suscríbete al boletín diario

Deportes

Con cinco empates, una caída y sólo un triunfo se despidió Iberia del ascenso

El cuadro azulgrana permanecerá en la división tras un bajo desempeño futbolístico a lo largo de la liguilla. A falta de un encuentro, el director técnico adelantó que dejará el cargo a disposición para el próximo año.


 Por La Tribuna

02-12-2018_21-01-561__19.jpg

Había esperanza. El cuadro angelino demostró un excelente juego a lo largo del semestre que lo situó en lo máximo de la tabla y lo postulaba como un férreo candidato para ascender a Primera División B del Futbol Profesional.

A nivel general, esta ha sido una liguilla con más polémica que futbol, una Segunda División con actitudes de liga amateur que dejó a la Azulgrana sin jugar por más de un mes.

Poca seriedad del torneo, desórdenes administrativos y equipos que insistían su clasificación “por secretaría”, retrasaron la parte más importante del campeonato.

Cuando por fin comenzó la lucha por el ascenso, el cuadro angelino debutó con una igualdad frente a General Velázquez, en un encuentro que no logró aguantar la victoria hasta el final y fueron empatados al 87´. Un punto que sumaba, pero no convencía.

Luego comenzaron los trascendidos, Patricio Almendra y su cuerpo técnico dejarían la banca de Iberia de Los Ángeles presentando su renuncia luego de una serie de diferencias con la dirigencia.

Almendra dirigiría su último partido con el elenco azulgrana en calidad de local frente a Independiente de Cauquenes.

Se aclararon los trascendidos. El director técnico azulgrana no dejaría al conjunto y seguiría junto a este la batalla por el ascenso.

Lamentablemente, empataría -nuevamente- frente al cuadro de Cauquenes, demostrando un bajo nivel futbolístico, con un expulsado junto a una rencilla al finalizar el encuentro. Una de las peores semanas para el conjunto azulgrana.

De todas formas, el equipo seguía dependiendo de sí mismo para seguir luchando el ascenso.

 

CUESTA ABAJO

El panorama se tornó oscuro para el cuadro azulgrana al enfrentar a Colchagua CD. Iberia cayó en calidad de forastero y comenzó a mirar de lejos el ascenso.

Sin registrar triunfos en sus encuentros, el rendimiento del equipo fue cuesta abajo cuando registró otro empate frente a Santa Cruz en calidad de local.

El encuentro era trascendental y llamó la atención una serie de experimentos dentro del plantel, ya que Jeriberth Carrasco jugó como volante, Petinelli como delantero y hubo otros cambios en un encuentro que debió asegurar la victoria.

Con las matemáticas en contra, el cuadro angelino debía triunfar en el resto de los encuentros y esperar un milagro para subir de categoría.

Pero un empate en su siguiente encuentro frente a Independiente de Cauquenes adelantaba que seguirían otro año en Segunda División.

UNA ESPERANZA QUE DURO POCO

Con una goleada 5-2 frente a Colchagua, el equipo obtuvo unidades importantes que le dieron una lejana posibilidad de obtener el pase a Primera B. La ilusión duró poco, ya que un empate frente a su rival directo y líder de la tabla -Santa Cruz- despidió a la Azulgrana del ascenso.

Tras el encuentro en la zona centro, el director técnico, Patricio Almendra, asumió la responsabilidad y atribuyó la baja de rendimiento a la postergación constante de la liguilla.

“Es muy difícil para nosotros mantener lo que veníamos haciendo y la posición que tuvimos en la primera parte y después de un mes volver a tomar, eso nos perjudicó bastante”, afirmó.

Asimismo, comentó que finalizada la liguilla pondrá su cargo a disposición. “Perdimos una opción laboral, ya que con esto yo no pretendo seguir, inmediatamente digo que hay que traer un técnico que sea capaz de subir a Iberia. Nosotros fracasamos”, puntualizó.

El equipo finalizará su actuación en la liguilla frente a General Velásquez en calidad de local.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
Asenso a primera BDEPORTES IBERIA

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes