suscríbete al boletín diario

Deportes

César Alejandro Cuevas: El bicampeón del automovilismo en serie Fiat 600

Por reglamento interno de la competencia, si son campeones dos veces en la misma serie, están obligados a subir de categoría. Él lo hará a la Turismo.


 Por La Tribuna

30-12-2016_18-05-091-021

César Alejandro Cuevas Figueroa, angelino de 27 años, es piloto en el automovilismo angelino, y viene de cerrar un año 2016, en el que revalidó su título del 2015, por lo que es el actual bicampeón de la serie Fiat 600 Standard.

Llegó a ser piloto a través de un amigo, ya el padre de este competía, y lo invitó, le gustó, y quiso iniciar su proyecto personal, del cual se dedica hace tres años y medio.

Hizo sus estudios académicos en el colegio San Nicolás, luego se trasladó al sector Los Troncos, en la escuela del mismo nombre. Su enseñanza media la cursó en el Liceo Agrícola y Forestal El Huertón. Más tarde hizo el servicio militar, y cuando salió ingresó al CFT Santo Tomás donde se recibió como Técnico Agrícola de nivel superior. “Actualmente presto servicios a Colbún, a cargo de unos programas agrícolas. Estoy ejerciendo lo que estudié”, comentó.

En cuanto a lo competitivo, participando en la categoría Fiat 600 Standard del club Calasac, donde tuvieron solo 6 fechas, de las nueve que originalmente se corren, debido al clima. En estas participó en todas, y salió campeón.

“Yo corro porque me encanta sentir la adrenalina y la velocidad. Me gusta esto responsablemente, bajo las medidas de seguridad que exige el club, como jaula antivuelco, extintor, butaca de seguridad, y la suma de estos y más implementos me permite disfrutar de esta actividad. Si no sería un riesgo para su familia y para él, ya que está recién casado y con una hija”, aclaró.

Sus principales logros son, específicamente, los dos títulos conseguidos en las temporadas 2015 y 2016, “y esto es mérito por parte mía como piloto, y también de mi preparador, que es Luciano Castillo, un hombre que lleva años en el automovilismo, diría desde el inicio, con mucha experiencia. Actualmente corre en Turismo, es muy responsable, un siete como preparador. El apoyo fundamental en el proceso de mi competencia”.

Para mantenerse en el alto nivel que tiene hoy en día, no requiere una inversión tan importante, salvo al momento de adquirir el vehículo.

“Los gastos más grandes son al principio, pero después cuando uno lo tiene preparado, mensualmente se gasta en combustible, pago de inscripción y alguna falla si es que tiene. En promedio son 50 mil pesos mensuales”, sostuvo.

 

LOS DESAFÍOS QUE DEBERÁ ENFRENTAR EL 2017

Para Cuevas será un año complejo, debido a que como fue bicampeón en la serie Fiat 600 Standard, deberá subir de categoría, por lo que “por reglamento, el club dice que al ser campeón consecutivo en cualquier categoría, debo subir, a cualquiera. Hay varias, y personalmente ascenderé a Turismo, no sé si empiece en marzo, pero pretendo retomar el automovilismo en esta categoría. Esto implica el mismo auto, reforzando categoría porque aumenta la velocidad, cambio de motor, solo unas partes, y gastos adicionales donde estoy un poco complicado. Estoy obligado a cambiarme, nunca he buscado auspiciadores y tampoco se me han acercado, pero tendré que empezar a moverme”.

Recordemos que esta pasión se inició por el papá de un amigo que lo invitó a ver las carreras donde él participaba, le mostraba videos. Desde pequeño tuvo que aprender a conducir maquinaria agrícola, puesto que vivió en el campo.

“Los entrenamientos creo que practiqué una o dos veces antes del torneo, y ahí directo a la pista. La competencia es la mejor escuela, la categoría standard. El reglamento del club, que obliga a subir al campeón consecutivo, busca que se le den oportunidades de crecer a aquellos que aún siguen ahí”, expresó.

Tendrá que aprender a manejar nuevamente, pero no por algún problema específico, sino porque la velocidad aumenta, la carrocería es distinta, por lo que debe ‘conocer’ nuevamente su auto.

Por ahora solo corre en Rancho Curanadu, pero también lo ha hecho en Yumbel, aunque en aquella oportunidad no le fue tan mal, para haber sido la primera y única.

 

SU VIDA FAMILIAR

Está casado hace dos años, pareja con la cual ya tiene una hija de 3 años y medio. Viven en Los Ángeles junto a Marcela Navarrete, quien cursa lo último de su carrera en la U. de Concepción. Por ahora, con su familia, tienen proyectos personales, pero también le han pedido bajar las revoluciones con su carrera en el automovilismo.

“Hemos tenido algunos encontrones, pero finalmente me apoya en mis proyectos, sabe que es mi hobbie, sin esto andaría mal, estaría a menos del 100%. Me quita tiempo de estar con mi familia, eso cuesta un poco manejarlo, pero se llega a acuerdo, pero eso es lo lindo del matrimonio, somos un buen equipo”, cerró César Cuevas, el bicampeón del automovilismo en la serie Fiat 600 Standard.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes