suscríbete al boletín diario

Deportes

Dudoso arbitraje no sumó victorias para púgiles de Los Ángeles y Mulchén

Los boxeadores de Biobío lograron tener a sus contrincantes en la lona de Talcahuano, pero sólo coronar un campeón. Los instructores aseguraron que pese las sentencias desfavorables, fue una sólida jornada.


 Por La Tribuna

19-03-2019_18-22-201__20.2.jpeg

A una convocatoria de alto nivel competitivo asistieron los puños de la provincia dentro de las instalaciones del Club Unión y Eterno, en Talcahuano, de cara a lo que serán las Competencias Nacionales de Boxeo.

Las gradas llenas en las instalaciones del gimnasio de la ciudad puerto, adelantaron que los luchadores de Biobío no tendrían fácil la jornada frente a los exponentes pertenecientes a Talcahuano, Talca, Hualpén y Lota entre otros.

Por un lado, entre los púgiles pertenecientes al Club Evolución de Mulchén, se encontró; Marcos Antonio Seguel de 16 años, en la categoría 62 kg, buscando arremeter en su segunda pelea; Julio Vega, sumando experiencia en los 64 kg y; el ex seleccionado nacional en categoría 75 kg, Juan “Rocky de Cristo" Barrera, quien da sus últimas batallas por el Bureo.

En tanto, representando al corazón de la provincia de Biobío, se encontró; Cristóbal San Martín, en 65 kg; Jonathan Pérez, 75 kg y; Matías Saravia, 54 kg.

 

SENTENCIAS INCIERTAS

Lamentablemente para los puños provinciales, no fue una velada triunfal, ya que los luchadores no pudieron cerrar todos sus combates con éxito.

El Club de Boxeo Los Ángeles pese a que logró imponerse con San Martín, no sumó más victorias.

Su entrenador, José Curilaf, aseguró que "por un estrechísimo margen, y un mal fallo, nuestro púgil, Jonathan Pérez, no ganó su pelea, ya que se la dieron al muchacho de San Pedro".

A lo que agregó, "él ganó su combate, yo lo vi ganador, dominando el centro del ring, dio más manos, lo tuvo sobre las cuerdas. Obtuvo la victoria por todos lados, entonces no sé qué vieron los jueves".

De todas formas, con un boxeador que pudo hacer lo suyo en la lona, el club volvió a Los Ángeles conforme de hacer una buena actuación. "A pesar del fallo, nosotros sabemos que ganamos la pelea, por si fuera poco, Pérez tenía lesionada una mano", precisó el entrenador.

La peor parte de la jornada, se la llevó el Bureo, ya que el entrenador del Club Evolución Mulchén, Raúl Marchant, aseveró que "nos fue mal, faltó lealtad de parte de los árbitros y jurados de la asociación de box en Talcahuano. Nos robaron la pelea de Rocky y nos cambiaron peleadores, yo llevaba chicos para una pelea como estaba de acuerdo entre los entrenadores”.

De todas formas, el entrenador destacó que “ganar o perder no es lo importante, lo que realmente nuestro club busca, es sacar adelante a muchos jóvenes que quieran cambiar su estilo de vida y practicar el boxeo amateur”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes