decir, en su sentido común, que no es siempre el común de los sentidos, como dice la frase, que mientras el transporte público sea más grande, más personas puedes transportar, y menos uso de espacio hace, menos contamina; Los Ángeles tiene también un problema de contaminación, por lo tanto, uno debería tender a fortalecer el transporte público mayor. Sin embargo, en el caso de esta comuna, tiene una particularidad, que por razón histórica que yo desconozco, se empezó a incrementar el uso del taxicolectivo por sobre el transporte público mayor de las micros”, manifestó.

La autoridad regional añadió que “por lo tanto, hoy tenemos una situación en que mayoritariamente las ciudadanías se movilizan en taxicolectivos, los que prefirieron por alguna razón, y eso ha hecho también que la ciudad esté colapsada, que tengamos en horarios punta una cantidad importante de vehículos por la comuna, lo que genera un problema adicional”.

Recalcó que “a mí me gustaría, y soy superhonesto, que tuviéramos un transporte público mayor, mucho más fortalecido del que existe en Los Ángeles”.

UN COMPLEMENTO PARA CADA DESTINO

En relación con la competencia o la “pelea” que se pudiese dar si se potencia o llegan nuevas opciones de transporte público a Los Ángeles, Aravena sostuvo que “no se trata de que compitan unos entre otros, porque ambos son necesarios. El taxicolectivo sirve mucho, sobre todo en comunas que tienen cerros, pasajes muy estrechos, donde no puede circular un transporte público mayor a un bus porque no es una vía autorizada para ello, sí o sí lo puede hacer el colectivo, entonces es un complemento de ambos”.

Advirtió que es lo mismo que el biotren, el cual es un complemento de los buses y no una competencia. Tiene que ser un complemento y la gente puede elegir dependiendo de hacia dónde se va a dirigir, bajo qué modo le acomoda más; se le da un abanico de opciones a la ciudadanía, pero no que uno esté por sobre el otro.

“Sin embargo, en Los Ángeles se tiene un mayor uso del taxicolectivo por sobre los buses, y ahí hay que hacer un trabajo para que la gente tenga también buses de mejores condiciones para que sea también más atractivo poder subirse a un bus que sea más cómodo, que tenga prestaciones de confort, y que también tenga tiempo de traslado y desplazamiento apropiado, y que la gente prefiera eso por sobre otro modo”.

¿ESTAMOS PREPARADOS?

Consultado sobre si las calles de Los Ángeles están aptas para otros medios de transporte, el seremi sostuvo que “las calles se tienen que preparar para recibir el transporte público, y lo que hemos hecho, por ejemplo en Concepción, Coronel, Talcahuano, se ha ido preparando para tener un transporte público mayor apropiado, eso significa generar pista de solo bus, corredores de transporte público, generar paraderos, señalética, ente otros”.

Del mismo modo, enfatizó que “es cierto, tienes que prepararte; no sacas nada con tener un bus si no tienen paraderos donde detenerse, si no tienen una bahía apropiada, si no tienen una vía exclusiva para poder circular, o si no la gente se va a ir caminando, va a tomar otro modo porque el bus va a estar detenido en un taco por mucho rato o no va a poder doblar en una esquina porque no están las mismas condiciones para que doble que las de un auto que es más pequeño”.

Subrayó que es imprescindible preparar a la ciudad antes de contar con nuevas opciones de transporte público, y respecto a Los Ángeles, detalló que son varias cosas las que se deben hacer. “Una de las cosas que hay que hacer en Los Ángeles también es un estudio de demanda, por ejemplo, ver cómo se movilizan los angelinos, bajo qué modos, cuántos usan bicicletas, motos, autos, colectivos, bus, y hacia dónde se dirigen, todo un tema para poder programar y rehacer una reingeniería de todo el transporte público en la comuna, y fomentar aquellos que son más masivos, y preparar la ciudad para fomentarlo”.

Asimismo, recalcó que en lo anterior están todos de acuerdo; “yo creo que tanto el Municipio como nosotros estamos conscientes de que hay que hacer algo”.

DEBILIDAD VERSUS OPORTUNIDAD

De esta misma forma, el seremi de Transportes y Telecomunicaciones resaltó que es ahora cuando hay que partir. “Queremos una posibilidad cierta de que el hecho de que se haya dividido la región del Biobío, que puede ser muy triste para algunos, puede ser una oportunidad para otros, porque eso nos permite concentrarnos más en una región más chica, estar más cerca, de hecho yo he estado yendo mucho más a la provincia de Biobío porque me lo permite, ahora ya no tengo que ir a lo que era la provincia, hoy región, de Ñuble, y por lo tanto tengo más tiempo para poder destinar a estudiar, analizar, conversar con la gente de la provincia de Biobío, y a partir de ahí levantar proyectos que vayan en beneficio de los usuarios de la provincia. Por lo tanto, es una oportunidad que yo también creo que debemos y tenemos que aprovechar”, concluyó.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes