suscríbete al boletín diario

Deportes

Los beneficios de la educación física en niños con Síndrome de Down

La actividad física y el deporte pueden ejercer beneficios en la capacidad física y motora en la coordinación general y la motricidad fina y gruesa.


 Por La Tribuna

26-08-2015_17-09-301-206

El Síndrome de Down es un trastorno genético causado por la presencia de una copia extra del cromosoma 21, (o una parte del mismo), en vez de los dos habituales, caracterizado por la presencia de un grado variable de retraso mental y unos rasgos físicos peculiares que le dan un aspecto reconocible. Es la causa más frecuente de discapacidad psíquica congénita, y debe su nombre a John Langdon Haydon Down, que fue el primero en describir esta alteración genética en 1866, aunque nunca llegó a descubrir las causas que la producían. En julio de 1958, un joven investigador llamado Jérôme Lejeune, descubrió que el síndrome es una alteración en el mencionado par de cromosomas.

No se conocen con exactitud las causas que provocan el exceso cromosómico, aunque está relacionada estadísticamente con una edad materna superior a los 35 años. En el Síndrome de Down no hay grados de afectación, sino distintos tipos de esta deficiencia. El 95% de los niños con Síndrome de Down, cuando reciben un tratamiento adecuado, presentan un nivel de deficiencia intelectual ligera o moderada.

Las personas con Síndrome de Down tienen una probabilidad algo superior a la de la población general de padecer algunas patologías, especialmente de corazón, sistema digestivo y sistema endocrino, debido al exceso de proteínas sintetizadas por el cromosoma de más. Como rasgos comunes se pueden reseñar su fisiognomía peculiar, disminución del tono muscular generalizado, un grado variable de retraso mental y retardo en el crecimiento.

Entre un 40 y un 50% de los recién nacidos con Síndrome de Down, presentan una cardiopatía congénita, es decir, una patología del corazón presente en el momento del nacimiento, siendo estas la causa principal de mortalidad en niños con Síndrome de Down.

Las personas con Síndrome de Down de cualquier edad tienen un riesgo superior al promedio de padecer trastornos tiroideos. Casi la mitad presentan algún tipo de patología de tiroides durante su vida. Suele tratarse en general de hipotiroidismos. La frecuencia de aparición de anomalías o malformaciones digestivas asociadas al Síndrome de Down, es muy superior a la esperada en población general: en torno al 10% de las personas con Síndrome de Down presentan alguno de estos trastornos, atresia esofágica, la atresia o estenosis duodenal, las mal formaciones ano rectales, el megacolon agangliónico (Enfermedad de Hirschsprung), y la celiaquía.

LAS ACTIVIDADES FISICAS Y LOS EJERCICIOS COMO HERRAMIENTAS PARA UNA VIDA MEJOR

Las actividades se pueden realizar de manera individual o en grupo, con mayor retardo se realiza de manera individual, con menor retardo en grupo. Las distintas actividades o ejercicios son de gran importancia para las personas con Síndrome de Down, en edad temprana, para su desarrollo psicomotor normal. La actividad física y el deporte pueden ejercer beneficios en la capacidad física y motora en la coordinación general y la motricidad fina y gruesa.

Las siguientes consignas desarrolladas están sujetas a las distintas capacidades psicomotrices de los distintos alumnos, que pueden ser leves, moderadas o severas. Dentro de estas actividades debemos tener en cuenta las distintas dificultades que se pueden presentar: Se agotarán con gran rapidez; los movimientos serán lentos; movimientos torpes.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes