jueves 17 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Desarrollo

Ismael del Canto: el contador activo más longevo de Los Ángeles

Posee la oficina más antigua de contabilidad de la zona, a sus 95 años mantiene una lucidez y un humor envidiable. La pasión por su trabajo y su carácter afable lo convirtió en candidato ideal para un reconocimiento público del Colegio de Contadores A.G. de la provincia.


 Por LEYLA BASCUR

10-10-2018_19-23-461__11.1

Impacta la claridad mental y su capacidad de explicar en forma didáctica los cambios que ha visto en la contabilidad, en los más de 70 años en que ha ejercido su profesión de contador. Su aspecto es saludable tiene un espíritu amable y comprensivo que nace de su largo caminar por esta vida y se nota muy querido entre sus cercanos. Tiene muy claro dónde y en qué está cada uno de sus hijos, además de unas palabras de cariño y agradecimiento a su hija Dorita quien lo cuida a él y a su esposa, además de ayudarle en labores puntuales en la oficina.

Desde que dejó su trabajo como jefe de la oficina de Impuestos Internos en Los Ángeles en 1978, ha ocupado un espacio en su casa para la atención particular de todo tipo de contribuyentes.

“Una de las cosas que más me ha llamado la atención es el uso de la tecnología, hace un poco más de 20 años cuando me di cuenta lo importante que es, me inscribí en un curso nocturno en el Liceo de Hombres y aprendí durante 6 meses el uso de un computador, no soy un experto pero me defiendo perfectamente”, explicó muy risueño el nonagenario profesional.

Es uno de los cambios que más le ha llamado la atención en su andar por el mundo estos casi 100 años, sobre todo lo que tiene que ver con el mundo de la contabilidad.

“Don Ismael” habló de la evolución de la tecnología “hace unos 15 años atrás cuando llegaba el día 12 el último día, era desesperante porque el banco cerraba a las dos, y había que estar con las declaraciones a esa hora, pero ya llegó la computación y fue eliminando los procesos ahora ya casi no hay trámites presenciales. Casi no tenemos que ir a los servicios, antes se iba al banco, tesorería, municipalidad e Impuestos Internos era el campo obligado del recorrido tributario de los contadores”.

“Ahora se ha ganado mucho tiempo, están muy claros los pagos tributario y están muy amables los servicios por lo menos yo lo he notado mucho. Un trato amable y cortés para que paguemos a gusto (ríe), es como si nos quisieran decir que podemos pagar a gusto nuestros tributos sin dolor” continúa explicando.

No deja de destacar que los tributos son la base del desarrollo del país, Educación y Salud funcionan gracias a ellos, destacó Del Canto.

AVENTURA EN UN PERCHERÓN

Son muchas las anécdotas de su vida, pero una de las más recordadas fue la forma en que llegó a trabajar en SII en 1949, cuando se presentó a un concurso abierto para optar al cargo de inspector en el servicio.

“Yo trabajaba a 20 kilómetros de Mulchén, un día hojeando el diario El Mercurio me di cuenta que estaba la posibilidad de trabajar en el servicio y que cumplía con todos los requisitos. Era un domingo y el concurso era hasta el miércoles. Ahora se ve sencillo pero en ese tiempo la única forma de trasladarse desde allá hasta Los Ángeles era a caballo. Tomé la decisión de postular y le pedí a un empleado del campo que me preparara un caballo para salir a las cuatro de la madrugada de ese día, y no fue cualquier caballo era un “percherón” negro porque debía ser un animal con la fuerza suficiente para atravesar grandes extensiones de barro producto de las lluvias de invierno” relató muy entusiasmado, tan claramente que era imposible no imaginarlo sobre el animal corriendo hasta la capital de la provincia.

Durante los años que trabajó en el SII nunca dejó de estar en contacto con el Colegio de Contadores, antes llamado Registro Nacional de Contadores, manteniendo siempre buenas relaciones profesionales con todos sus colegas de la orden.

UN CONTADOR INQUIETO

Ismael se dio el tiempo como para dirigir el colegio primero como socio directivo y luego como presidente en los años 1981 a 1984, en una época difícil de desempeñar cargos directivos por los tiempos en que atravesaba el país.

Asimismo, como presidente de los contadores dirigió los destinos de la Sociedad de Socorros Mutuos de Los Ángeles entre los años 1980 a 1985, después de lo cual participó como tesorero del Instituto O’higginiano y más tarde de lleno a la fundación de la Corporación Educacional Colegio Concepción donde también fue director y tesorero por 15 años.

En un paso por el mundo deportivo, fue tesorero designado entre los años 1973 a 1975 del Club Deportivo Iberia Los Ángeles.

RECONOCIMIENTOS EN VIDA

El 2004 en un acto celebrado en la sede regional del Colegio en la ciudad de Concepción, con asistencia del director regional del SII acompañado de altos funcionarios se le otorgó un reconocimiento y le entregaron la medalla de oro por más de 50 años de ejercicio ininterrumpido de la profesión.

Finalmente, este sábado 13 de octubre se le hará un segundo homenaje destacando su labor profesional en la zona además de su calidad humana, pero esta vez desde el colegio provincial de contadores. Así lo aseguró Janet San Martín “en el marco de la celebración número 60 de nuestro gremio, decidimos que se le entregará un reconocimiento en honor a su trabajo, a su capacidad de relacionarse con todos, a su vigencia hasta el día de hoy”.

María Bequer Silva destacó que también se realizará una misa en la parroquia Buen Pastor a cargo del sacerdote Alberto, de profesión contador oportunidad en que elevan plegarias por todos sus asociados y por lo que ya han partido.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes