suscríbete al boletín diario

Deportes

Encendida y polémica jornada de automovilismo en Yumbel

Con la presencia de 52 pilotos en pista se corrió, el pasado domingo 19 de abril, en el autódromo municipal de la comuna de Yumbel, la cuarta fecha del torneo regional de automovilismo.


 Por La Tribuna

1-2111

Este evento, que es organizado por el Club de Automovilismo local, llevó a cabo la cuarta fecha del torneo regional.

Para ser un día amenazante por la lluvia que se había dejado sentir en las últimas horas del día sábado, el autódromo se encontraba en óptimas condiciones, ya que el agua caída surtió efecto y apretó más el piso del autódromo y lo hizo más rápido para el desplazamiento de los bólidos en competencia.

Todo bien hasta concluir la primera manga, pero en la segunda y final comenzaron a relucir los roces entre los pilotos, producto del ímpetu por ganar esta fecha, la cual era primordial para acortar distancia a los líderes del ranking de las siete categorías en competencia.

La primera sorpresa vino en la categoría Fiat 600 Estándar, serie que presento 13 pilotos en la grilla de partida, en donde el favorito piloto penquista, Pedro Cantero, no pudo solucionar problemas mecánicos de su máquina, lo cual aprovecharon sus rivales, especialmente Mauricio Bello, piloto de Concepción, que corre bajo los registros del Club de Automovilismo de Yumbel, para vencer en la manga final, lo que sumado al cuarto lugar obtenido en la primera manga, lo hizo apoderarse de su primer triunfo en el año y medio que lleva compitiendo. El líder solo remato en el sexto lugar.

Los triunfos de las siguientes dos categorías, Turismo Fiat 600 y Fiat 600 Potenciado, fueron para los pilotos de Chillán, Jonathan Freire y Carlos Salinas.

Freire, con la obtención de este triunfo, lo deja como líder de su categoría. En esta serie hubo un incidente entre los pilotos penquistas, Castro y Bello. El primero lo choco por atrás en la recta principal y este al salir de curva, presionó el auto de Castro, hasta dejarlo fuera de la pista. Pese a terminar en tercer lugar, Bello fue sancionado y descalificado de recibir premiación. En tanto, Carlos Salinas, de Chillán, logra su primer triunfo en el año en esta serie, destacando en esta fecha, la excelente preparación de su máquina y sin errores de conducción.

Al término señalo que “era el triunfo que estábamos buscando, se que ahora vendrán más y espero retener de aquí el termino del campeonato, el titulo en esta categoría que obtuve el año pasado”.

Otro piloto de Chillán, que logró un nuevo triunfo, fue Luis Ortiz, de la categoría Súper Sport Car, y se observa que hasta el momento no ha tenido rivales que amaguen su camino al título en la presente temporada. Claro está que, para la próxima fecha, anuncian su regreso a esta categoría dos máquinas Honda, que son de los pilotos Roberto Lucero y Gabriel Riquelme, ambos de Concepción.

La polémica de la fecha se encendió en la categoría Gran Turismo 1.600 CC, cuya primera manga fue bastante normal, para una categoría en donde los autos andan bastante parejos. Aquí el líder del campeonato, el piloto de Los Ángeles Jonathan Corvalán, no pudo recuperar lugares en la primera manga y terminó en la quinta posición.

En la manga final, se ubicaron en la grilla de acuerdo a la posición obtenida en la primera manga, Óscar Figueroa salía primero; Dixon Bascur, segundo, ambos de Los Ángeles; Mario Parra, de Concepción, largó tercero, en el cuarto lugar salió Pablo Lucero, también penquista y más atrás se ubicó Jonathan Corvalán.

Largó la manga final, y salieron en gran ritmo de carrera los cinco primeros autos, pero Jonathan Corvalán superó a Lucero y fue tras Mario Parra, le dio alcance, pero justo en la curva, y para adelantarlo, corrió con la mitad de su auto fuera de la pista y con la otra mitad comenzó a presionarlo para que Parra se abriera. Aquí comenzó el problema, ya que la carrera se hizo muy rápida en su desarrollo, la cual hasta el tercer giro comandaba Óscar Figueroa y Dixon Bascur, pasando al tercer lugar Corvalán, y Parra quedó cuarto. En la penúltima curva, las máquinas se frenaron y aquí señaló Parra que su auto fue tocado por atrás, lo cual lo hizo irse contra el auto de Corvalán, desestabilizándolo y provocándole un semi-trompo, lo cual lo hizo perder la ubicación.

Parra no fue sancionado por esta infracción y fue tras el segundo lugar, dando alcance a Dixon Bascur, en el sector de la contrameta del circuito, el auto de Bascur derrapó ampliamente en la curva, Parra lo afirmó por atrás, pero al volver la máquina, vino el impacto de Parra sobre el auto de Bascur, volcándolo de forma inmediata.

Esto llevó a que los aficionados y acompañantes tomaran parte en esta situación deportiva, intentaron agredirse, pero no pasó a mayores, ya que la presencia de Carabineros aplacó todo intento de conato.

Según el presidente del Club de Automovilismo de Yumbel, Leonardo Sagredo, “toda esta situación extradeportiva será vista en la próxima reunión y, si hay que sancionar, lo haremos, ya sea a pilotos y el público acompañante de los pilotos que se involucró en este incidente, ya que invadieron la parte interna del circuito, lo cual está estrictamente prohibido”.

La próxima fecha, y quinta del campeonato regional de automovilismo, torneo que se desarrolla en el autódromo municipal de Yumbel, está fijada para el domingo 17 de mayo.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes