suscríbete al boletín diario

Deportes

Conoce cómo ejercitar a los más pequeños de la casa

Los niños no están acostumbrados a hacer deporte, pero existen algunas actividades que pueden realizar para mantenerse en buena forma.


 Por La Tribuna

25-01-2017_20-27-4621.1

El cuerpo humano ha sido diseñado para moverse, por ello requiere hacer ejercicio de forma regular. Esto se traduce en que llevar una vida activa sea muy saludable, produciendo numerosos beneficios tanto físicos como psicológicos. Algo que, lógicamente, también vale para los niños, que necesitan de la práctica deportiva no sólo para divertirse, sino también para una mejor formación física y psíquica.

Para la OMS (Organización Mundial de la Salud) estar sano es “el estado de completo bienestar físico, mental y social y no sólo la ausencia de enfermedades”. El niño que se aficiona al deporte desde pequeño tendrá, por tanto, una vida más sana y un mejor desarrollo físico.

En mayo del 2004 la Asamblea Mundial para la Salud propuso la Estrategia Mundial sobre Alimentación, Actividad Física y Salud, con el fin de modificar los hábitos de vida no saludables, y animar a que los gobiernos de los diferentes países realizaran planes nacionales. La Organización expresó su preocupación por el descenso de la actividad física entre los niños y los adolescentes. Es labor de todos que se interesen por el ejercicio.

 

 

¿QUÉ ES LA ACTIVIDAD FÍSICA?

Hablamos de actividad física cuando nos referimos a cualquier movimiento realizado por músculos esqueléticos, que produce un gasto de energía adicional al que nuestro organismo necesita para mantener las funciones vitales (respiración, circulación de la sangre). Por tanto podemos considerar como una actividad física andar, transportar un objeto, jugar al fútbol, bailar, limpiar la casa, etcétera. Cuando la actividad física se planifica, se organiza y se repite con el objetivo de mantener o mejorar la forma física le llamamos ejercicio físico.

La actividad física en la infancia y en la adolescencia es fundamental para el correcto desarrollo del niño, mejorando las funciones cardiovasculares y contribuyendo a una adecuada maduración del sistema músculo-esquelético y de sus habilidades psicomotoras.

Un ejercicio físico continuado, junto con una dieta equilibrada, va a contribuir a regular el peso corporal, evitando así la aparición de la obesidad, tanto en la infancia como en la vida adulta.

También produce beneficios en las habilidades motoras y cognitivas, siendo positivo para sus relaciones personales, como el respeto a sus compañeros, aceptar la derrota, saber ganar, esperar su turno, obteniendo con ello bienestar físico y psicológico, y experiencia y habilidades para su día a día.

Muchos de los hábitos que se aprenden en la infancia tienden a consolidarse en la adolescencia y pueden llegar a convertirse en rutinas en edad adulta, por ello realizar deporte de pequeños les ayudará a seguir practicándolo y mantenerse en forma de mayores.

En la Cumbre Mundial sobre la Educación Física (Berlín, noviembre 1999), los delegados de diferentes países presentaron los resultados de las investigaciones realizadas en todo el mundo sobre las ventajas de la Educación Física y el importante papel que desempeña en el desarrollo de niños sanos y activos.

 

VENTAJAS DE LA EDUCACIÓN FÍSICA Y EL DEPORTE EN NIÑOS

Incrementa la autoestima y disminuye la tendencia a desarrollar comportamientos peligrosos.

Reduce las actitudes negativas frente a la escuela y el abandono de los estudios.

La educación física es una asignatura importante que sirve también como preparación para la vida laboral.

Mejora la salud, previene lesiones y daños derivados de malas posturas.

Mejora el rendimiento escolar.

Proporciona experiencias en actividades estructuradas, con objetivos y resultados claros.

Ayuda a desarrollar el pensamiento abstracto a través de nociones como velocidad, distancia, profundidad, fuerza, fuerza de impulso, juego limpio.

Fomenta la capacidad de concentración y la actitud participativa.

 

JUEGOS DE FUERZA PARA NIÑOS

Los ejercicios clásicos de fuerza tienen un esquema de movimiento muy definido, trabajan en uno o dos planos, son analíticos y estimulan determinados grupos musculares. El movimiento es por tanto construido.

A pesar que los niños pueden llegar a hacer ese tipo de ejercicios con el peso de su propio cuerpo, no es lo más conveniente por las características propias de este período de crecimiento. En la infancia es conveniente que la fuerza se desarrolle con movimientos globales, básicos, que involucren grandes grupos musculares y con ejercicios que se ejecuten a modo de juego.

Los mejores ejercicios para que los niños desarrollen su fuerza es a través de acciones como arrastrar objetos, empujar, o hacer movimientos de tracción.

 

Ejercicio 1

Es un ejercicio de fuerza muscular, que se realiza en pareja, que potencia en educación física los ejercicios de fuerza para niños.

La pareja debe de colocarse de pie, de modo de quedar espalda contra espalda del compañero.

A una señal cada uno debe empujar hacia atrás intentando desplazar a su compañero.

El que se cae pierde.

 

Ejercicio 2

Este es uno de los juegos de fuerza en educación física que más gusta realizar a los niños.

Ambos compañeros deben estar espalda contra espalda, pero sentados en el piso.

El juego consiste en empujar hacia atrás al compañero, pudiendo para ello usar los brazos colocando las manos contra el suelo.

 

Ejercicio 3

Todos los participantes se colocan de pie, uno frente al otro.

Con los brazos estirados cada uno coloca las manos en los hombros del compañero.

A una señal empujan hacia adelante. No es válido empujar  despegando las manos de los hombros.

 

Ejercicio 4

Este juego es especial para que lo incorpores a tus clases de fuerza en educación física.

Se forman dos grupos y cada uno se coloca en los extremos de una cuerda.

El juego consiste en que ambos equipos tiren de ese extremo intentando arrastrar al equipo contrario.

El que suelta la cuerda pierde.

 

Ejercicio 5

Este ejercicio funciona muy bien en las actividades de educación física.

Consiste en formar dos equipos con tus alumnos, que deben de colocarse detrás de una línea trazada en el piso.

Cada equipo designa un integrante que será quien tome la cuerda de un extremo, pero debe de hacerlo estando acostado en el suelo.

Los demás integrantes del equipo, deben de tirar del otro extremo, intentando llegar a la meta antes que el equipo contrario.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
DeportesEjerciciosFuerzaLa TribunaniñosSalud

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes