martes 17 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Deportes

De desconocido a una ambiciosa apuesta, es lo que busca el Béisbol local

Diferentes historias que convergen en un deporte en común. Así es como podríamos conceptualizar la historia del equipo de béisbol local, que termina generando un interesante intercambio cultural en Los Ángeles.


 Por NICOLÁS IRRIBARRA IRRIBARRA

201-019

Un mes de vida tiene el equipo Pumas, de béisbol. Lo que no significa que los jugadores también tengan la misma cantidad de días realizando entrenamiento. Cuando ya tienen avanzadas gestiones para poder jugar en Socabío, algo que los apuraba para poder hacer de local ante equipos de la zona, se puede destacar que hay jugadores que tienen trayectoria, como Rodrigo Díaz, quien jugó por Bucaneros, en Concepción. Así como él, hay varios otros. Así es como conocimos la historia de Yunier Hernández, cubano de 31 años, quien llegó a Chile persiguiendo el amor de su actual esposa.

Con varias anécdotas, como la imposibilidad de ingresar a nuestro país el año 2012, y repitiendo los trámites el 2013 logra obtener la visa, y un par de otras historias en Cuba, el ahora jugador del equipo angelino, comparte su vida entre el trabajo, los estudios y el béisbol.

“Conocí a mi esposa en Cuba, fue a estudiar medicina, y yo era oficial de la armada, y decidí dejar todo para venir. Luego de 5 años me di cuenta que era una mujer maravillosa y que valía la pena. Siempre le pedí quedarme allá, pero ella me dijo que tenía un compromiso con su país, así que nos vinimos para acá. Ella es de Santa Bárbara, por eso estoy acá”, comentó Hernández.

Añadió que “siempre estuve vinculado al deporte, me gusta jugar en la posición de los jardines y batear. Pero acá estamos a disposición del equipo. Donde haga falta. Se me ha hecho complicado el último tiempo el entrenamiento por el trabajo, pero el equipo sabe que puede contar conmigo”.

EL CHILENO QUE LLEGÓ POR LA TRIBUNA

Jaime Leiva, es uno de los pocos chilenos que integra Los Pumas, pues en nuestro país no suele practicarse este deporte, aunque en Santiago, y más al norte, hay ligas de béisbol.

“Encontré, en enero, una publicación del equipo de beisbol. Ubiqué a una persona por foto, sabía que tenían un local acá en Los Ángeles, le dije que estaba interesado y me aceptaron. Me probé, y me dijeron bienvenido, y ahora estoy entrenando”.

Su vida sólo se une a la actividad que hoy desempeña por el televisor, nunca antes había practicado un lanzamiento, ni menos había jugado como jardinero.

“Yo nunca había jugado beisbol, como muchos chilenos. A la edad que yo llevo, empezar una práctica de un deporte desconocido, es complejo. Cuando se es joven puede ser más fácil, pero a mi edad cuesta más”.

Como la televisión permite acercar algunas actividades que, no necesariamente se realicen en Chile, Jaime aclara que no jugar béisbol no significa no saber cómo se juega.

“Yo entendía un poco el juego. Cuando me topaba con algún canal que estuviera transmitiendo un partido de beisbol me quedaba viéndolo. Pero como acá no hay donde poder encontrar las herramientas para hacer el deporte, entonces uno no hace nada”.

Finalmente, Leiva cuenta cuáles son las expectativas que tiene con el equipo, y envía un mensaje a las autoridades locales.

Mi anhelo es que nos vaya bien, que nuestros sueños se concreten de apoco, así que sería bueno que las autoridades angelinas nos apoyen. Queremos contar con una cancha propia, y además, poder participar de los campeonatos”, cerró el novato jugador.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes