lee nuestra edición impresa

Deportes

Antes de usar la caña recreativa o competitivamente infórmese primero

Con el inicio de la temporada de pesca los fiscalizadores de Sernapesca aumentaron el trabajo en terreno para inspeccionar las actividades de la disciplina.


 Por La Tribuna

29-11-2018_15-34-081__21.1

En el marco del Programa Especial de Aguas Continentales, que busca resguardar la sustentabilidad de la pesca recreativa, Sernapesca reforzó sus acciones inspectoras en ríos, lagunas y lagos, solicitando a los pescadores sus licencias de pesca, así como también revisando los aparejos de pesca que deben ser de uso personal.

La actividad de pesca recreativa está catalogado en la legislación vigente como de entretención y turismo, y por tanto no debe tener fines lucrativos, especialmente si se pretende realizar competencias en el deporte de captura.

La temporada general en el país comenzó el 9 de noviembre y se mantendrá hasta el 5 de mayo de 2019.

En la provincia de Biobío la pesca es una de las actividades más atractivas para desarrollar durante el verano ya que la zona cuenta con distintos lugares dentro de sus comunas donde se puede realizar, pero su práctica debe ser con cautela, o se podría arriesgar una infracción.

En relación con las transgresiones a la ley más comunes dentro de la provincia de Biobío, desde Sernapesca indicaron que se encuentran tipificadas las relativas a la Pesca Recreativa. Dentro de esta la más transgredida es el uso de más de una caña de pescar por persona.

Las infracciones en estos casos no son menores, ya que los individuos serán citados al Juzgado de Policía Local, donde se exponen a multas que oscilan entre las 1 a 100 unidades tributarias mensuales (UTM).

PESCAR VIGILANDO LA CAÑA

En la provincia de Biobío, no hay periodo de pesca con devolución. Lo que hay es prohibición permanente de extracción de especies nativas. Y sólo se permite la extracción de especies salmonideas -como la trucha- con un límite de 3 piezas de máximo de 15 kilos por jornada de pesca.

En cuanto al programa, Cristian Hudson, coordinador del Programa Macrozonal Sur de Aguas Continentales explicó que han implementado una modalidad de trabajo en torno a zonas que identificaron como riesgo en los mapas.

“Sabemos cuáles son los puntos en los que se desarrolla pesca furtiva, donde se concentran las denuncias de la ciudadanía. Y hemos articulado un trabajo de colaboración con Carabineros, Armada, inspectores municipales y ad honorem, para poder abarcar más territorio”, explicó.

Dentro de la zona, se ha realizado un pionero trabajo de fiscalización conjunta en la zona precordillerana. Donde se han controlado a medio centenar de pescadores en los principales puntos de pesca de la zona, y se han incautado decenas de cañas de pescar que individuos dejan puestas en la ribera.

Al respecto, Hudson señaló que, a diferencia de temporadas anteriores, “notamos que los pescadores y la ciudadanía en general está más informada por lo menos del porte obligatorio de la licencia de pesca recreativa”.

POR UNA PESCA SUSTENTABLE

La actividad de pesca recreativa en aguas continentales tiene fines de esparcimiento e impacta en el turismo de las regiones, generando un impacto económico y social en las zonas acuáticas donde se práctica. A las zonas del sur arriban muchos turistas nacionales y extranjeros motivados por la disciplina, por la belleza de los paisajes y las especies disponibles.

Por lo tanto, estas fiscalizaciones en el marco de la campaña de difusión “Hazle Caso a la Norma” del programa de Aguas Continentales, que destaca el contenido de la normativa de pesca recreativa y además llama a mantener los cuidados necesarios para evitar la propagación del Didymo, microalga que afecta paisajísticamente y altera el ecosistema. Los cuidados consisten en lavar cuidadosamente y secar los elementos que hayan podido tener contacto con el alga.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
sernapesca

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes