suscríbete al boletín diario

Alto Bío Bío

Deporte femenino: el orgullo de Biobío

Pequeñas gigantes representando en distintas disciplinas junto a grandes mujeres, destacando a nivel nacional e internacional, son aquellas que dejan en lo alto el nombre de la provincia.


 Por La Tribuna

07-03-2019_21-41-111__18.4.jpeg

En ocasiones sorteando conductas normalizas por los hombres, siguen de pie luchando día a día contra muchas injusticias. Algunas de ellas se lo toman con calma y siguen adelante, con más capacidad, esfuerzo sumado a un poder de superación, adquiriendo más experiencia.

Tenistas, tenimesistas, boxeadoras, luchadoras marciales, atletas, futbolistas, ciclistas y pilotos entre muchas, entrenan todos los días para superar a sus similares y traer las preseas a sus distintas localidades.

Son deportistas de alto rendimiento, que lo dejan todo en las competencias, pero sobre todo, madres e hijas que luchan y se adaptan a distintos cambios dentro de sus circuitos competitivos.

Entre las más pequeñas, destacan las tenistas Constanza Cuevas y Consuelo Alarcón entre algunas, asimismo en el golf, Luz Hüne, fue la primera representante femenina de la provincia en una cita continental de la especialidad.

También, las jóvenes se imponen en conjunto, como el caso del poderoso elenco de balonmano angelino (Cubla). Una armada de damas que consiguieron la máxima distinción nacional, arribando al extranjero, subiéndose al podio en nombre de la provincia de Biobío.

Otras, pese a ser madres, siguen buscando triunfar en su carrera deportiva, la cual está lejos de acabar. Es el caso de la piloto del emblemático campeonato de Automovilismo Calasac, Valentina Valenzuela, o la triatleta, Josette Sepúlveda, quienes luchan por destacar en sus disciplinas. Ambas se toman con todo el amor del universo su maternidad y, con calma, pese a distintas dificultades, siguen compitiendo. En tanto, otras deportistas miran con recelo ser madres por diversos factores. De todas formas ser mamá no debe ser sencillo, sean o no profesionales, porque criar a un recién nacido es una dedicación casi absoluta.

De todas formas, todas tienen talento y de sobra. Igualmente un gran futuro, pese a las responsabilidades que acarrean junto a las diferencias de género en algunas especialidades, por lo que siguen imponiéndose, demostrando que no necesitan de nada ni nadie para llegar lejos.

CUANDO LES DICEN QUE NO, VAN MÁS ALLÁ

A falta de oportunidades, algunas no tiran la toalla y siguen enfocando toda su energía en lograr el éxito deportivo. Son distintas motivaciones que les otorgan logros no sólo personales, sino que en conjunto.

Un caso particular es el de la angelina, Calaham Estrella Reyes Flores. De corazón futbolista que le llevó a ser árbitra y en su corto camino (que aseguró no ha sido sencillo), ha sobrellevado el quiebre de iniciativas a favor del deporte, las cuales afortunadamente llegaron a buen puerto.

Y es que su escuela de futbol "Las Súper 11", comandada casi por amor al arte, demostró que brilla con luz propia, ostentando su primera victoria de campeonato, derrotando a equipos profesionales.

Anteriormente, quisieron vestir la azulgrana, pidiendo ayuda a la principal institución futbolística de Los Ángeles: Deportes Iberia S.A.D.P. 

"Antes de la escuela, habíamos intentado formar un conjunto, y ser la selección femenina de Iberia, pero no nos pescaron así que como las niñas se conocían jugamos por las nuestras".

Así como muchas entrenadoras, la árbitro demostró que es trascendental buscar la proyección de sus alumnas, con el objetivo principal de que el fútbol angelino crezca más, porque hay mucho talento.

APASIONADAS POR EL DEPORTE

La piloto angelina de categoría Fiat 600 Estándar, Alejandra Antonio, quien por motivación familiar tomó el volante hasta el día de hoy, aseguró que "este año competiré en el campeonato de Los Ángeles, porfiándole a la tierra, y además en el campeonato de asfalto de Cabrero, que es un piso que me acomoda bastante y en el cual he logrado grandes triunfos".

Entre las competencias, paralelamente, finalizó su carrera en ingeniería en administración, para especializarse en ingeniería comercial en la capital penquista. Un panorama que se ha tornado difícil, entre el trabajo y su vida deportiva. Pero la piloto puntualizó que "intento siempre darme el tiempo, para disfrutar de lo que a mí me gusta, en este caso el automovilismo, por lo que trato de igualar el trabajo con el deporte".

En tanto, frente a las dificultades en un ambiente mayormente masculino, comentó que, "hace seis años partí corriendo y el género masculino nos apoya, eso sí, a veces nos miran en menos, pero nosotras le demostramos lo contrario".

A su vez, la volante, aseveró que es orgullosa representante de una gran cantidad de mujeres e invitó a que "todas las chicas participen del deporte, pese a que muchas lo puedan ver como algo lejano, pero hubo en un momento que igual yo lo vi como un sueño que nunca iba a cumplir".

LUCHA POR LA IGUAL DE CONDICIONES

Con 20 años, la estudiante de Kinesiología representativa de Negrete, Anastasia Sanzana, desea férreamente ser una atleta de elite, dedicándose al 100% a su especialidad que es la marcha.

La deportista ha logrado dejar en lo alto a la provincia batiendo el récord nacional de marcha con un tiempo de 50 minutos y 18 segundos, obteniendo el primer lugar en el Campeonato Nacional de la especialidad, clasificando al Mundial Juvenil que se realizó en Italia durante en mayo del 2016.

Hoy su carrera está marcada en parte, por una lucha desde hace años que busca otorgar a las mujeres la misma posibilidad que los varones de correr 50km, ya que son sólo ellos pueden hacer esa categoría de marcha y a las mujeres se les permite sólo hasta los 20km.

"Considero que las mujeres debieran hacer la misma cantidad de kilómetros que los hombres, porque eso de que bajen la cantidad, nos quita hacer un fondo fuerte, realmente de mucha resistencia. Acortarnos las distancias es terrible".

ROMPEN ESQUEMAS Y SE ABREN PASO

Otra de las deportistas destacadas en la provincia de Biobío, que ha sorteado distintos terrenos, pedaleando y logrando el máximo podio es, Carla Canales, de Team Cicleskano, la cual comentó que "abrirse paso en el terreno deportivo, demuestra que nosotros podemos hacer muchas cosas y no solamente a lo que antiguamente estaba acostumbrada la mujer, que era estar en casa.

A lo que agregó “ahora podemos hacer muchas cosas y si nos dedicamos podemos estar en lo más alto”.

También, desde el poderoso equipo angelino de kickboxing,  Patricia Jara, 48 años, casada, madre de dos hijos y un nieto, demuestra que las damas pueden practicar deporte a cualquier edad, porque sin haber pisado un cuadrilátero, ni practicar deporte, comenzó hace tres años y ya ostenta victorias dentro del cuadrilátero. Para la guerrera, esta ha sido una experiencia que le llena de orgullo, porque cada vez se abren más paso las mujeres. "Cuando yo llegué éramos dos personas las que entrenábamos, después quedé sola y ahora se siguen incorporando".

Referente a la práctica de la disciplina, para ella "fue un gran descubrimiento, porque de verdad, puedo llegar muy estresada y salir lo más relajada que hay, pese a mi edad, he mejorado mucho mi capacidad física".

Una deportista que ostenta un récord mundial en Biobío, es la levantadora de pesas (powerlifting), Yasna Riffo, conocida como la “Dama de Hierro” y comentó sobre las diferencias de género que ha visto, las cuales apuntan a los auspicios, precisando que son mayormente diferencias de "volumen, porque como yo soy de la categoría 60 kilos, no me veo musculosa ni nada. Algunos de repente dicen, y ella por qué levanta tanto peso, comparándome con otros que son enormes”.

En cuanto a su historia deportiva, y realizar un deporte que coloquialmente se adjudica a los varones, la atleta, comentó que creció en el mundo de las pesas, porque su papa hacía muchas pesas cuando era pequeña. Aun así, también han existido críticas malintencionadas. “A veces afecta cuando uno se encuentra con gente que es muy machista y dice oye como está haciendo pesas si es mujer. A mí me sorprende la gente que tiene esa mentalidad, que son generalmente los que no hacen deporte y miran de afuera”.

Cabe destacar que la “Dama de Hierro”, posee un record mundial de levantamiento de pesas, con 160 kilos, pesando 60 corporalmente. “Todo se puede con entrenamiento, y motivo a las mujeres a seguir sus metas y practicar deporte, porque cuando uno es perseverante se puede lograr”, finalizó la heroica dama.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes