suscríbete al boletín diario

Deportes

Domingo Riquelme Carvallo: El funcionario de vialidad que construye su futuro deportivo

A sus 54 años, y con toda una vida ligada a las obras importantes, hoy comenta su principal pasión, aquella que ha mantenido bajo el silencio, resguardada por su sencillez, el ciclismo.


 Por La Tribuna

09-12-2016_17-21-021-019

Veinticinco años de casado, tres hijos y desde 1997 es parte del equipo de la Dirección de Vialidad en la provincia de Biobío. Con 19 años de experiencia en construcción y conservación de caminos, despeje de nieve y largas jornadas en la cordillera, Domingo Riquelme Carvallo (54) ha mantenido en el silencio de su sencillez y humildad su gran pasión: el ciclismo.

“Esto viene de cuando era cabro. Primero comencé a trotar, luego algunos gimnasios y después me interesó la bicicleta, porque podía estar más tiempo al aire libre, donde yo quisiera ir podría hacerlo con ella”, comentó.

El comienzo en deporte no fue fácil para este hombre, que en 2002 pasó de ser operador de maquinaria a capataz de cuadrilla.

“Empecé con una bicicleta de fierro, porque las de aluminio eran muy caras. Cuanto tuve más conocimiento adquirí una más profesional y de apoco, junto a unos amigos, comencé a practicar descenso en cerro, y desde ahí decidí dedicarme a esto todos los días”, sostuvo.

Sus días parecen ser normales. Comienza la jornada en la oficina provincial junto a su equipo, conformado por seis operarios que se montan en un camión para recorrer las rutas que necesitan la preocupación y atención constante del MOP.  Es un trabajo duro, donde como jefe de cuadrilla debe llevar las riendas de este grupo de hombres que realizan un trabajo silencioso, pero de gran importancia para la comunidad del Biobío.

Pero al terminar el día cambia los zapatos de seguridad y los guantes por una bicicleta de montaña de aluminio y un casco para comenzar su entrenamiento diario de 50 kilómetros.

 

SU HISTORIA COMO CICLISTA

En esta ascendente carrera ha sido parte del club Santa María, posteriormente se unió a Ciclo Sport de Los Ángeles, hasta que finalmente fue el Club Deportivo de Vialidad de esta comuna el que le brindó apoyo y la gran responsabilidad de defender sus colores.

El esfuerzo que “Don Chumingo”, como le dicen sus amigos, realiza semanalmente al recorrer 300 kilómetros sólo como entrenamiento, le ha traído frutos como también algunos momentos inesperados.

“Desde 2005 hasta ahora he tenido buenos resultados en las competencias de ciclo rural, que se realizan entre los meses de julio y septiembre, donde siempre estoy en los tres primeros lugares en la serie Senior B. También he tenido momentos duros. Una vez entre Trupán y Antuco íbamos a toda velocidad corriendo, pero mi cuerpo no me respondía. Tuve hipotermina y no fui capaz de terminar. Pero nunca ha sido nada grave. Siempre me he preparado bien”, afirma el capataz de Vialidad.

 

RECONOCIMIENTO Y APOYO

Como deportista sabe que es importante el apoyo financiero para desarrollar este tipo de disciplinas, y afirma que en nuestro país aún falta mucho por hacer.

“Es muy difícil competir en Chile. Todos los deportistas se quejan que tiene muy poco apoyo, pero siempre es posible salir adelante”, relata.

Es por esta razón que sus compañeros, amigos y colegas, decidieron apoyarlo a través del deportivo provincial, aportando de manera voluntaria una pequeña cuota para que él pueda adquirir y reparar todos sus implementos.

Blanca Aravena, encargada de Recursos Humanos de este servicio en Biobío, explica que “Domingo siempre ha sido premiado. Nos sentimos identificados con él, es un orgullo, porque siempre nos representa con el logo de Vialidad en Antuco, en Santa Bárbara, en cualquiera de sus competencias y hoy lo estamos apoyando con una cuota extra, que le permite recuperar lo mínimo que va perdiendo en cada competencia, un neumático, una polera. Es un apoyo para que él se sienta que no está solo”.

Mientras que Adán Sepúlveda, funcionario de Vialidad, reconoce que “antes él solo se financiaba los gastos, porque es un esfuerzo económico muy grande, pero ahora recién estamos haciendo algo por él, lo están apoyando y se lo merece”.

Por ahora, Domingo continúa entrenando. Su próxima meta es poder llegar a la maratón de Santiago para complementar su preparación, y así enfrentar de mejor forma los desafíos de 2017 junto a su bicicleta en la montaña.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes