jueves 12 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Deportes

Fuera de Protocolo: El primer hincha (parte I)


 Por Gonzalo Meller

FUERA DE PROTOCOLO

La palabra hincha según cuenta la historia, tendría su origen en Uruguay y corresponde a un personaje que llenaba con aire los balones de un club charrúa (hinchaba), y luego este inflador de balones, “hinchaba” por su equipo.

Este se llamaba Prudencio Miguel Reyes, pero era más conocido como “gordo Reyes” o “el hincha”. Su oficio era el de talabartero -artesano especializado en trabajos de cuero- y había sido empleado por Nacional para ocuparse de cuidado de las pelotas que utilizaba el Club.

Una de sus tareas, consistió en lo que hoy se conoce como utilero, lo cual era precisamente inflar (hinchar) los balones antes de cada partido en el Parque Central. Como es de imaginar, Reyes se hizo fanático del club para el que trabajaba y con sus pulmones tan bien desarrollados de tanto llenar los balones de aire, alentaba a su equipo con estentóreas arengas y gritos que sobresalían por encima de los demás fanáticos. Sus gritos “Nacional” eran famosos a principios del siglo pasado, en las canchas donde jugaba su club.

Durante los partidos otros aficionados solían comentar ante las ruidosas demostraciones de Reyes “Mira como grita el hincha”. Y así fue como poco a poco el término se fue aplicando a todo aquel que durante los partidos alentaba fogosamente a su elenco favorito.

La palabra se extendió al resto del mundo hispanoparlante con los Juegos Olímpicos de 1924 y 1928, cuando el fútbol de Uruguay ganó sendas medallas de oro, y en el Mundial de 1930 de Montevideo.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes