viernes 13 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Desarrollo

Pymes forestales: un camino lleno de riesgos

Pymefor es una agrupación de pequeños y medianos empresarios forestales asociados a Corma, quienes deben velar de manera constante por mantener su fuente de ingresos.


 Por Marcela Vidal

19-02-2018_20-34-381__6.1

Luis Herrera, es un Pyme forestal de la provincia, quien vive de su proyecto forestal hace un par de años. Explicó a La Tribuna que ha dedicado muchas ganas a este proyecto, donde ha dejado gran parte de su tiempo y dedicación, pero actualmente se ve enfrentado a la dura realidad de incendios y críticas respecto a esta actividad.

Esta realidad se ve radicada en la serie de mitos sobre el daño de suelos, además de las condiciones climáticas que amenazan su trabajo, donde ha proyectado muchos de sus sueños, al igual que otros cientos de personas.

“La actividad forestal es un trabajo bastante criticado en el medio y la sociedad en general, puesto que se tiende a asociar forestales con empresas grandes, pero en realidad, somos miles los emprendedores pequeños en este ámbito”, explicó este hombre.

Él -como otros tantos trabajadores de este rubro-, dispone actualmente de un predio de seis hectáreas, donde ha plantado pino y eucalipto, como parte de un proyecto personal.

Luis explicó que por su profesión y por amor al campo comenzó este proyecto que requiere de gran paciencia. “Pocas personas están dispuestas a esperar 12, 15 o hasta 25 años para cultivar esfuerzo”.

UNA ORGANIZACIÓN PARA UN RUBRO EN CRECIMIENTO

Pymefor, es una agrupación de pequeños y medianos emprendedores forestales, asociados a la Corporación Chilena de La Madera (Corma), que actualmente en la región está compuesta por cerca de 66 socios.

Cabe señalar que a nivel nacional, existen más de 22 mil empresarios que viven de esta actividad, mientras que 66 pertenecen a esta agrupación bajo el alero de Corma , con la finalidad de potenciar su trabajo y alcanzar mayor seguridad en su proyecto.

Luis explica que su motivación por integrar esta agrupación,  surgió como una inquietud para abordar temas y problemáticas en común, como plagas sin límites, incendios forestales y  comercialización de madera, además de sacar un mejor provecho a su proyecto, ya que de esta manera pueden presentarse ante las comunidades con responsabilidad y respeto.

“En forma individual es imposible y complicado impulsar el trabajo, por ello estamos al alero de Corma y por esto trabajamos con todos estos profesionales” explicó el ingeniero forestal.

PYMES QUE VELAN POR SU CAPITAL

Muchos de estos trabajadores autónomos, se ven afectados en esta época a los cuidados que deben emprender, para sus cultivos, por ello deben generar además procesos de campañas al alero de esta agrupación, con trabajo con la comunidad para potenciar, además, el cuidado del medio ambiente en general.

“En esta temporada y frente a estos sucesos incendiarios a nosotros como emprendedores, sólo nos queda esperar las acciones de Conaf, además de generar trabajos preventivos” explicó este emprendedor.

También explicó que este es un proceso donde deben mantener contactos con vecinos para cooperar de manera mutua en el cuidado y prevención de siniestros.

El problema y máximo temor, según explicó este trabajador, es que para ellos acceder a cualquier tipo de seguro, es un proceso complicado. “Actualmente sólo un 2% de los empresarios que se dedican a este rubro pueden acceder a estas materias de resguardo, por ello a nosotros sólo nos queda trabajar con anticipación”.

Al respecto, Fernando Dunn, presidente de Pymefor, explicó que "cualquier emprendimiento conlleva dificultades, pero estas son aún mayores cuando pretendes desarrollarte en la actividad forestal que está profundamente amenazada".

Además, sobre el trabajo constante que estas personas deben realizar, dijo que "desde el año pasado estamos desplegados con una campaña comunicacional para dar a conocer quiénes somos los pymes y cómo un incendio no sólo hace cenizas nuestro trabajo y el de otros, sino también quema nuestros sueños y proyectos de vida. Y como pequeños empresarios tenemos bajísimas posibilidades de replantar frente a una pérdida de tal magnitud".

MITOS Y REALIDADES DE ESTE EMPRENDIMIENTO

Como una manera de exponer su actividad, Luis explicó que existen muchos mitos sobre usos de suelo, pero por su experiencia puede señalar que estos han logrado ser derribados en el tiempo. 

Uno de ellos, manifestó, radica en que el pino se prende sólo y además que son dañinos para el suelo, pero mucho de ello se debe en gran medida al proceso de sequía que enfrenta el país.

“La gente desde la séptima hasta la novena región, fue testigo de la salida del bosque nativo y luego con los cultivos e incendios que acontecieron con el tiempo, los suelos previstos para otros cultivos y nació este proyecto”, sentenció.

En tanto explicó que otra de las realidades a nivel nacional y específicamente en la zona, es que gracias a este proceso es muchas personas obtienen la madera de estos bosques y no afectan a razas de árboles insignes.

Hoy las zonas forestales representan el 3% de la concentración de madera del país y no existe una explotación, por ello hay una cooperación con el medio ambiente.

El empresario finalizó explicando que si bien su trabajo es complicado aporta de manera significativa a la sociedad en general, por ello hace un llamado a entender que muchos de los atentados incendiarios afectan a millones de familias, más allá de las grandes empresas que fácilmente pueden volver a comenzar.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
emprendedoresForestalesPymefor

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes