suscríbete al boletín diario

Deportes

A pesar del resultado, el grupo de Callaquén sigue estando parejo

A pesar de la diferencia, sigue existiendo la ilusión de hacer un gran campeonato.


 Por La Tribuna

1-067

Por la cuarta fecha del campeonato de la Asociación Centro-Sur, Callaquén de Los Ángeles, viajó a Concepción para enfrentar al quince de la Universidad del Bío-Bío.

Los del Rino venían de derrotar como locales a Mineros de Lota, y enfrentaban a un local que estaba necesitado de puntos, en el último lugar de la tabla del grupo sur.

El cotejo dirigido por Andrés Proboste, comenzó trabado, con errores de manejo por ambos lados, lo que hacía que el partido transitara en la mitad de cancha. En esta dinámica friccionada, sería el local quien sacaba réditos en el marcador, anotando a través del pie de su full back los primeros 3 puntos.

Los angelinos no encontraban respuesta en su juego y se les extraviaba la ovalada. Este instante de laguna en Callaquén fue aprovechado por los universitarios quienes inclinaron la balanza y siguieron sumando de a 3, llegando a estar 12 a 0, a su favor.

La indisciplina de Callaquén fue un problema de toda la tarde, y es así como una infracción, en la mitad del campo de juego, terminaba con amarilla para Mario López, el octavo angelino estaría 10 minutos fuera.

Esto sirvió para levantar a los forwards penquistas, quienes lograron un try, ante esto Callaquén reaccionó, ya con el ingreso de López para cerrar el primer tiempo 19 a 7.

El segundo tiempo no arrancó de la mejor forma para Callaquén, ya que tempranamente los de Bío-Bío aumentaban el marcador, en lo que sería una diferencia irremontable para los del rino.

Después de esto, se fueron try a try, lo que terminó con un 43 a 21 a favor de los universitarios.

Roberto Silva, entrenador de los angelinos, analizó así el encuentro.

“Nos falto contundencia en los momentos que nos acercamos a su ingol, esto se sumó a una inocencia del equipo en el tema de la disciplina. Cometimos demasiados penales, que su pateador aprovechó muy bien, esa diferencia no la supimos remontar nunca y lo perdimos”, sostuvo.

Sebastián Ibarra, capitán de Callaquén, lamentó la derrota.

“Perdimos hoy, y perdimos una opción importante de sumar puntos que nos dejaran arriba en la lucha por la copa de oro, en lo inmediato el día martes volvemos a los entrenamientos para preparar un encuentro por el todo o nada contra Rucamanque, en Temuco”, manifestó.

Lo cierto es que, esta derrota de Callaquén, más el triunfo de mineros sobre Old Johns, 26 a 12, y de Rucamanque sobre la Ufro, 21 a 3, deja al grupo parejo, donde aún no se define nada, y llevará hasta la última fecha la duda de quienes irán por las copas oro, plata y bronce de la asociación centro-sur de Chile.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes