suscríbete al boletín diario

Deportes

Queda una posibilidad: Iberia cae por 2 a 3 ante Deportes Concepción

No fue un partido fácil, con varios errores del árbitro Héctor Jona, pero que a la larga no incidieron directamente en la derrota. Iberia dominó, pero falló sus opciones, y ahí está la razón.


 Por La Tribuna

17-04-2016_19-23-16web

Si bien es cierto, todos esperábamos que Iberia asegurara su paso a la postemporada con el partido ante Deportes Concepción, eso ya no es así, y habrá que esperar hasta el último duelo para ver si es que el equipo de la provincia de Bío-Bío logra conseguir uno de los cuatro cupos a la postemporada.

Era un partido que, previo al duelo, ya se anticipaba como complejo, particularmente por lo que había hecho el cuadro lila en su visita a Puerto Montt.

El primer tiempo jugado en el municipal angelino fue todo para Iberia; de hecho, abrió el marcador con lo que crecía la ilusión de una gran jornada.

Rodrigo Echeverría, en el minuto 22, ponía la primera cifra en el marcador, haciendo estallar al municipal con un golazo de gran factura.

En el intertanto del partido, hinchas de Deportes Concepción demostraron no estar a la altura de su club, realizando actos de vandalismo, aunque como siempre, no están todos dentro del mismo saco.

El primer tiempo llegaba a su fin, y para nadie era descabellado pensar que Iberia se quedaría con los tres puntos y la clasificación, ya que el dominio fue prácticamente absoluto. Fue muy poco lo que demostró el visitante.

Se daba inicio a la segunda mitad, y en cinco minutos Concepción lo empataba, tras un gol de Alexis Delgado. Posterior a ello, y con una gran cantidad de errores del árbitro, el partido se volvió trabado, con cobros que, para el hincha iberiano, eran injustos, pero que en definitiva, y así como lo dijo el propio Cristian Romero, no incidieron en la derrota.

Es más, Fabián Torres, en una reacción muy poco afortunada, particularmente por la instancia que se juega Iberia, salió expulsado por agredir a un jugador lila. Esto se genera tras la provocación contra el defensa iberiano, y este último no se controló. Una roja dolorosa, y que tendría consecuencias, salía uno de los mejores jugadores del club, una ventaja que no se puede entregar en partidos definitorios.

Pasaron unos minutos, y Juan Leiva notaba la segunda diana para la visita, y empezaba a derrumbarse el sueño azulgrana, que veía con desazón cómo caía ante su gente.

Avanzaron los minutos, y volvería el alma al cuerpo, tras un penal que ejecutó de gran manera Óscar Salinas, y decretaba el empate.

No alcanzaban a terminar de festejar, cuando Luis Alegría desata la locura en la barra penquista (350), y fue el 2 a 3 que no se pudo remontar, incluso después de la expulsión del lila Patricio Ramírez.

Se dieron cinco minutos de adición, pero lamentablemente el resultado terminó siendo justo, aunque amargo para las pretensiones que tienen los jugadores, cuerpo técnico, dirigentes e hinchas. 

 

REACCIONES POST PARTIDO

Cristian Relojito Romero no quedó ajeno a lo que sucedió en el estadio municipal, tanto en el resultado, como en el comportamiento de la hinchada visitante.

“Fue un partido difícil, me parece que hasta que estaba igualado dos a dos estaba todo parejo, con la expulsión se desnivela y eso de alguna manera nos complicó. Fue un partido enredado, porque el rival también tenía muchos deseos de ganar, y eso contribuyó en un partido trabado y por momentos violento. En general no tuvimos la claridad en los momentos que tuvimos, ahí fallamos”, comentó.

Además, añadió que “cuando es falta, hay que cobrarla. Cuando se hacen trabado los partidos de esta manera, aunque hay otros que tienen otro manejo. Me parece que no pasa por el arbitraje el resultado, Concepción hizo 3 goles legítimos, y sólo me quedan dudas con el gol anulado, y es lo único que yo repararía. Lo de Fabián, reacciona a la provocación, y todos sabemos que siempre sale expulsado el jugador que reacciona. Es así, y los jugadores, en estas situaciones tienen que tener tranquilidad”.

Para el dirigente, el partido pasó porque el equipo no tuvo la tranquilidad suficiente, pero fue un partido atractivo, por más que el equipo no haya ganado.

En cuanto a la violencia de los hinchas penquistas, dijo que “cuando hay energúmenos, se desborda. Me parece que en general fue un atisbo, logramos controlar la situación y después estuvo todo tranquilo”.

Rodrigo Echeverría, quien abrió el marcador, señaló que “es una derrota dolorosa porque queríamos quedarnos con los tres puntos para estar con un pie dentro de la clasificación, no se logró, pero dejamos todo dentro de la cancha. Hay que mejorar, porque el partido que viene hay que sacarlo adelante”.

Fabián Torres, quien salió expulsado por reaccionar mal en un momento del partido, se mostró arrepentido, y manifestó que “estoy muy arrepentido por dejar a mis compañeros con un hombre menos, y es lamentable lo que pasó. Queríamos cerrar acá la clasificación porque tuvimos errores, y uno de esos fue el mío. Conversamos en el camarín que tenemos que ganar en Copiapó”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes