suscríbete al boletín diario

Desarrollo

Con visita del seremi de Desarrollo Social cerraron las actividades de apoyo a menores

Durante la jornada del viernes, Alberto Moraga acompañó a los pequeños participantes que viven complejas situaciones de vulnerabilidad.


 Por La Tribuna

16-12-2018_21-00-431__6.2.jpg

El pasado viernes se desarrolló en Los Ángeles la certificación anual del programa de acompañamientos “Abriendo caminos”, a la que asistió el seremi de Desarrollo Social, Alberto Moraga Kiel, quien manifestó que esta es una iniciativa de gobierno que busca sacar a los niños vulnerables adelante.

Es por ello que este año se desarrolló el reconocimiento al programa donde actualmente participa un total de 61 pequeños que enfrentan la realidad de vivir sin sus cercanos o guardadores, porque estos pasan tiempo en prisión preventiva.

Sobre esto, Moraga manifestó que “desde que nosotros asumimos el gobierno, el Presidente ha sido enfático en que lo que más nos motive como funcionarios sea la vulnerabilidad y, en ese sentido, son los niños los que ocupan el primer lugar de nuestras prioridades y con ello le damos modernidad y avance a estas instituciones”.

Según recalcó, esto se desarrolla con el fin de cambiar y mejorar la realidad que se vive actualmente en centros de Sename, que tiene el fin de restituir los derechos de los niños.

Es por esto que el programa antes mencionado busca ayudar a menores que enfrenten la compleja situación de no vivir con sus seres queridos, a ellos se pretende prestar apoyo, restituyendo los derechos del niño y pensando en reducir los problemas que se desarrollan en el transcurso de los años.

“Yo creo que acá no tenemos tiempo que perder y en eso estamos. Nos reunimos para celebrar una certificación donde hay 61 pequeños que ya han cumplido dos años de acompañamiento por parte del programa Abriendo Caminos”, dijo.

Dicho programa corresponde a un esquema instaurado por el Presidente Sebastián Piñera, según la ley 20.595 interpuesta el año 2012, fundamentada en la seguridad y oportunidades para fortalecer el ingreso ético familiar, con recursos adicionales para el 40% más vulnerable donde viven menores.

Realidad provincial

Sobre el trabajo realizado en la provincia y a nivel regional, en cuanto a índices, el seremi manifestó que “venimos trabajando en programas de acompañamiento que tienen una duración de 24 meses con la corporación Ñeque, de la que estamos muy agradecidos y con la que tenemos un contacto permanente, ya que se trabaja desde el ámbito psicosocial con el menor”.

Todo esto, según agregó en la entrevista el profesional, se desarrolló con el fin de otorgar apoyo psicolaboral a los afectados, a través de tutores que van trabajando con los cercanos de los menores por medio de una intervención familiar, de manera intersectorial familiar.

“Yo creo que si nosotros enfocamos las políticas públicas en un entorno, desde el tratamiento hacia la familia, indudablemente que los índices de pobreza vamos a reducirlos. El Presidente nos ha pedido reducirlos en un tercio en estos cuatro años”, dijo.

REALIDAD DE MENORES VULNERABLES

Según datos aportados por el mismo seremi de Desarrollo, la situación de calle en niños y adolescentes tiene un último conteo realizado en 2011, que fue realizado por medio del programa “Sol” a nivel nacional.

“Desde ahí que no hay un registro de todas las personas que están en situación vulnerable, y al año solamente manejamos los registros 2017 y corresponde al registro social calle, que es una adaptación del índice social de hogares, pero no es lo mismo que un censo calle”, afirmó.

Respecto a las cifras oficiales que a la fecha no se mantienen actualizadas, el profesional agregó que “yo no les voy a mentir a los angelinos y angelinas sobre un tema que ustedes ven todo el día, ante la gran cantidad de personas que tienen situación de calle, esto relativo a hombre, mujeres, niños, inclusive migrantes. Creo que son situaciones que se tienen que trasparentar y queremos que esto se enfoquen en saber cuántos menores están deambulando día a día en las calles, porque eso es prevención de un tema de seguridad delictual”.

Como un adelanto de este número, se dio a conocer por parte del profesional que en Los Ángeles la situación de menores en situación de calle alcanza un 10% de la realidad de mayores de edad y es un registro que ha crecido paulatinamente.

“El año pasado teníamos cifras de 112 personas en esta condición de los cuales 11 niños estaban en la ciudad. A la fecha, de manera extraoficial sabemos que 240 personas se encuentran en esta condición, lo que nos da ideas y proyecciones de cómo enfrentar esta realidad en temáticas de infancia”, dijo.

Respecto de estos programas, el profesional agregó que el 20 de noviembre se lanzó con el subsecretario en Concepción el programa de apoyo, donde se busca censar la provincia de Concepción para después empezar una expansión a otras provincias.

“Lo hacemos así, porque venimos trabajando en una mesa intersectorial calle desde las seremías a nivel regional, pero eso no quiere decir que estamos trabajando solos, sino que también está el Hogar de Cristo y las municipalidades de las que estamos muy agradecidos. Ejemplo de ello es la situación que se vivió con la aplicación del código azul, donde se redujeron cifras de muerte a cero”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes