suscríbete al boletín diario

Noticias

A Emiglio Castro le gustaría distanciar su gestión de las irregularidades de directiva saliente

De ser electo, se compromete a trabajar con todos, y que cada liga pueda tener una personalidad jurídica, para así poder reunir aún más recursos, a lo que hace exclusivamente la Unión Comunal del fútbol campesino.


 Por La Tribuna

31-08-2015_09-35-141-NICO7

Emiglio Castro, es nacido y criado en el deporte campesino, y pertenece al club Renacer Unido, y además es presidente de la liga Estrella de Cuel, que es la más numerosa de las cuatro que pertenecen a la Unión Comunal.

Su gestión se ha basado en las cosas que se hagan en conjunto al ente superior, que no tiene autonomía.
“Las ligas no tienen su personalidad jurídica actualizada, y es una misión de la que nos queremos hacer cargo en la medida en que seamos electos. Todos los beneficios se piden como Unión Comunal, pero las ligas igual se pueden proyectar individualmente”, comentó.

Como dirigente campesino lleva cerca de 20 años, y es la primera vez que se postula al cargo de presidente de esta organización.

“Yo pertenecí al directorio actual, como secretario, y en el mes de julio puse mi renuncia, por varios factores. No estaba de acuerdo con la administración que había, jamás existió un libro de acta, hasta el día de hoy, siendo que yo siempre lo pedí. La administración de ahora siempre fue muy dictador, y todos los que trabajábamos alrededor del presidente, rellenábamos el puesto, solo estábamos para el puro papel. Creo que se le faltó el respeto a todo el directorio, tomando decisiones muy personales. Con muchos dirigentes amenazados, los clubes tenían miedo de hacer cualquier gestión por alguna represalia, y eso me llevó a renunciar”, confesó.  

Además, añadió que “si me mantenía en el cargo era probable que se me sancionara, y quedara imposibilitado de postular a la Unión Comunal. No renuncié antes porque hubo un manejo de él (Marcelo Durán), de que nosotros teníamos que seguir, con harta presión, y creo que todos han estado así. En todos los acuerdos nunca participamos, sino que él llegaba y con las decisiones tomadas. Muchas veces se usó nuestro nombre para tomar decisiones para la Unión Comunal, a beneficio. Yo creo que eran más beneficios propios que para los clubes”.

En este momento están aprobados unos dineros que están retenidos, porque no se han rendido cuentas de la subvención que se entregó los primeros días de marzo, donde cada club tocó $40.000 pesos.

“Ahora tenemos una deuda en LA Sport, y está cobrando la primera parte de la subvención, que son $2.778.000 que no se rindieron, y eso hace que el municipio no nos entregue los recursos. Aquí queda claro que ha habido un mal manejo, que estos dineros no dejan de ser un aporte a todos los clubes. Esta administración no ha sido la más correcta, porque se ha jugado con los intereses de los 58 clubes. No es justo que los presidentes anteriores no hayan sabido administrar la Unión Comunal, y esto viene desde hace años, no es solo de ahora, que solo se acentuó”, sostuvo.

 

COMPROMISO

“Le hemos entregado, junto con el proyecto, los estatutos de la Unión Comunal. Muchas veces se amenazó a los clubes de echarlos, y para llegar a eso se necesita que los dos tercios más uno lo decidan. No es llegar y echar un club, y las reglas las ponía el presidente actual, y en muchos casos en base a su antojo. Lo más triste es que se ha pasado a llevar mucha gente que coopera con el fútbol campesino”, manifestó Castro.

Por ahora aseguran que el actual edil de Los Ángeles subió la subvención de 8 a 10 millones de pesos, algo que quisieron destacar.

“Queremos implementar un sistema de capacitación de árbitros, ya que uno de ellos gana mensualmente $165 mil pesos, y fuimos a unos institutos para ver los jóvenes que requieren recursos, para que ellos ganen esos dineros, se costean sus estudios, y así nos ayudan, ya que los árbitros están al debe. El encargado de los árbitros en la directiva no ha hecho nada. Nadie se ha preocupado de formar nuevos profesionales, y nosotros tenemos la necesidad de fomentarlas”, destacó.

También, dentro de las cosas que destacó, que quieren agregar en los estatutos, que nunca más hayan dirigentes que hagan mal uso de sus cargos, para que no puedan dirigir un club deportivo o la misma Unión Comunal, ya que según declaró Emiglio Castro, siempre que termina una gestión pasan este tipo de cosas, en que se terminan cuestionando los procesos.

“Yo hablo porque postulo, pero no me gustaría estar en tela de juicio como los dirigentes de ahora. Me gustaría hacer una gestión acorde a las necesidades de los clubes y buscar soluciones. No sabemos cómo recibiremos la Unión Comunal, ya que tenemos una deuda, y no sabemos si tendremos dinero o no”, afirmó.

TODOS CONSCIENTES DE SUS DICHOS

Un 75% debería estar de acuerdo con lo que señala Emiglio Castro, según las propias palabras del candidato, y que no han hecho nada por temor a expulsiones, a ser castigados como dirigentes sin un juicio justo, y sin tener las normas claras. 

Cuando realizaron la entrega del proyecto y los estatutos, muchos clubes les dijeron que “esto es lo que deberíamos haber tenido siempre, porque se nombraban artículos que nunca existieron, irregularidades que ahora se dieron cuenta que habían pasado. Haremos una auditoría para la gestión saliente, y queremos que se nos haga a nosotros si es que somos electos, apenas termine nuestro proceso. Haremos rendición de cuentas cada dos meses, algo que ahora no se ha hecho nunca”.

Lo que quieren es trabajar en conjunto con todos los clubes, y recuperar la confianza que se ha perdido hacia el dirigente.
“Nosotros prometemos un proyecto claro, donde trabajaremos todos juntos, hacer comisiones de trabajo, donde no solo los integrantes del directorio participen, para que con las autoridades de turno poder conseguir todo lo que se requiera”, concluyó el dirigente y actual candidato a la presidencia de la Unión Comunal.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes