suscríbete al boletín diario

Desarrollo

Barceló rompe el silencio: ?El aeropuerto estaba listo para febrero o marzo de 2018?

Tras las publicaciones de Diario La Tribuna el ex gobernador de Biobío, Luis Barceló decidió responder a nuestras preguntas. Él y el alcalde de Los Ángeles, Esteban Krause impulsaron una mesa de trabajo que tenía lista la reapertura comercial de María Dolores. A un año del cambio de Gobierno, la ex autoridad fue clara. Además resaltó la importancia de reabrir la mesa de trabajo olvidada por la nueva administración.


 Por La Tribuna

20-03-2019_19-03-261__whatsappimage2019-03-20at6.55.46pm.jpeg

El ex gobernador de la Provincia de Biobío bajo la administración de Michelle Bachelet, Luis Barceló decidió romper el silencio y su alejamiento de la política y de los temas contingentes, para responder al Gobierno del Presidente, Sebastián Piñera sobre lo avanzado que estaban los vuelos comerciales bajo su mandato.

Barceló no guardó nada, pero sólo quiso referirse al aeropuerto y explicar, paso a paso, todo el trabajo que comenzaron junto a Esteban Krause, cuando levantaron una mesa de trabajo que no excluyó a nadie, cuando todos los biobenses trabajaban, el tema unidos.

LA PISTA

El diálogo con Barceló fue directo y así lo asumió, felicitando el trabajo de La Tribuna en la materia, pues a su juicio se está transformando en uno de los entes articuladores para volver a poner a María Dolores en la discusión provincial.

“Me parece bien, hay que retomar las tareas que quedaron pendientes al 11 de marzo de 2018”, dijo Barceló y con ello dio paso para las primeras preguntas como por ejemplo ¿Y el aeropuerto estaba avanzado?.

“A esa fecha teníamos avanzado una serie de capítulos que nos habría permitido, en poco tiempo, tener vuelos desde Los Ángeles a Santiago y viceversa”, aseguró la ex autoridad.

El ex gobernador tenía un as bajo la manga para despedir su mandato, dejar el aeropuerto funcionado, pero no alcanzó, pese a tener el compromiso de una aerolínea que había tomado la decisión de partir con los vuelos entre Los Ángeles y Santiago.

“Teníamos a Jetsmart, los teníamos comprometidos para fines de febrero o principios de marzo del año 18, habíamos conversado allá y acá con la empresa, con el ministro Alberto Undurraga.

Tuvimos reuniones con la DGAC, con el general Villalobos. Ellos en un lapso de 15 tenían instalados todos los equipos de rayos x, todo lo que se necesitaba para volar”.

A fines de 2017, según las palabras de Luis Barceló, estaba todo listo: “teníamos dos elementos fundamentales que eran contar con la línea área, que estaba comprometida, y con la disposición de la DGAC para hacer la implementación necesaria, para ellos no había problema”.

Pero faltaba algo, la pista no iba a resistir las 5 toneladas extras de los aviones Airbus 320 de la flota de Jetsmart, por eso era necesario un estudio de la densidad de la pista.

El ex representante del ejecutivo recuerda que “un problema real que teníamos era la pista, los aviones de Jetsmart estaban pasados en 5.5 toneladas y con ese peso la pista podía dañarse. La solución para eso era que el MOP, a través de la Dirección Nacional de Aeropuertos, iba a hacer un estudio que costaba entre 40 y 50 millones de pesos (diciembre 2017) para el efecto de determinar el número de frecuencias de vuelo que se podían implementar sin que la pista sufriera daños, no era necesario hacer una pista nueva, era una solución. El costo no era elevado”.

Sin embargo, cuando piensa y se toma el tiempo para tomar aire y seguir hablando con Diario La Tribuna, reflexiona y dice: “como hubo un cambio de Gobierno no sé qué es lo que sucedió, pero después se desinfló esta situación”.

ESTUDIO DE RESISTENCIA

Todo estaba bien, según insiste Barceló, pero el tema de la densidad era importante, pese a que se podía aterrizar y despegar con el sobrepeso, sin dañar la pista, pero no todos los días.

Cuando la mesa de trabajo supo eso, se avocaron a buscar un estudio que determinara la densidad y que permitiera saber cuántas veces a la semana se podía despegar y aterrizar sin causar problemas al asfalto.

El ex gobernador recuerda que no era grave "pero el Estado debe velar por la seguridad y por eso se debía hacer primero el estudio de resistencia de pista, en eso quedamos hasta el 11 de marzo de 2018. Incluso estaba listo el decreto para que lo firmaran las autoridades centrales y se hiciera el estudio”.

Si bien este trabajo permitiría la reactivación inmediata de los vuelos comerciales, lo cierto es que Barceló fue claro y dijo que también había que “abordar la construcción de una nueva pista, pero eso es a largo plazo. Si seguimos este último plan, no vamos a tener aviones en el corto plazo. El estudio podría durar tres a 4 meses para tener claro el tema de las frecuencias”.

Con el decreto listo para ser firmado, el representante de Bachelet en nuestra provincia recuerda que: “Nosotros queríamos licitar directo o que lo trabajara la Dirección Nacional de Aeropuertos”, porque ya estaba todo ok con Jetsmart.

Mientras se conversaban esos temas, el trabajo de la empresa “Asfaltos del Maule” había terminado, se había cercado el perímetro del aeropuerto, se había reparado el edificio y todas las partes dañadas de la pista.

Ahora bien, de eso ya ha pasado un año y la pregunta natural es ¿de quién es la culpa por la detención de los trabajos?, ¿ Por qué debemos sufrir los ciudadanos la incapacidad de seguir un tema de

Estado entre un gobierno y otro de diferente ideología?. ¿Por qué se debe licitar un estudio que puede hacerlo la Dirección Nacional de Aeropuertos?.

Sobre el estudio al que se refiere Barceló, este ya se licitó y la oferta de aperturas técnicas se realizará el próximo 29 de marzo en Santiago.

JETSMART

En los tiempos de Barceló, 3 líneas sonaban fuerte en los pasillos de la Gobernación: Jestmar, Law y Albatros. Al poco andar la ecuación era simple de solucionar.

Albatros no ingresó al país por problemas de marca y nunca se supo nada de un arbitraje para poder usar su marca, que en Chile está registrada por otra empresa dedicada a la aeronaútica. Law quebró y dejó de funcionar en nuestro país. Jetsmart se fortaleció, a tal punto que hoy ha comenzado a unir las rutas aéreas entre Buenos Aires y el sur de Argentina.

Analizado eso, se pueden recordar las palabras del intendente Jorge Ulloa, el pasado viernes, cuando reconoció las conversaciones con una línea aérea que pretendía hacer vuelos entre el sur argentino y el sur chileno. ¿Será Jetsmart? Que hoy tiene vuelos de Ezeiza y Aeroparque hacia Neuquén y Bariloche, ciudades con un alto número de familias chilenas.

Luis Barceló es crítico con la actual administración, pero a su estilo, pues si algo tiene es que siempre ha tratado de solucionar los temas, sobre las polémicas que buscan divisiones, por eso es cauto a la hora de decir que el aeropuerto debiera estar abierto a vuelos comerciales: “soy más de unir que de desunir, creo que si hubiese seguido el gobierno nuestro el tema ya estaría funcionando, porque nosotros estábamos muy avanzados (intendente Díaz, diputados Poblete y Pérez y el senador Harboe) y eso le consta a todos los empresarios de la ciudad, a la Cámara de Comercio, a la Cámara de la Construcción a vecinos, a todos, estábamos muy avanzados”.

De hecho Jestmart ya estaba confirmado, porque la mesa de trabajo que él articulaba ya había mandatado estudios de mercados (que se volverán a hacer, licitar): “Nosotros entregamos el estudio de mercado a Jestmart y ellos resolvieron que la ruta les era rentable, tomamos todos los antecedentes y ellos estaban dispuestos a hacer los vuelos, era un negocio rentable para ellos”.

A tal punto iba el acuerdo que ya había fechas comprometidas para iniciar los vuelos: “Estaba listo para fines de febrero o marzo, esa conversación la tuve con Gabriela León, la ejecutiva a cargo de Los Ángeles y estuvimos más de una vez con el gerente de la aerolínea en Santiago”, hablando, claro, de la fecha de inicio.

Hoy el problema que enfrentamos los biobenses es evidente, Jetsmart ha crecido a tal punto que no debe tener aviones para retroceder a su compromiso de 2017 y 2018. Además queda en evidencia como los temas políticos afectan directamente a los habitantes de una zona.

“El problema es que Jetsmart es una línea en crecimiento que está volando a muchas ciudades, en el intertanto, tiene que haber llegado a compromisos de vuelos a otros destinos y probablemente no tengan aviones o quizás tengamos suerte y aún podamos hacerlo”, son las palabras de despedida de una conversación que ha dejado varias preguntas abiertas.

Al concluir, el político reflexiona con ánimo de crecer: “Yo lamento la pérdida del impulso que tenía la mesa de trabajo estábamos todos: Empresarios, municipalidades, organizaciones sociales, todos, pero desafortunadamente ese impulso organizado se perdió, por lo mismo lo que hay que hacer primero es reactivar la mesa de trabajo, retomar el diálogo con Jetsmart o con otras líneas aéreas.

Reactivar esto como un desafío de la provincia y también de lo que podemos denominar La Araucanía norte. Tenemos todo Biobío y desde Victoria al norte; por la Cordillera de La Costa, Angol, Purén, Los Álamos, Lumaco. Está más cerca María Dolores que el Tepual y Carriel sur y con la Autopista Nahuelbuta, aún mejor y más corto”.

LLAMADO A RECUPERAR LA MESA

Al cierre de esta edición la Cámara de Comercio de Los Ángeles emitió un comunicado, convirtiéndose en la primera entidad que llama a la reactivación formal de la mesa de trabajo, tras las publicaciones de Radio San Cristóbal y La Tribuna.

En su texto se destaca: “El presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Los Ángeles A.G., Miguel Pezoa Reyes, valoró la alta y transversal adhesión a la idea de contar con un aeropuerto en Los Ángeles, tema impulsado con fuerza por el Directorio que encabeza desde mediados del año pasado, “por ser un anhelo de los privados y de la comunidad”.

Lo anterior ha quedado de manifiesto a través de declaraciones públicas de autoridades de todos los sectores y del interés de los medios por difundir las diversas gestiones que se están realizando.

En este sentido, el dirigente gremial destacó que “se siente muy satisfecho de ver cómo quienes hoy están en distintas veredas y en distintos cargos han despertado a este anhelo que merecemos y necesitamos como provincia y por el cual en su minuto insistimos en distintos escenarios locales como la Mesa de Fomento que impulsa el municipio y a través de reuniones con autoridades”.

En este contexto, relató, “tuvimos eco en la Cámara Nacional de Comercio de Chile y en la Gobernación de Biobío, dotando de un nuevo impulso a esta gestión y llegando hasta el Ministerio de Obras Públicas, pero ahora –que están declaradas todas las voluntades- es tiempo de ver quiénes están dispuestos a sumarse en una sola mesa para avanzar y dar los pasos que faltan, pues su logro dependerá de la unión que tengamos para enfrentar este desafío y no de una sola persona”, puntualiza la comunicación.
 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes