viernes 06 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Desarrollo

María Magdalena Ríos: “La dama de los copihues”

La angelina vive entre más de cien plantas autóctonas de nuestro país, las que siembra con cariño y dedicación, por ello hoy busca surgir en el mercado.


 Por Marcela Vidal

07-02-2018_19-40-041__6.1

“Tengo más de cien plantas de copihue y este es mi oficio, porque llevo más de 20 años cultivándolo”. De esa manera, María Magdalena Ríos, explicó la pasión que siente por su trabajo, que realiza en el vivero de su hogar, en sus tiempos libres.

La angelina relató que esta actividad, es un proceso delicado, puesto que una planta tarda en florecer cerca de seis años y en su proceso, el cuidado es fundamental, puesto que requiere de un tratamiento de floración y resguardo de semillas.

“Yo tuve mi primer copihue hace más de 20 años, no recuerdo de donde llegó, pero comencé su cuidado, y con ello aprendí sobre la complejidad de la planta”, dijo esta esforzada mujer, quien siempre ha sido jefa de hogar.

Su vida entera la ha dedicado a cuidar a su hijo y a su madre, para ellos, ha trabajado esmeradamente en diversos lados y además, ha consagrado tardes enteras a su vivero, donde actualmente hay copihues y otras especies que decoran de norte a sur un jardín, el que está ubicado en la avenida Los Ángeles.

Expresó que actualmente, terminó la meta de educar a su único hijo, por ello hoy busca emprender y ampliar el camino de su trabajo con las copihueras, flores y otros productos naturales, por ello busca promover esta actividad de manera oficial.

Cabe señalar que el proceso de esta delicada planta, es más valorado según sus años, ya que de ello se puede extraer el fruto, que requiere de cuidado y de diversas técnicas que esta mujer ha cultivado con los años.

EL PROCESO DE LA PLANTA NACIONAL

María explicó, que además de su trabajo nocturno en un hogar de menores, hoy vende copihues y otras plantas por medio de una autorización, fuera del hospital angelino, aquí muchos de sus clientes llegan a comprar bellas flores y le piden consejos para su cuidado.

Sobre ello, les explica a sus clientes, que el proceso comienza con mucho cuidado, desde que se extrae la semilla de las “copihueras” -fruto del copihue- en la temporada alta, luego prosigue el cuidadoso proceso de extracción de semillas. Posterior a ello, sigue la siembra y el traspaso a los pequeños almácigos que esta mujer realiza con mucha dedicación, puesto que la planta en sus inicios demora en crecer alrededor de 6 meses y en florecer cerca de 8 años.

Muchas de las personas que adquieren esta planta, son personas que entienden sobre su proceso y saben sobre el tiempo que demora en crecer.

Hay que destacar que actualmente, el proceso de cultivo de la flor nacional, está autorizado por ley, siempre y cuando no sea explotado de la flora natural.

“Cuando comencé la venta de copihues tenía un poco de miedo, pero luego investigue que mientras uno la cultive, sin fines de explotar la flor en el entorno, no es algo que sea penado por ley” explicó la experta en el crecimiento de este emblema patrio.

María explicó a La Tribuna que aún no conoce mucho de valores, ni sobre los inicios de su emprendimiento, por eso actualmente se ubica en las avenidas angelinas martes y viernes y además, presenta su trabajo en redes sociales, la cual titula, Reciplan “el rincón de Magda”, donde espera que sus queridas plantas, sean adquiridas por amantes de la naturaleza.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
angelinaCopihuesemprendedora

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes